Dieta y gimnasio: ¿Cómo conjugarlos?

Dieta y Gimnasio¿Debemos reforzar nuestra dieta cuando acudimos al gimnasio porque quemamos más calorías? ¿Qué cantidad de calorías son las apropiadas para las personas que practican ejercicio físico? Estas son algunas de las preguntas más usuales que suelen aparecernos después que iniciamos a frecuentar el gimnasio.

Los especialistas en nutrición afirman que la relación entre dieta y gimnasio debe ser personalizada; teniendo en cuenta factores como la edad, el tamaño, el peso corporal y las necesidades energéticas cotidianas. Ante la duda, lo mejor es dirigirse a un entrenador y a los especialistas en nutrición pues son ellos quienes pueden establecer la rutina de ejercicios y la dieta alimenticia más adecuada para cada caso

No obstante, debemos tener en cuenta que al comenzar a hacer ejercicio físico al menos una hora al día, cambian nuestras necesidades nutricionales por lo que lo más aconsejable es aumentar el aporte de proteínas, de carbohidratos y si es necesario, incluir los suplementos vitamínicos.

Al emplear una mayor cantidad de energía de la que estamos acostumbrados, le exigimos un mayor esfuerzo a nuestro organismo, disminuyen los niveles de glucosa en sangre y podemos sentir un hambre mayor de la habitual. Aún así, lo que más necesitamos urgentemente es un aporte de líquidos por lo que al terminar de realizar los ejercicios debemos hidratarnos (ya sea con agua o con las bebidas isotónicas).

El hecho de hacer ejercicio físico no indica que debemos descuidar nuestra alimentación ni que podemos permitirnos excesos. Lo mejor es aumentar el consumo de las carnes, los pescados, los huevos y los productos lácteos. No obstante, debe tenerse presente que, aún haciendo actividad física, si nuestro consumo calórico es mayor que el gasto energético, podremos engordar.

En sentido general puede afirmarse que las féminas necesitan un aporte de 1.500 calorías y 2.000 los hombres. También asumiendo datos muy generales, podemos decir que jugando al tenis durante una hora se gastan de 300 a 450 kcal; nadando se gastan 500 kcal y corriendo entre unas 600 u 800 kcal.

  Consejos, Dietas, Ejercicio físico