Aguas saborizadas: ¿Saludables?

aguas saborizadasLa hidratación es esencial para el adecuado funcionamiento del cuerpo humano. Mantenernos hidratados no sólo facilita el funcionamiento de los diferentes órganos internos sino que mantiene la piel joven. Así, hoy por hoy muchas personas han concientizado que beber agua es una necesidad y que no debemos esperar a tener sed.

De esta forma, el agua se vende asumiendo diferentes variedades, como es el caso del agua de sabores. Las aguas saborizadas surgieron como un intento de facilitar su consumo ya que al añadirle los más diversos sabores, ésta sería más agradable al paladar. No obstante, lo cierto es que detrás de este invento, aparentemente funcional, se esconden una serie de aditivos artificiales como los aromatizantes o los edulcorantes que hacen que el agua no sea ese líquido tan saludable que imaginamos.

Echando un vistazo al concepto de alimento funcional podrá apreciarse que se considera que un alimento es funcional cuando su consumo ayuda a mantener o mejorar el estado de salud. Así, muchos productores de agua han aprovechado esta idea para presentar sus nuevos productos. Aparecen entonces las aguas aromatizadas que contienen una cantidad mínima de aditivos que le brindan su sabor y olor. Dentro de esta agua se encuentran las que presentan extractos de plantas como el té verde o el ginseng.

Así, es importante recalcar al consumidor de este tipo de aguas que la proporción de té verde o de cualquier otro tipo de aditivo es tan pequeña, que sus efectos no son visibles para la salud humana. Aunque, obviamente, el efecto de hidratación intrínseco al agua si se mantiene.

A la misma vez, algunos especialistas en nutrición no recomiendan este tipo de agua ya que debido a su sabor dulce (precisamente aquel que sirve de estímulo a las personas reticentes a beber agua) podemos aumentar nuestro umbral de tolerancia al azúcar. Ésta sería la razón por la cual las personas que beben este tipo de agua generalmente prefieren zumos y refrescos y se mostrarían totalmente inapetentes ante el agua.

  Consejos, Peso ideal, Salud y belleza