Warfarina

Para qué sirve Warfarina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Lesiones del tracto gastrointestinal, genitourinario, enfermedad hepática, accidente vascular encefálico, hipertensión arterial maligna, retinopatía avanzada. Várices esofágicas. Aborto, eclampsia, preeclampsia. Cirugía traumática reciente cerebral, ocular o médula espinal. Anestesia peridural o raquídea reciente. Aneurisma arterial. Endocarditis infecciosa, pericarditis aguda y derrame pericárdico. Déficit congénito de factores de la coagulación (hemofilia) o déficit adquirido (enfermedad hepática, ictericia obstructiva). Trombocitopenia, discrasias sanguíneas. Alcoholismo, psicosis o pérdida de seguimiento del paciente. Punción de médula espinal. Embarazo.

Precauciones

Evitar si es posible inyecciones intramusculares. Uso concomitante de drogas antiplaquetarias o fármacos con actividad ulcerogénica. Cirugías odontológicas o extracciones dentales. Insuficiencia cardíaca congestiva. Uso concomitante de fármacos trombolíticos. Deficiencia de vitamina C conocida o sospechada. Hipertensión arterial moderada a severa. Diabetes severa. Alergia o trastornos anafilácticos severos. Colocación de catéteres intracavitarios. Hipo o hipertirodismo, que pueden tener una respuesta alterada a la warfarina. Evitar el uso con medicina naturista.

