Dietas proteicas: Todo lo que debes saber

Dietas proteicasLas dietas proteicas son uno de los regímenes dietéticos que va de moda hoy. Muchos deportistas de alto rendimiento y personas que mantienen una actividad diaria intensa suelen apostar por ellas, aunque también suele ser la dieta de elección de quienes desean perder peso con rapidez. Básicamente se trata de un tipo de dieta que se enfoca en estimular el consumo de alimentos ricos en proteínas, reduciendo así los carbohidratos que son la principal fuente de calorías. Sin embargo, este no es su único beneficio.

Tres ventajas de las dietas proteicas que no conoces

1. Regulan el calor corporal. Unos músculos fuertes y bien formados nos protegen de los cambios bruscos de temperatura y nos ayudan a resguardarnos del frío. Uno de sus principales componentes son, precisamente, las proteínas que estimulan el crecimiento muscular.

2. Estimulan la regeneración de tejidos. Los estudios han demostrado que las proteínas intervienen en diversos procesos químicos que tienen lugar constantemente en nuestro cuerpo y que permiten su óptimo funcionamiento. A su vez, también inciden sobre la producción de hormonas y enzimas que ayudan a reparar los tejidos dañados.

3. Previenen las enfermedades hematológicas. La sangre está compuesta por diferentes tipos de proteínas que garantizan el funcionamiento adecuado de los órganos de nuestro cuerpo. Por tanto, una dieta rica en proteína mejora nuestra salud hematológica previniendo enfermedades como la anemia.

Tres dietas proteicas populares

1. Dieta de la zona. Se trata de una dieta que apuesta por una distribución nutricional específica. Básicamente, en este régimen se debe distribuir los alimentos que consumes a diario teniendo en cuenta su aporte nutricional, de manera que deberás comer un 40% de carbohidratos, un 30% de proteínas y un 30% de grasas. Su objetivo es equilibrar la ingesta nutricional para estimular así la pérdida de peso.

2. Dieta Atkins. Es una dieta un poco compleja que consta de varias etapas enfocadas en el consumo de proteínas y carbohidratos. Durante el primer período se restringe el consumo de carbohidratos y se incrementa la ingestión de proteínas, mientras que en las etapas siguientes se equilibra el consumo nutricional. El propósito es estimular la pérdida de peso inicial, para luego mantenerla.

3. Dieta Dukan. Esta dieta tiene fundamentos muy similares a los de dieta Atkins. Su diferencia radica en que en la dieta Dukan, los alimentos ricos en proteínas se distribuyen en cuatro fases esenciales que van desde un aumento exponencial de proteínas hasta un consumo más moderado. De esta manera, se logra reducir el exceso de peso y mantenerlo a largo plazo.

Imagen del artículo

Dietas proteicas: Todo lo que debes saber
  Consejos, Dietas