Aprende a entrenar de acuerdo a tu ciclo hormonal

A la hora de planificar un entrenamiento personalizado, son numerosos los factores que deben tenerse en cuenta. El peso, la talla, el estilo de vida, los hábitos alimenticios, etc. No obstante, hay un factor que resulta fundamental para el entrenamiento en mujeres y que casi no se contempla a cuando se arma una rutina de ejercicios: el ciclo hormonal femenino.

Esto se debe a que la segregación de hormonas favorece o perjudica el entrenamiento deportivo. En el caso de las hormonas femeninas, aquellas que intervienen en la actividad física son dos.

–          Los estrógenos: son hormonas anabólicas, es decir que favorecen la formación de musculatura.

–          La progesterona: es una hormona catabólica, es decir que rompe tejido muscular y hace más difícil entrenar. Además, es la que causa la retención de líquidos.

Teniendo en cuenta estas dos hormonas, podemos dividir al período menstrual en cuatro semanas, en las cuales se irán variando factores para hacer más duro o más liviano el entrenamiento.

La primera semana, es decir la del inicio del ciclo menstrual femenino, tiene la progesterona alta, pero en decadencia, y a los estrógenos bajos, pero con un impulso ascendente. Entre las 4 semanas del mes, es la tercera mejor para entrenar.

En la segunda semana del ciclo, los estrógenos alcanzan su pico y la progesterona se encuentra baja. Por ende, esta será la semana de mayor intensidad y/o volumen de entrenamiento, al encontrarse el cuerpo en una condición óptima.

La tercera semana sigue siendo favorable, aunque los estrógenos comienzan a bajar y la progesterona a subir. Se trata de la segunda mejor semana del mes.

La última semana del ciclo es sin dudas la más difícil, ya que se encuentra en vísperas del inicio de un nuevo período menstrual. Por ello, la progesterona se encuentra en grandes cantidades mientras que los estrógenos se hallan por el suelo. En esta semana se deben bajar considerablemente las cargas de entrenamiento, ya sea en su dureza o en su cantidad.

Por supuesto, el organismo humano es más complejo que este simple esquema y las fluctuaciones hormonales son individuales. No obstante, esta apreciación ayudará a optimizar los resultados de un entrenamiento en busca de la salud y el acondicionamiento físico.

Imagen del artículo

Aprende a entrenar de acuerdo a tu ciclo hormonal
  Consejos, Ejercicio físico