Interacciones

Acarbose: el acarbose puede mejorar el efecto anticoagulante de la warfarina, posiblemente por mejorar la absorción gastrointestinal de warfarina. Esto provoca un mayor riesgo de sangrado, por lo que durante el uso con acarbose, se debe controlar el RIN y ajustar dosis.
-Agentes antitiroideos: Los fármacos antitiroideos (metimazol, propiltiouracilo), disminuyen el metabolismo de los factores de la coagulación, por lo que disminuyen el efecto anticoagulante de la warfarina. El manejo de la interacción es el control del RIN y el ajuste de la dosis de warfarina.
-Alcohol: La ingesta crónica de altas dosis de etanol ( 250 g/día por más de 3 meses) prolongan la vida media de la warfarina o bien pueden acortarla probablemente por inducción o inhibición del metabolismo de los anticoagulantes orales. Así cuando se ingieren estas cantidades de etanol en forma conjunta, la dosis de warfarina debe ser ajustada según el tiempo de protrombina y el RIN.
-Alimentos: Algunos alimentos, como el helado de crema y el jugo de pomelo pueden interactuar con los anticoagulantes orales, alterando su efectividad anticoagulante. El mecanismo probable sería una alteración en la absorción de warfarina o bien un antagonismo directo de la warfarina. El manejo clínico de esta interacción es evitar grandes cambios en la dieta, sobre todo en el consumo de alimentos que contengan vitamina K, los cuales deben ser evitados o bien un control estricto del tiempo de protrombina y del RIN deben realizarse para una correcta dosificación de la warfarina.
-Allopurinol: El uso de alopurinol con la warfarina en forma conjunta, aumenta el riesgo de sangrado debido a modificaciones significativas del RIN, por un mecanismo desconocido. Monitorear el mismo y ajustar la dosis de warfarina.
-Amiodarona: La amiodarona disminuye el metabolismo de la warfarina dentro de la semana de su uso en forma concomitante, por lo que profilácticamente se debe reducir su dosis en un 25 %, al iniciar la terapia con amiodarona. Los pacientes que desarrollan hipertiroidismo tienen un efecto adicional en el aumento del efecto anticoagulante. El efecto adverso detectado es un riesgo mayor de sangrado. El manejo clínico de esta interacción es el monitoreo del RIN en forma continua y el ajuste de la warfarina.
-Amobarbital: Los barbitúricos aumentan el metabolismo y frecuentemente reducen el efecto anticoagulante de la warfarina. Se observa una disminución del efecto anticoagulante de la warfarina, por lo que debe controlarse el RIN en forma más ajustada.
-Amoxicilina / Acido clavulánico: El uso concomitante de los antibióticos beta lactámicos y el ácido clavulánico con warfarina, produce un aumento del RIN, con mayor riesgo de sangrado. El mecanismo de esta interacción es desconocido. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Amoxicilina: El uso concomitante de los antibióticos beta lactámicos con warfarina, produce un aumento del RIN, con mayor riesgo de sangrado. El mecanismo de esta interacción es desconocido. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Antidepresivos tricíclicos: los antidepresivos tricíclicos aumentan la vida media y la biodisponibilidad de la warfarina, con el mayor riesgo de sangrado, el mecanismo probable sería una disminución en el metabolismo de la warfarina y un incremento en su absorción intestinal. Monitorear el RIN y ajustar la dosis.
-Antiinflamatorios no esteroides: El uso concomitante de la warfarina con antiinflamatorios no esteroides, puede modifica el RIN y por lo tanto el riesgo de sangrado es mayor ya que también estos fármacos predisponen a las alteraciones ulcerativas e inflamatorias del tracto gastrointestinal y pueden desplazar a la warfarina de su unión proteica. Monitorear el RIN y signos de sangrado digestivo, ajustar dosis de ser necesario.
-Antimicóticos azólicos: El uso concomitante de antimicóticos azólicos con los anticoagulantes orales, provoca un aumento en el riesgo de sangrado, por una disminución en el metabolismo de la warfarina. De esta manera el RIN y el tiempo de protrombina deben ser controlados adecuadamente y ajustar la dosis del anticoagulante.
-Aprepitant: El uso concomitante de los anticoagulantes orales con aprepitant produce una disminución en el RIN. El mecanismo probable es la inducción del citocromo P450 involucrado con el aumento del metabolismo de la warfarina. Monitorear el RIN y ajustar la dosis.
-Aspirina: Dosis altas de aspirina tienen un efecto directo en la disminución en la protrombinemia, dosis bajas producen un efecto antiplaquetario. Cuando se la utiliza en forma conjunta con los anticoagulantes orales el efecto adverso esperado es un mayor riesgo de sangrado y el tiempo de protrombina y el RIN deben ser controlados cuidadosamente. El mecanismo probable es un desplazamiento de la warfarina del sitio de unión con las proteínas plasmáticas, especialmente la albúmina, la inhibición del metabolismo de la warfarina, un efecto directo hipotrotrombinémico de la aspirina y una mayor probabilidad de alteraciones erosivas gastrointestinales.
-Atazanavir: Cuando ambos fármacos se administran en forma conjunta, por un mecanismo competitivo sobre la citocromo P450 3A4, pueden inducir a un aumento del sangrado. El RIN debe ser controlada adecuadamente.
-Azatioprina: El uso concomitante de la azatioprima o mercaptopurina (su metabolito) con la warfarina y otros anticoagulantes orales, puede provocar una reducción de la actividad anticoagulante de la misma, debido a un aumento en el metabolismo y una disminución en la absorción. El manejo de esta interacción es el ajuste de la dosis de warfarina para lograr un RIN adecuado.
-Azitromicina: El uso concomitante de antibióticos macrólidos con warfarina, pueden aumentan los efectos anticoagulantes, por lo que el RIN debe ser controlado adecuadamente, ya que existe un mayor riesgo de sangrado. El mecanismo probable sería una disminución del metabolismo de la warfarina.
-Bicalutamida: El uso concomitante de bicalutamida con los anticoagulantes orales, aumenta el riesgo de sangrado, por lo que el RIN debe controlarse en forma ajustada. El mecanismo probable es el desplazamiento de la warfarina y otros anticoagulantes orales de su unión a proteínas plasmáticas, por efecto de la bicalutamida, por lo que la concentración plasmática de warfarina está aumentada.
-Bismuto, subsalicilato: Su uso concomitante con warfarina, debe ser evitado ya que existe un mayor riesgo de sangrado, caso contrario, el RIN debe ser controlado adecuadamente. El mecanismo probable es la hipoprotrombinemia que se produce por desplazamiento de la warfarina de los sitios de unión a proteínas plasmáticas.
-Bloqueantes cálcicos: El uso concomitante de los anticoagulantes orales, con los bloqueantes cálcicos, aumentan el riesgo de sangrado a nivel gastrointestinal, en especial con verapamilo y diltiazem. Los pacientes que utilizen estos fármacos en forma conjunta deben ser controlados, para detectar precozmente el sangrado gastrointestinal.
-Bufexamac: El uso concomitante de warfarina y otros anticoagulantes orales con los Antiinflamatorios no esteroideos, incluyendo el bufexamac, aumentan el riesgo de sangrado, así el tiempo de protrombina y el RIN deben ser controlados sdecuadamente. El mecanismo probable sería la inhibición plaquetaria y la mayor probabilidad de erosión gástrica y el desplazamiento de la unión proteica de la warfarina.
-Capecitabina: El uso concomitante de los anticoagulantes orales con la capecitabina, prolongan significativamente el tiempo de protrombina y aumentan el RIN por lo que el riesgo de sangrado es muy alto y las dosis de los anticoagulantes orales debe ser por lo general disminuida, en relación al tiempo de protrombina y al RIN.
-Capsaicina: El uso de este fármaco en forma conjunta con los anticoagulantes orales, aumenta el riesgo de sangrado en forma significativa, el mecanismo probable de la misma sería la importante capacidad de la capsaicina para la inhibición plaquetaria y aumento de la actividad fibrinolítica, por estos motivos el tiempo de protrombina y el RIN debe ser controlada adecuadamente.
