Consejos para principiantes en el gimnasio: parte II

Los consejos para principiantes en el gimnasio no se han agotado en el post anterior. Como dijimos, son numerosos los factores que influyen a la hora de entrenarse en una sala de musculación.
En el artículo anterior hablamos acerca de la necesidad de comenzar moderando la carga de entrenamiento, además del hecho indiscutible de que los hidratos de carbono deben ser la base de nuestra alimentación, a pesar de que muchas personas consideran que las proteínas son el mejor nutriente para quienes hacen trabajo muscular. Veamos algunos otros puntos a tener en cuenta:

Bebe suficiente agua. Si miras a los principiantes en el gimnasio, lo más habitual es ver que no llevan botella de agua, y no se acercan al bebedero hasta por lo menos media hora luego de haber comenzado a ejercitarse. Esto es un grave error, ya que el cuerpo está muy deshidratado para ese momento. Lo adecuado es llevar siempre con uno la botella de agua y beber regularmente para que el cuerpo no pierda demasiado líquido.

Lleva una colación para después de entrenar. Los 45 minutos posteriores al entrenamiento físico son vitales para la alimentación de tu cuerpo, ya que este requiere de nutrientes y se encuentra muy receptivo. Esta colación debería incluir tanto hidratos de carbono como proteínas, para reponer el combustible gastado y reparar los músculos respectivamente.

Trabaja todo el cuerpo. Mujeres ejercitando glúteos y hombres bíceps y pectorales. Esta es la escena clásica que vemos en todos los gimnasios. Es bueno que tomes conciencia desde el principio de que un cuerpo armónico debe ser trabajado en forma equilibrada. Dedica ejercicios semanales a todos los grandes grupos musculares, y comienza siempre con los músculos de mayor tamaño para luego terminar en los mas pequeños.

Imagen del artículo

Consejos para principiantes en el gimnasio: parte II
  Consejos, Ejercicio físico