5 consejos para enfrentar una jornada después de una mala noche

Beautiful Woman With Cup of Tea or CoffeeQue tire la primera piedra quien nunca haya tenido una mala noche. Todos en alguna que otra ocasión hemos tenido problemas para conciliar el sueño, ya sea porque estamos demasiado activos, preocupados o simplemente porque nos acostamos demasiado tarde. Sin embargo, lo peor no es ni siquiera la noche de insomnio, sino las consecuencias al día siguiente. Afortunadamente, existen algunas estrategias que pueden ayudar a recuperarnos en la mañana.

Cinco consejos para recuperarnos después de una noche sin dormir

1. Comienza la mañana con una taza de café. Tras una noche de insomnio beber una taza de café es una de las mejores alternativas para recuperar la energía física y mental y mantenerte activo durante la jornada. El café es rico en cafeína, una sustancia con propiedades estimulantes que activa las funciones cerebrales y acelera el metabolismo.

2. Toma una ducha matutina con agua fría. Si no descansaste bien durante la noche puedes tomar una ducha de agua fría al levantarte. El agua fría refrescará tu cuerpo, a la vez que activará la circulación haciendo que llegue más sangre y oxígeno al cerebro. Como resultado te sentirás más renovado física y mentalmente.

3. Practica actividad física. Se ha demostrado que practicar actividad física puede reducir la fatiga hasta un 70%. Esto se debe a que mientras practicas deporte, el sistema circulatorio se activa y aumenta la oxigenación al cerebro. Así que si has tenido una noche de insomnio o no has dormido lo suficiente, caminar o correr un poco antes de ir al trabajo puede activarte.

4. Enciende las luces o abre las cortinas. La iluminación es uno de los factores ambientales que alertan a nuestro cerebro de que ha llegado la hora de despertarse. En práctica, cuando percibimos luces nuestro cerebro se activa y el metabolismo se acelera. Por eso, abrir las cortinas o encender las luces de casa puede ser una buena estrategia para ayudar a despertarte después de una mala noche.  

5. Comienza el día con tranquilidad. Muchas personas creen que comenzar el día agitados les hará recuperarse mejor después de una mala noche. Sin embargo, se ha demostrado que iniciar el día agitado puede ser contraproducente y generar más agobio y estrés. En cambio, despertar con tranquilidad y sin prisas puede ser mucho más eficaz para recuperarse de una noche de insomnio.

  Consejos