-Carbamazepina: El uso concomitante de este fármaco con los anticoagulantes orales, provoca una disminución de los efectos anticoagulantes, medidos por el tiempo de protrombina y el RIN. El mecanismo probable sería un aumento del metabolismo de la warfarina. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Cefazolina: Su uso asociada a los anticoagulantes orales, aumenta significativamente el riesgo de sangrado. El mecanismo involucrado, sería una disminución en la síntesis se los factores sanguíneos vitamina K dependientes. El manejo clínico de esta interacción sería el control adecuado del tiempo de protrombina y el RIN y alternativamente el uso de una cefalosporina que no posea actividad hipoprotrombinémica.
-Cefoperazona: El uso de los anticoagulantes orales concomitantemente con cefoperazona, aumenta el riesgo de sangrado, por lo que la dosis de warfarina debe ser generalmente ajustada acorde al tiempo de protrombina y al RIN. El mecanismo probable sería la inhibición de la función plaquetaria y una disminución de la síntesis de los factores de la coagulación.
-Cefoperazona/sulbactam: El uso de los anticoagulantes orales concomitantemente con cefoperazona/sulbactam, aumenta el riesgo de sangrado, por lo que la dosis de warfarina debe ser generalmente ajustada acorde al tiempo de protrombina y al RIN. El mecanismo probable sería la inhibición de la función plaquetaria y una disminución de la síntesis de los factores de la coagulación. Una alternativa sería el uso de una cefalosporina que no posee propiedades hipoprotrombinémicas.
-Ciclosporina: El uso de warfarina con cliclosporina en forma concomitante provoca una disminución del efecto anticoagulante de la warfarina y disminuye la eficacia de la ciclosporina, por lo que los pacientes que reciben estos fármacos, deben ser controlados, tanto desde el punto de vista de los parámetros hematológicos y, así ajustar las dosis de ambos fármacos.
-Cimetidina: La cimetidina inhibe el metabolismo hepático de la warfarina, pudiendo incrementar los niveles plasmáticos en un 20%-30%, por una significativa disminución del metabolismo de la warfarina y un aumento en el riesgo de sangrado. Se requiere el monitoreo ajustado del tiempo de protrombina y del RIN en forma adecuada.
-Ciprofloxazina: El uso concomitante de la ciprofloxacina y otras quinolonas con los anticoagulantes orales, provoca una prolongación del tiempo de protrombina y del RIN, con el aumento del riesgo de sangrado, por lo que las dosis de warfarina deben ser ajustadas de acuerdo a los parámetros del RIN.
-Cisapride: El uso de cisapride en pacientes que reciben anticoagulantes orales, produce un incremento en el riesgo de sangrado, por un mecanismo no bien conocido. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Claritromicina: El uso concomitante de claritromicina con los anticoagulantes orales aumentan el riesgo de sangrado, por inhibición del metabolismo hepático de la warfarina, con el consiguiente aumento de las concentraciones plasmáticas de la misma. El manejo clínico es el control adecuado de la dosis de warfarina en relación al tiempo de protrombina y el RIN.
-Cloranfenicol: El uso concomitante de cloranfenicol con los anticoagulantes orales, produce un incremento en el riesgo de sangrado, por una disminución en el metabolismo de la warfarina, por lo que el tiempo de protrombina y el RIN deben ser monitoreados adecuadamente y ajustar las dosis de los anticoagulantes orales.
-Clordiazepóxido: El uso concomitante del clordiazepóxido con la warfarina, provoca una disminución en la eficacia terapéutica de esta última, por lo que el tiempo de protrombina y el RIN deben ser controlados adecuadamente y las dosis de warfarina en general deben ser aumentadas, según el RIN del paciente.
-Clorpromazina: Este fármaco puede disminuir el efecto de los anticoagulantes orales, así la dosis de warfarina debe ser adecuada según el RIN del paciente.
-Colestiramina: El uso concomitante de colestiramina con los anticoagulantes orales, disminuye la eficacia de los últimos por una disminución en la absorción e interferencia con la recirculación enterohepática. Por estos motivos debería evitarse el uso de ambos fármacos en forma conjunta, siendo el colestipol una alternativa útil por el bajo potencial de interactuar con los anticoagulantes orales.
-Cotrimoxazol: El uso concomitante de warfarina con cotrimoxazol, provoca un incremento en el riesgo de sangrado, por lo que la dosis de warfarina debe ser ajustada a los parámetros hematológicos, tiempo de protrombina y RIN. El mecanismo probable de esta interacción es la inhibición del metabolismo de la warfarina y el desplazamiento de los sitios de unión a proteínas por efecto del cotrimoxazol.
-Danazol: El uso de este fármaco en forma conjunta con los anticoagulantes orales, prolonga el tiempo de protrombina y el RIN, con un mayor riesgo de sangrado, por lo que esta asociación debería evitarse, de lo contrario, controles periódicos del RIN deben realizarse para evitar el sangrado.
-Disulfiram: El uso de disulfiram con los anticoagulantes orales, provoca una potenciación del efecto hipoprotrombinémico de estos últimos, con el mayor riesgo de sangrado. El mecanismo probable en la disminución del metabolismo de la warfarina. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Doxepina: La doxepina puede aumentar la vida media y la biodisponibilidad de los antiocoagulantes orales, con el incremento en el riesgo del sangrado. El mecanismo probable, sería el aumento en la absorción y disminución del metabolismo de los anticoagulantes orales, por lo que se debe controlar el tiempo de protrombina y el RIN en forma rutinaria para realizar el ajuste en las dosis de los anticoagulantes orales.
-Doxiciclina: El uso de este fármaco u otros antibióticos tetraciclínicos con los anticoagulantes orales aumenta el riesgo de sangrado, por un mecanismo desconocido. Monitorear el RIN y ajustar dosis.
-Eritromicina: Dosis de 1 a 2 gramos diarios de eritromicina puede inhibir el metabolismo hepático de la warfarina, aumentando el riesgo de sangrado. El uso concomitante de ambos fármacos debe acompañarse de un estricto control del tiempo de protrombina y del RIN.
-Espironolactona: El uso concomitante de espironolactona con los anticoagulantes orales, puede disminuir la eficacia de los mismos. Así cuando ambos fármacos se utilizan en forma conjunta, la dosis de warfarina debe ser ajustada según el tiempo de protrombina y el RIN.
-Estrógenos: Los estrógenos aumentas algunos factores de la coagulación, con la consiguiente disminución del efecto anticoagulante de la warfarina. En pacientes con trombosis recurrentes a pesar del uso de warfarina deben suspenderse los estrógenos o aumentar la dosis del anticoagulante.
-Etidronato: El uso de este fármaco en forma conjunta con la warfarina, provoca un aumento en el tiempo de protrombina, por lo que el mismo debe ser controlado adecuadamente
-Felbamato: El uso de este fármaco con los anticoagulantes orales, aumenta el riesgo de sangrado, por un mecanismo probable de disminución del metabolismo de la warfarina, por lo que el tiempo de protrombina y el RIN deben ser controlados adeacuadamente.
-Fenitoína: Cuando se utilizan la fenitoína junto a los anticoagulantes orales, produce en forma aguda un aumento del riesgo de sangrado, para posteriormente disminuir el efecto de la warfarina, durante la terapia crónica. Así el el tiempo de protrombina y el RIN deben ser controlados muy ajustadamente durante las dos o tres semanas siguientes a la administración de fenitoína. El mecanismo probable de esta interacción sería un desplazamiento de su sitio de unión a proteínas inicialmente, y luego un aumento del metabolismo de la warfarina.
-Fenobarbital: Los barbitúricos aumentan el metabolismo y reducen el efecto hipoprotrombinémico de los anticoagulantes orales, con una significativa disminución del efecto anticoagulante de los

