El alga Chlorella contra el cáncer

Alga chLa Chlorella es una variedad de alga que habita en aguas dulces. Se distingue por su color verde intenso que debe a su alto contenido de clorofila. Contiene alrededor del 60% de proteína vegetal y es rica en aminoácidos, minerales, vitaminas y fitunutrientes. Pero lo mejor es que tiene múltiples propiedades que resultan beneficiosas para nuestra salud. De hecho, en Japón se utiliza tradicionalmente como tratamiento para el asma, el estreñimiento, la hipertensión, la gastritis y para reducir el colesterol y la presión arterial. No obstante, recientes investigaciones científicas aseguran que también puede ser beneficiosa para prevenir el cáncer.

Las razones probadas científicamente por las que el alga Chlorella previene el cáncer

– Potencia el sistema inmunitario. Numerosos estudios estadounidenses han comprobado que la Chlorella estimula la producción de glóbulos rojos y linfocitos T y B, encargados de destruir los virus, bacterias y demás agentes patógenos que pueden hacernos enfermar. Además, estimula la producción de interferón y refuerza la actividad de los macrófagos, lo cual estimula el sistema inmunitario y previene el riesgo de padecer cáncer.

– Estimula el crecimiento. Así lo ha confirmado una investigación realizada por el Centro de Investigaciones Científicas de Tokio. En dicho estudio se encontró que esta variedad de alga es rica en ácidos nucleicos, un compuesto que estimula el factor de crecimiento de la propia planta, de animales y humanos. Además, este factor interviene en el fortalecimiento del sistema inmune, a la vez que ralentiza el proceso de envejecimiento y previene enfermedades como la artritis, la demencia y el cáncer.

– Protege contra los radicales libres. Las sustancias antioxidantes de esta alga como la vitamina C y E protegen a las células del cuerpo del efecto de los radicales libres que son los principales responsables del desarrollo del cáncer. Además, su elevada concentración de betacarotenos ayuda a disipar la energía y el oxígeno que intervienen en el proceso de multiplicación celular y, por tanto, el crecimiento de radicales libres se reduce.

– Desintoxica al organismo. El alto contenido de clorofila de la Chlorella es responsable de su efecto depurativo que ayuda a desintoxicar al organismo de las sustancias nocivas que generan el cáncer. De hecho, se conoce que su consumo habitual ayuda a depurar los residuos de metales pesados como  el cadmio, el mercurio, el uranio, el plomo y el mercurio, a la vez que elimina los restos de pesticidas, radiaciones, herbicidas y sustancias químicas.

Imagen del artículo

El alga Chlorella contra el cáncer
  Consejos, Dietas