Claves para mejorar tu circulación sanguínea

La circulación sanguínea de tu cuerpo no es  un tema menor que puedas dejar sin cuidado. Una mala circulación puede ser la responsable de enfermedades cardiovasculares, anemias, diabetes, varices, celulitis, hinchazón en las piernas o hemorroides. La buena noticia es que puedes hacer mucho para optimizar el rendimiento de tu sistema circulatorio.

Un factor clave en este aspecto es la alimentación. Es importante que consumas suficiente vitamina C y que ingieras fibra a partir de frutas, verduras y cereales integrales. También es muy recomendable que incluyas en la dieta aceite de oliva y nueves, ya que esta última contiene aceites esenciales y ácido nítrico que actúan como vasodilatadores.

Y otro alimento que será de gran ayuda es el ajo, ya que contribuye a que no se formen placas en las arterias. Además, recuerda de hidratarte constantemente y no beber menos de dos litros de agua diarios.

En cuanto a las prohibiciones, debes evitar las grasas, especialmente las denominadas “grasas hidrogenadas”,  las cuales dificultan notablemente el trabajo del hígado en la digestión y el transporte de los nutrientes a través de la sangre.

Pero tu circulación no sólo depende de tu dieta, sino que tu actividad diaria y el ejercicio físico que realices tendrá gran incidencia. Tanto el trabajo aeróbico de cualquier tipo como el que realices en un gimnasio pueden ser de gran aporte. Y al mismo tiempo debes intentar llevar una vida sin sedentarismo: salir a dar un paseo caminando, pasear tu perro, subir escaleras o hacer mandados a pie también ayudan a mejorar la circulación.

Al fin de cuentas, una alimentación correcta y l ejercicio físico adecuado no es solamente una estrategia para adelgazar, sino que es la clave para mantener la salud de nuestro cuerpo.

Imagen del artículo

Claves para mejorar tu circulación sanguínea
  Consejos, Salud y belleza