Zotepina

Para qué sirve Zotepina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Embarazo. Hipersensibilidad a la zotepina o neurolépticos relacionados especialmente fenotiazinas o tioxantenos. Intoxicación aguda con alcohol, hipnóticos, opioides o drogas psicotrópicas. Lactancia. Niños. Trastornos en la hematopoyesis.

Precauciones

Antecedentes de convulsiones. Asma bronquial y otros trastornos respiratorios crónicos. Enfermedad cardíaca. Enfermedad de Parkinson. Estenosis del tracto gastrointestinal. Feocromocitoma. Glaucoma de ángulo estrecho. Hipertensión o hipotensión arterial severa. Hipertrofia prostática. Insuficiencia hepática. Insuficiencia renal. Mujeres con trastornos menstruales o hiperprolactinemia. Tumores dependientes de prolactina. Trastornos cerebreles orgánicos.

Interacciones

Acenocumarol: el uso concomitante de ambas drogas puede aumentar el riesgo de sangrado, posiblemente por desplazamiento de la unión proteica de los anticoagulantes. Se recomienda monitorear estrechamente el RIN luego de iniciar o suspender el tratamiento con estas drogas y ajustar la dosis del anticoagulante de ser necesario.
-Adenosina: La adenosina y las drogas antipsicóticas pueden prolongar el intervalo Q-T con el riesgo de que aparezca arrtimia ventricular tipo torsión de punta y paro cardíaco. Se recomienda evitar esta asociación.
-Amantadina: Algunos efectos terapéuticos de la amantadina pueden ser bloqueados por la zotepina debido al antagonismo sobre los receptores dopaminérgicos.
-Amilsupride: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se recomienda evitar la coadministración.
-Amobarbital: Debido al efecto inductor enzimático que poseen los barbitúricos, el metabolismo de la zotepina estará comprometido al asociarse con amobarbital y en consecuencia la eficacia clínica del neuroléptico disminuirá. Debe tenerse en cuenta la posibilidad de aumentar la dosis de la zotepina. Por otro lado, esta asociación de drogas también puede potenciar la depresión respiratoria inducida por el amobarbital.
-Antiarrítmicos de clase I: La asociación de antipsicóticos con otras drogas que prolongan el intervalo Q-T (especialmente los antiarrítmicos de clase Ia) aumenta el riesgo de que aparezca arritmia ventricular grave tipo torsión de punta y muerte súbita. Se recomienda no asociar estas drogas.
-Antiarrítmicos de clase III: La asociación de zotepina con otras drogas que prolongan el intervalo Q-T, como las pertenecientes a este grupo de antiarrítmicos, aumenta el riesgo de que aparezca arritmia ventricular grave tipo torsión de punta y muerte súbita. Se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Antidepresivos tricíclicos: la administración concomitante de antipsicóticos (como el haloperidol, risperidona, quetiapina y zotepina) y antidepresivos tricíclicos puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Biperideno: Se ha descripto el desarrollo de hipotermia en un paciente que recibía biperideno, zotepina y flufenazina. La evidencia respecto a esta interacción es escasa.
-Bromocriptina: Debido al efecto antagonista de los receptores dopaminérgicos que posee la zotepina, la eficacia de la bromocriptina puede verse comprometida. Debe considerarse la necesidad de ajustar la dosis.
-Bromperidol: La asociación de zotepina con neurolépticos puede favorecer la aparición de convulsiones. Debe tenerse especial precaución en caso de pacientes jóvenes o con antecedentes de trastornos convulsivos, cerebrales o que reciben altas dosis de zotepina.
-Cafeína: La asociación con cafeína puede disminuir la eficacia terapéutica de la zotepina.
-Carbamazepina: La carbamazepina tiene efecto inductor enzimático con el consecuente aumento en el metabolismo de la zotepina y disminución en sus niveles plasmáticos. Se recomienda controlar la eficacia de la zotepina.
-Cisapride: la administración concomitante de estas dos drogas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No se debe coadministrar cloroquina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la zotepina.
-Claritromicina: la administración concomitante de claritromicina y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda no administrar claritromicina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la zotepina.
-Clindamicina: la administración concomitante de clindamicina y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda no administrar clindamicina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la zotepina.
-Cloroquina: la administración concomitante de estas dos drogas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Clorpromazina: la administración concomitante de clorpromazina y zolmitriptán aumenta el riesgo de convulsiones. Se recomienda controlar la aparición de convulsiones en estos pacientes.
-Clozapina: la administración conjunta de zotepina y clozapina aumenta el riesgo de convulsiones. Se recomienda evitar esta asociación.
-Cotrimoxazol: la administración concomitante de cotrimoxazol y antipsicóticos puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Dolasetrón: la administración concomitante de dolasetrón y antipsicóticos puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Enflurano: la administración concomitante de enflurano y antipsicóticos puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Adrenalina: la administración concomitante puede producir hipotensión arterial y reversión de los efectos de la adrenalina por lo efectos antagonistas alfa-1 de la zotepina. Se recomienda monitorear estrechamente la presión arterial y ajustar las dosis de adrenalina de ser necesario.
-Eritromicina: Está demostrado que la asociación de eritromicina potencia la prolongación del intervalo Q-T provocado por otras drogas, entre estas algunos antipsicóticos. Por lo tanto puede aparecer cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). En caso de no poder evitar esta asociación se debe monitorear el intervalo Q-T basal y periódicamente durante el tratamiento.
