¿Cómo cuidar la piel después de las vacaciones de verano?

  Consejos, Salud y belleza

pielAl terminar las vacaciones de verano es usual que la piel se haya dañado. El exceso de sol, el calor, los baños en piscinas, el uso de ropa demasiado descubierta son solo algunos de los factores que más afectan a nuestra piel durante el verano. De hecho, no es extraño que la piel se deshidrate, pierda su luminosidad y se torne áspera. Sin embargo, no debes preocuparte demasiado pues se trata de un problema que puede solucionarse con facilidad. La Academia Española de Dermatología nos ofrece una serie de consejos que pueden ayudarte a recuperar la belleza de tu piel.

Cinco consejos para devolverle la tersura a tu piel

1. Hidrata tu piel. Para que tu piel recupere su aspecto natural tras las vacaciones de verano comienza a hidratarla con frecuencia. Ármate con cremas hidratantes que contengan vitaminas para la piel como la vitamina A y E. También puedes utilizar aceites esenciales que le aportarán beneficios extra a tu piel y, a la vez te ayudarán a relajarte.

2. Exfolia tus poros. Al menos una vez a la semana, antes de hidratar tu piel, haz una sesión de exfoliación completa del cuerpo. Ten en cuenta que durante el verano se acumulan muchas toxinas en los poros y para eliminarlas nada mejor que limpiar la piel en profundidad. Además, así también eliminas las células muertas y quedarás con una agradable sensación de limpieza.

3. Apuesta por las mascarillas. Las mascarillas para tu rostro son ideales para regresarle su tersura y suavidad. Además, es una excelente manera para hidratar la piel y devolverle la tonicidad y flexibilidad que ha perdido. Puedes hacer las mascarillas a base de cremas o con productos naturales, en casa o en un instituto de belleza.

4. Practica gimnasia facial. Tonificar los músculos faciales le da firmeza al rostro, oxigena las células de la epidermis y estimula la elasticidad de la piel. Además, te relaja muchísimo. Solo necesitarás aprender alguna técnica de masaje facial y podrás aplicarla tu misma en casa. Hazlo antes de ir a la cama, al menos durante 10 o 15 minutos.

5. Alimenta tu piel. Los excesos veraniegos en la comida y la falta de un horario habitual para cenar también tienen sus efectos negativos para la piel. Por eso, nada mejor para devolverle la tersura a tu piel que comenzar a alimentarla de forma sana, equilibrada y balanceada. Apuesta por alimentos naturales como las frutas, las verduras, los lácteos y ricos en vitamina A, C y E.

Deja un comentario