Calambres menstruales: Los efectos de la vitamina D

Calambres menstruales: Los efectos de la vitamina DLos calambres menstruales son una manifestación muy frecuente entre las mujeres en la edad reproductiva. Como normalmente son bastante intensos y dolorosos, resulta común acudir a los analgésicos o los anticonceptivos orales de venta libre para aliviar el dolor (a pesar de que estas píldoras no están consideradas como el tratamiento ideal para este síntoma).

Al respecto, un estudio reciente afirma que los calambres menstruales podrían preverse con un tratamiento de vitamina D. Así, el equipo de investigadores que lideraba este estudio analizó la intensidad y frecuencia de los calambres menstruales que padecían 40 mujeres (de las cuales,  unas fueron sometidas a dosis orales de vitamina D y otras a un efecto placebo).

Como resultado principal, se evidenció que las mujeres que poseían niveles relativamente más bajos de vitamina D eran proclives a padecer más dolores que el resto de las féminas. De forma similar, aquellas participantes que consumieron las dosis de vitamina D percibieron menos dolor que al inicio del estudio, a la vez, dejaron el hábito de tomar los analgésicos. Por otra parte, en las mujeres sometidas al efecto placebo no se apreciaron cambios en la frecuencia o intensidad de los calambres menstruales.

Los especialistas explican que los efectos analgésicos y calmantes de la vitamina D se podrían deber a que esta sustancia actúa sobre la producción de las citoquinas y las prostaglandinas, ambas relacionadas con la aparición de los molestos calambres.

Sin embargo, con este estudio no se logró determinar cuál era la dosis ideal ni la duración exacta del tratamiento de vitamina D. Este es un detalle importante pues se conoce que una sobredosis de este fármaco puede provocar numerosos efectos adversos, entre los que se encuentran el aumento del riesgo de caídas y las fracturas consecuentes así como trastornos del corazón, de los vasos sanguíneos y de los riñones.

Por esa razón, los especialistas consideran oportuno consultar a un especialista que determine las necesidades particulares de cada mujer antes de comenzar el tratamiento con vitamina D para los calambres menstruales.

  Consejos, Estudios, Medicamentos