-Espiramicina: Se recomienda evitar asociar Espiramicina con Zotepina ya que ambas drogas producen prolongación del intervalo Q-T, aumentando de esta manera el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco).
-Fenitoína: Se observa un aumento del riesgo de toxicidad por fenitonía (hiperreflexia, nistagmo, temblor y ataxia). Monitorear al paciente por posibles signos de toxicidad.
-Fenobarbital: Se ha observado un aumento del riesgo de depresión respiratoria inducida por barbitúricos y disminución de las concentraciones plasmáticas de zotepina, debido al aumento de su metabolismo por el fenobarbital. Puede necesitarse aumentar la dosis de zotepina. Monitorear la efectividad del neuroléptico.
-Fluconazol: La asociación de este fármaco con fluconazol produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación Q-T, torsión de punta, paro cardíaco) debido a efectos cardíacos aditivos. Se recomienda no utilizar esta asociación.
-Fluoxetina: La asociación de este fármaco con fluoxetina produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación Q-T, torsión de punta, paro cardíaco) debido a efectos cardíacos aditivos. Se recomienda no utilizar esta asociación de drogas.
-Foscarnet: La asociación de este fármaco con foscarnet produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación Q-T, torsión de punta, paro cardíaco) debido a efectos cardíacos aditivos. Se recomienda no utilizar esta asociación de drogas.
-Haloperidol: el uso concomitante de estas drogas puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se recomienda utilizar con precaución y monitorear estrechamente el electrocardiograma.
-Halotano: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se recomienda utilizar con precaución y monitorear estrechamente el electrocardiograma.
-Hidrato de cloral: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se contraindica la coadministración.
-Isoflurano: la administración concomitante de enflurano y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Levodopa: La eficacia terapéutica de la levodopa puede estar disminuida al asociarse con zotepina debido al efecto antagonista dopaminérgico que posee esta última. Se recomienda controlar la respuesta terapéutica a la levodopa.
-Litio: En algunos casos se ha observado que la asociación de litio con algunos antipsicóticos puede producir encefalopatía, daño cerebral, síntomas extrapiramidales y disquinesias. La evidencia existente con respecto a esta interacción no es definitiva ya que en varios ensayos no se observó esta interacción. De todos modos, se recomienda precaución al asociar estas drogas. Debe realizarse un seguimiento clínico cuidadoso y monitorear los niveles plasmáticos de litio.
-Mefloquina: Existe evidencia, aunque escasa, que muestra que la mefloquina puede prolongar el intervalo Q-T. Por lo tanto, se recomienda precaución al asociarla con la zotepina debido al riesgo de arritmia ventricular tipo torsión de punta y paro cardíaco. Debe monitorearse el Q-T basal y periódicamente.
-Octreotide: Por suma de efectos con el octreotide, puede observarse en el electrocardiograma una peligrosa prolongación del intervalo Q-T, con riesgo de arritmias ventriculares, torsión de punta y paro cardíaco. Se recomienda evitar la asociación.
-Pentamidina: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se recomienda evitar esta asociación.
-Perfenazina: La asociación de perfenazina con fenotiazinas puede aumentar el riesgo de convulsiones. Debe tenerse especial precaución en caso de pacientes jóvenes o con antecedentes de trastornos convulsivos, cerebrales o que reciben altas dosis de zotepina.
-Pimozida: la administración concomitante de enflurano y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, no deben coadministrarse.
-Primidona: Se ha observado un aumento del riesgo de depresión respiratoria inducida por barbitúricos y disminución de las concentraciones plasmáticas de zotepina, debido al aumento de su metabolismo por el fenobarbital. Puede necesitarse aumentar la dosis de zotepina. Monitorear la efectividad del neuroléptico.
-Risperidona: La asociación de zotepina con antipsicóticos como por ejemplo la risperidona puede ocasionar dos tipos de efectos adversos. Por un lado incrementa el riesgo de convulsiones especialmente en pacientes jóvenes o con antecedentes de trastornos convulsivos, cerebrales o que reciben altas dosis de zotepina. Por otro lado, favorece la prolongación del intervalo Q-T con el riesgo de desarrollar arritmia ventricular tipo torsión de punta y paro cardíaco. Se recomienda evitar esta asociación.
-Sulpirida: el uso simultáneo puede inducir convulsiones. Monitorear estrechamente al paciente. Evitar esta asociación si se requieren altas dosis de zotepina, si existen antecedentes de epilepsia, si el paciente es joven o tiene antecedentes de injuria cerebral.
-Telitromicina: la administración concomitante de telitromicina y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Tioridazina: la administración concomitante de tioridazina y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Trifluoperazina: Tanto la trifluoperazina como la zotepina prolongan el intervalo Q-T. Por lo tanto, en lo posible, debe evitarse esta asociación ya que existe el riesgo de que aparezca arritmia ventricular tipo torsión de punta y paro cardíaco.
-Venlafaxina: la administración concomitante de venlafaxina y zotepina puede aumentar el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Aunque la evidencia con respecto a este efecto adverso es escasa, se recomienda evitar esta asociación de drogas.
-Warfarina: La asociación de zotepina con anticoagulantes orales puede aumentar el riesgo de sangrado. El mecanismo implicado puede tener relación con el desplazamiento de los anticoagulantes de su unión a las proteínas plasmáticas.
-Ziprasidona: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta), por lo cual no se recomienda su asociación.
-Zolmitriptán: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta ), por lo cual no se recomienda su asociación.

  Principio Activo