Dieta hipercalórica: no sólo comer mucho

A pesar de que la mayoría de las personas acuden a las dietas con el objetivo de bajar de peso, existe otro grupo que intenta sumar unos kilos a su cuerpo a partir de sus hábitos alimenticios. Generalmente se trata de personas ectomorfas con un metabolismo muy elevado. De todas formas, esto también puede deberse a otras causas como una alimentación insuficiente, demasiada actividad y gasto calórico, o un nivel elevado de estrés.
Pero esto no significa que una dieta hipercalórica sea únicamente consumir calorías en exceso. Al contrario, una dieta hipercalórica correcta es aquella que intenta que la persona suba de peso pero en forma sana y aumentando su masa magra.
Si una persona con bajo peso únicamente se dedica a comer los alimentos más calóricos que existen, es probable que aumente su grasa corporal, pero se trata de un aumento de peso que será difícil mantener en el tiempo. La clave está en consumir un nivel de calorías altos sin lograr gran saciedad, dado que esto permitirá incorporar a lo largo del día todos los nutrientes necesarios para aumentar el peso.
Los hidratos de carbono son fundamentales, dado que se trata de alimentos que aportan mucha energía sin aportar tanta saciedad. En este caso, es conveniente escoger las opciones refinadas antes que las integrales, dado que la fibra genera una saciedad que dificultará el mayor consumo.
Al mismo tiempo, las grasas no deben incluirse en exceso, dado que generan una mayor saciedad, al igual que las proteínas. Deben estar en la dieta, pero en sus cantidades adecuadas.
Además es importante buscar alternativas para aumentar las calorías de un plato sin que nos produzca mayor saciedad. Aquí debes usar tu creatividad y buen gusto para «infiltrar» calorías sin que se noten.

Imagen del artículo

Dieta hipercalórica: no sólo comer mucho
  Consejos, Peso ideal