5 mitos sobre la salud completamente falsos

mitos saludA lo largo de los años nuestros abuelos nos han transmitido una serie de ideas sobre la salud, algunas de ellas son ciertas y la ciencia las ha demostrado, otras no son más que simples mitos pero los creemos a pies juntillas. ¿Cuáles son los mitos sobre la salud más extendidos que no tienen ninguna evidencia científica?

1. En invierno, es necesario abrigarse o nos expondremos a un resfriado. En realidad, no hay evidencia de que salir a la calle con el pelo mojado cuando hace frío u olvidarse la bufanda en casa aumenta las probabilidades de que nos resfriemos. La ciencia nos indica que enfermamos más durante el invierno porque pasamos más tiempo en lugares cerrados y, por consiguiente, estamos más expuestos a los virus que pueden transmitirnos otras personas. Por tanto, el peligro no está fuera, sino que nos acecha dentro, al calor.

2. Tomar vitaminas nos permitirá mantenernos saludables. Las vitaminas son beneficiosas, de eso no hay dudas, pero solo si realmente las necesitamos. Tomar vitaminas solo para prevenir en realidad tiene el efecto contrario ya que varios estudios han encontrado una relación entre el exceso de vitaminas y la aparición de algunos tipos de cáncer. Por tanto, lo más conveniente es no recurrir a las multivitaminas sino a las vitaminas específicas, y solo cuando tenemos una carencia real que no se puede suplir con la alimentación.

3. Los zumos de frutas ayudan a desintoxicar el cuerpo. Se trata de un mito muy popular al que muchos recurren pero lo cierto es que nuestro cuerpo elimina de forma natural las sustancias nocivas y lo hace a través del hígado, los riñones y el tracto gastrointestinal. Los zumos normalmente no apresuran este proceso, a menos que se trate de una fruta con propiedades diuréticas. Además, si se opta por los zumos azucarados, solo estaremos añadiendo más toxinas.

4. El yogurt es beneficioso para la digestión. Es probable que los anuncios televisivos sean los principales responsables de este mito. Sin embargo, la evidencia científica indica que es bastante complicado manipular a los billones de bacterias que habitan en nuestro cuerpo, sobre todo a las que se encuentran en el tracto digestivo. Por consiguiente, aunque el yogurt puede tener cierto efecto positivo sobre la digestión, este es prácticamente nulo.

5. Todo el mundo debería tomar 8 vasos de agua al día. La hidratación es muy importante pero lo cierto es que no existe una cantidad específica de agua que nos permita mantenernos hidratados. De hecho, el organismo de cada persona funciona de manera diferente e incluso, nuestro metabolismo puede variar a lo largo de los días en dependencia de múltiples factores. Por otra parte, el agua no es la única alternativa para hidratar, las frutas y las verduras también son una fuente de agua.

Imagen del artículo

5 mitos sobre la salud completamente falsos
  Consejos, Estudios