Beneficios de la vitamina E para la piel

Beneficios de la vitamina E para la pielLa vitamina E es un componente natural que suele encontrarse en múltiples alimentos como el aceite de soja, el de girasol, el aceite de germen de trigo y el de oliva virgen extra. También suele encontrarse en el germen de cereales y en los frutos secos como las almendras y las avellanas.

Los beneficios de la vitamina E se suelen relacionar con sus efectos sobre la piel y con su acción antioxidante en el organismo. No obstante, lo cierto es que las ventajas de tomar esta vitamina son muchas más:

– La protección de las membranas celulares del sistema nervioso, del sistema cardiovascular, los glóbulos rojos y las células musculares.

– Su acción antioxidante capaz de neutralizar los radicales libres y evitar la oxidación de células, lípidos, proteínas y del material genético.

– Reduce la necesidad de vitamina A, a la vez que favorece la acción de los beta-carotenos y de la vitamina C puesto que impide la formación de radicales libres.

– Potencia el sistema inmunológico del organismo humano haciéndonos más resistentes ante las enfermedades.

– Previene las arrugas, el envejecimiento de la piel y el cáncer cutáneo.

– Disminuye la respuesta aguda de la piel ante la sobre-exposición al sol y previene el eritema (inflamación superficial de la piel), el edema, las quemaduras solares y otros efectos dañinos de los rayos solares.

Al respecto, se conoce que todos estos beneficios pueden lograrse lo mismo por vía tópica que por su ingestión oral. Sin embargo, a pesar de todos estos aspectos positivos, debes saber que la vitamina E debe estar indicada por un especialista que valore cada caso en particular.

¿Por qué? Simplemente porque ingerir la vitamina E en exceso puede provocar síntomas indeseados como las diarreas, la fatiga, el dolor abdominal, la hipertensión arterial e incluso la disminución de la resistencia a infecciones bacterianas.

  Consejos