Carne roja o blanca ¿Cuál es mejor para la salud?

Carne Roja y BlancaLa problemática de si es mejor consumir carne roja o blanca proviene de numerosas investigaciones médicas que han correlacionado la carne roja con algunas patologías como los accidentes cardiovasculares, el cáncer y la gota. Así, muchos especialistas en nutrición abogan por preferenciar el consumo de la carne blanca sobre la roja.

Lo cierto es que tanto las carnes rojas como las blancas aportan proteínas a nuestro organismo y una cantidad considerable de vitaminas y oligoelementos. Así, siempre que se consuma de manera moderada, la carne roja o blanca contribuyen al crecimiento y desarrollo de los tejidos pero también prevén la desnutrición y enfermedades como la anemia.

Al hacer referencia a las carnes rojas se incluyen: la carne de vacuno, de caballo, de liebre, perdiz, el faisán y las vísceras. Cuando hablamos de las carnes blancas se incluyen las de pollo, conejo o pavo. Debe especificarse que el cordero y el cerdo son una excepción ya que pueden clasificarse lo mismo como carne roja o blanca en relación con la edad del animal y la alimentación del mismo. Si bien puede decirse que el solomillo es una carne roja mientras que el lomo se considera una carne blanca.

Pero… ¿cuáles son las diferencias principales entre las carnes rojas y blancas?

– Las carnes rojas poseen una mayor concentración de hierro (destacando la carne de caballo y las vísceras) pero además, el mismo es absorbido con mayor facilidad por nuestro organismo que aquel que contienen las carnes blancas.

– Las carnes rojas contienen más purinas, una sustancia que se transforma en ácido úrico en nuestro organismo y que es la principal responsable de la hiperuricemia y la gota. Razón por la cual no deben consumirse en exceso.

– Las carnes rojas poseen más grasas que las carnes blancas, de las cuales la mayoría son saturadas y no sólo aportan más calorías sino que también aumentan los niveles de colesterol “malo”.

De esta forma, mientras que las carnes blancas se pueden consumir con mayor libertad, es recomendable ingerir las carnes rojas solo unas tres veces al mes.

  Consejos, Dietas, Salud y belleza