¿Cómo mantener tus ojos sanos en la era de la tecnología?

Cista cansadaLa tecnología ha llegado para quedarse, cada vez usamos más el ordenador o el teléfono móvil por la sencilla razón que nos facilitan la vida. Sin embargo, de la misma forma en que estos dispositivos nos ayudan a conectarnos inmediatamente con el resto del mundo, nos facilitan las transacciones y nos permiten agilizar nuestro trabajo, también pueden afectar nuestra salud. Los estudios han demostrado que estar sujetos a diario a la tecnología puede afectar nuestros ojos a largo plazo y hacernos más vulnerables a diversas alteraciones de la vista.

Afortunadamente, existen algunos trucos que nos permiten seguir usando la tecnología como hasta ahora sin poner en riesgo la salud de nuestros ojos.

5 trucos para fortalecer tus ojos

1. Parpadea con frecuencia. Cuando parpadeas estás refrescando e hidratando el globo ocular, de esta manera evitas que se resequen los ojos y previenes que puedan hacerse pequeñas heridas. Así que cuando uses el ordenador o el móvil recuerda parpadear con más frecuencia para mantener tus ojos siempre húmedos.

2. Cambia la mirada. Cambiar el centro de atención de tu mirada puede ayudarte a relajar la vista. Puedes mirar primero a la izquierda y luego a la derecha despacio y sin mirar ningún punto en concreto, repítelo al menos unas 5 veces. También puedes hacer círculos con la mirada durante unos 30 segundos, pero hazlo despacio porque puedes marearte.

3. Abre y cierra los ojos. Cuando cierras los ojos durante algunos segundos, los párpados y el globo ocular se relajan y la vista descansa. Se trata de un ejercicio muy sencillo pero increíblemente eficaz y saludable, ya que sentirás un alivio inmediato. Lo ideal es que mantengas cerrado los ojos durante al menos 5 segundos y luego los abras, puedes repetirlo de 7 a 10 veces, en varios momentos del día.

4. Lávate los ojos con agua fría. El agua fría tiene un poderoso efecto activador que también puede ser beneficioso para tus ojos. Cuando te lavas los ojos con agua fría reduces el calor que emiten las radiaciones de la pantalla y estimulas el flujo sanguíneo que irriga al globo ocular. El efecto es casi inmediato, así que puedes aplicarlo varias veces al día, sobre todo cuando sientas tu vista agotada.

5. Practica palming. Este es otro ejercicio sencillo y muy fácil de hacer que puede ayudarte a relajar la vista y a descansar los párpados. Primero debes subir y bajar la mirada despacio, al menos 5 veces. Luego, pon las palmas de las manos sobre tus ojos durante unos 30 segundos y deja que esa oscuridad invada tus ojos. Notarás la relajación en tus ojos casi instantáneamente.

Imagen del artículo

¿Cómo mantener tus ojos sanos en la era de la tecnología?
  Consejos, Enfermedades