Combatir el estrés con las nueces

NuecesCombatir el estrés no siempre es sencillo si bien los nuevos descubrimientos médicos cada vez nos brindan más herramientas para liberarnos de la tensión y la ansiedad producidas por nuestro estilo de vida cotidiano. Una nueva investigación realizada por un equipo de científicos de la Penn State University y publicada en la Journal of the American College of Nutrition afirma que una dieta rica en nueces ayuda a nuestro cuerpo a lidiar con el estrés.

Vale puntualizar que las personas que muestran una respuesta biológica exagerada ante el estrés poseen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular, generalmente porque se produce un aumento peligroso de la presión arterial; por esta razón, mantener el equilibrio psicológico es esencial. Ahora los científicos han demostrado que ligeros cambios en nuestra dieta pueden provocar efectos beneficiosos sobre nuestra salud mental y física.

Este estudio analizó un total de 22 adultos que tenían niveles elevados del colesterol LDL (más conocido como el “colesterol malo”); sometiéndolos a tres periodos de dietas con la duración de seis semanas cada una. En cada programa dietético las personas consumían una cantidad diversa de alimentos elaborados con nueces.

Al finalizar los participantes fueron sometidos a situaciones estresantes; asombrosamente aquellos que habían consumido una mayor cantidad de nueces mostraban menos signos fisiológicos de tensión o de ansiedad. En otras palabras, su presión arterial se mantenía en niveles normales aunque se sintiesen ansiosos o estresados.

Los investigadores explican que las nueces son un alimento excelente; fuente de fibra, antioxidantes y ácidos grasos insaturados. Además, cada nuez contiene ácido alfa linoleico (miembro del grupo de los ácidos grasos esenciales más conocidos como omega-3), que sería el principal responsable de los efectos positivos sobre la presión arterial. Como beneficios añadidos, las nueces también tendrían un efecto antiinflamatorio y reducirían el riesgo de sufrir una enfermedad vascular.   

Por supuesto, si no se desea engordar, se recomienda no consumir más de tres o cuatro nueces al día. Y si al consejo de integrar las nueces en nuestra alimentación cotidiana le añadimos algunas técnicas para combatir el estrés y asumimos un estilo de vida no sedentario; entonces con toda seguridad podremos aumentar nuestra calidad de vida.

  Consejos, Dietas, Salud y belleza