Labios agrietados: ¿Cómo curarlos?

Si fruncir los labios es doloroso y apretarlos es ya insoportable, probablemente usted está sufriendo de labios agrietados. El duro clima del invierno, el calor seco de los edificios, el hábito de lamerse constantemente los labios (todos estos factores contribuyen a secar la piel de los labios, al causar que se evapore la humedad de la piel. El resultado: labios ásperos, agrietados y sensibles que lo dejan sin ánimos de sonreír.

Proteger de rajaduras los labios no solo es importante por razones de apariencia y confort, sino también por razones de salud. Las llagas de la boca, infecciones bacterianas y otros problemas pueden afectar con más facilidad a los labios que ya están dañados y agrietados. Aquí está lo que usted puede hacer para conservar sus labios suaves y húmedos:

  • No se lama los labios: La exposición repetida al agua en realidad les quita la humedad a los labios, y hace que se sequen. La gente se siente mejor si se lame los labios pero esto solo agrava el problema.
  • Use un bálsamo para los labios: Se pueden conseguir una gran cantidad de productos de venta sin receta. Compre uno que le gusta y así lo usará con frecuencia. La mayoría de los bálsamos para los labios son cerosos o grasosos y actúan conservando la humedad por medio de una barrera protectora.
  • Pruebe petrolado: También es bueno el simple y antiguo petrolado
  • Use lápiz labial: Si usted mira a los hombres ancianos y a las mujeres ancianas, va a notar una diferencia en sus labios, principalmente en el labio inferior. La diferencia se atribuye a las propiedades moderadamente beneficiosas de lápiz labial para humedecer y proteger de los rayos ultravioletas del sol.
  Consejos, Salud y belleza