Accidentes en el hogar

Los traumatismos son la causa de muerte más frecuente en los niños, lo que quiere decir que provocan más decesos que el cáncer, los defectos congénitos, la neumonía, la meningitis y las enfermedades cardíacas juntas. Incluso entre los bebés menores de un año de edad, cada año se producen casi 1.000 muertes debido a caídas, quemaduras, ahogos y sofocación. Además, por cada niño que fallece a causa de alguna lesión, 1.000 sobreviven, pero quedan discapacitados.
La curiosidad de los niños no tiene límites y es causante de numerosos accidentes.
Según un estudio realizado por el departamento de pediatría del Hospital Sant Joan de Deu, de Barcelona, España, en el año 2004 la mayoría de los accidentes ocurrieron entre los 5 y 9 años. El 55% de los menores de 10 años no presentaba ningún tipo de vigilancia o supervisión adulta en el momento del accidente. El 40% de los niños que sí estaban vigilados no realizaban actividades seguras y adecuadas para su edad.
De este universo, el 51% de los accidentes ocurrieron dentro del hogar, seguidos por un 18,5% en el transporte y un 12,1% en actividades deportivas. Según el sexo, los niños ocuparon el 71% y las niñas el 29%. Respecto a la edad, los accidentes fuera del hogar se dan, sobre todo, entre los 5 y 9 años.
Llamó la atención que la mayoría de los pequeños atendidos por accidentes se lesionan en el hogar y coincidió con la época de vacaciones, época en que los niños pasan la mayor parte del tiempo en casa y ociosos, sin vigilancia e inventando que hacer.
También se evidenció un aumento de los accidentes de transito porque también es verdad que en esta época los niños viajan a diferentes destinos por carretera. Muchos de estos accidentes y las lesiones ocurridas, pudieron evitarse usando apropiadamente el cinturón de seguridad y los dispositivos para transportar bebés en los automóviles.
No debemos olvidar que todos los niños deben ir con un sistema de retención adecuado a su edad y peso y se hace resaltar que en los Estados Unidos de Norte América, los niños que no lleven dichos sistemas, se le considera a los padres o representantes violadores de dicha ley por ende cometen un delito.
Los adultos nunca debemos descuidar a nuestros hijos y no someterlos a riesgos innecesarios por el simple hecho de encontrarse de vacaciones. Por ejemplo: Dejar que patinen sin casco y coderas.
Sabemos que durante la temporada vacacional se incrementa hasta en 20 por ciento el número de accidentes.
Hay que hacer notar que aproximadamente, nueve de cada 10 accidentes que ocurren durante este periodo de vacaciones se pueden prevenir, sobre todo porque están relacionados con el descuido y la imprudencia; es el caso de los de tránsito, los ahogamientos y caídas. La población más vulnerable es la de uno a cuatro años.
Los accidentes de tránsito ocupan el primer lugar de mortalidad, y los ocurridos en el hogar tienen el sitio número uno en cuanto a las lesiones. Prevenirlos sólo requiere de medidas sencillas que no implican gastos ni esfuerzo.
Hay necesariamente que aplicar medidas generales:
1-Asegurarse de que disponer de tapitas plásticas para los enchufes.
2-Guarde fuera del alcance de los niños tijeras, agujas y cajas de costura.
3-Esconda la caja de herramientas y no olvide guardar las pilas.
4-Coloque topes en las puertas de las salas principales para evitar que se cierren.
5-No muestre dónde guarda medicamentos o productos tóxicos y recipientes de productos peligrosos, aunque estén vacíos. Deben depositarse en lugares inaccesibles para los niños.
6-Una mesita de cristal en lugares de paso o de recreo puede convertirse en un objeto peligroso.
7-Si posee armas, guárdelas bajo llave y nunca juegue con ellas.
8-Las bolsas de plástico pueden ser peligrosas (algunos niños pequeños meten la cabeza y pueden ahogarse).
9-Si hay escaleras en la vivienda, instale barras de protección.
10-Si tiene piscina, coloque una malla siempre que no haya un adulto acompañando a los niños.
11-Proteja los accesos a escaleras con puertas de seguridad.
12-Es importante que los juguetes sean adecuados a su edad, evitará riesgos innecesarios.
13-No coloque sillas cerca de ventanas o balcones.
¿Que hacer ante accidentes domésticos?
1-Mantenga la calma, se ordenan mejor las ideas y se actúa mejor.
2-Acuda inmediatamente a la emergencia. Los médicos que le atenderán saben cómo hay que proceder en estos casos, y si fuera necesario le enviarán una ambulancia o un médico e incluso le indicarán qué hacer hasta que lleguen a su casa.
3-Coloque al niño en posición cómoda; manténgalo abrigado.
4-Siempre deberá dar prioridad a lesiones que pongan en peligro la vida: hemorragias, envenenamiento (aunque sea la mera sospecha)? Y en caso de ausencia de pulso y/o respiración y conmoción o shock, puede aplicar la respiración boca a boca o masaje cardíaco, pero sólo si sabe hacerlo.
5-No le levante a menos que sea estrictamente necesario o si sospecha de alguna fractura.
6-No le ponga alcohol en ninguna parte del cuerpo.
7-Controle la hemorragia, en casos de cortaduras. Una hemorragia se considera copiosa, es decir, grave, cuando dura más que de 4 a 10 minutos y empapa, aunque sea lentamente, un paño limpio colocado encima de la herida y presionándola ligeramente. Si la hemorragia es en una extremidad, elévela. No use torniquetes, pueden resultar contraproducentes si no se hacen correctamente.
8-En caso de lesiones oculares, no comprima el ojo ni le ponga gasas encima. Si han entrado en el ojo accidentalmente productos de limpieza, lávelo con agua tibia abundante y acuda al médico inmediatamente. No intente resolverlo por su cuenta.
9-No haga más de lo que sea necesario hasta que llegue la ayuda profesional.
¿Cuáles son los sitios de más riesgos para accidentes en el hogar?
La cocina y los baños.
La cocina:
1-No deje nunca a los niños solos si está cocinando o utilizando el horno.
2-Guarde todos los productos de limpieza en un cajón alto, nunca debajo del fregadero.
3-Oculte cuchillos, tijeras y cajas de fósforos en sitios seguros.
4-Hornos, lavadoras, secadoras y planchas deben estar fuera de su alcance o con cierre de seguridad.
5-Cuidado con la plancha, aunque esté apagada.
El baño:
1-Seque siempre el suelo mojado y acostúmbreles a calzarse nada más abandonar la bañera.
2-Controle la temperatura del agua.
3-Si tiene algún electrodoméstico en el baño, desenchúfelo y aléjelo de su alcance.
4-Guarde las maquinillas y las cuchillas después de su uso.
5-El botiquín de primeros auxilios, ciérrelo con llave.
Recuerde entonces:

LOS GRANDES DESASTRES VIENEN POR LOS DESCUIDOS Y LA FALTA DE PREVENCI?N. EVITE ACCIDENTES Y ASÍ UD. Y LOS SUYOS PODRÁN VIVIR SEGUROS?

Drs. José Luis González Villanueva y Mercedes Ledezma de González.

  Consejos, Pediatría