  Principio Activo

Warfarina

Para qué sirve Warfarina , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

FARMACOLOGIA

WARFARINA
La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente. La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.

IntroducciÓn

La warfarina es un anticoagulante oral sintético.En 1948 este fármaco fue sintetizado a partir del dicumarol empleado como raticida de gran eficacia.Su nombre proviene de las siglas del propietario del fármaco, Wisconsin Alumini Research Foundation, agregando el sufijo derivado de la cumarina.(1)

El uso de la warfarina era restringido por temor a sus efectos adversos.Sin embargo, en 1951 un recluta militar ingirió una sobredosis del fármaco como intento de suicidio y sobrevivió.Desde entonces este fármaco se ha usado extensamente para la prevención de tromboembolismo. (1)

ClasificaciÓn

La warfarina pertenece al grupo de los anticoagulantes orales. (1)

FarmacocinÉtica

La warfarina se presenta como sal sódica y alcanza una biodisponibilidad del 100% luego de su administración por . (1,2)

El fármaco se liga a las proteínas principalmente la albúmina en un 99% y es metabolizado en el hígado por el sistema enzimático del citocromo P450 y por los riñones a metabolitos inactivos que luego son eliminados tanto por la orina como por las heces. (1,2)

El fármaco atraviesa la placenta y alcanza en el feto concentraciones plasmáticas similares a las cifras maternas y es excretada por la leche materna en forma inactiva.La warfarina tiene una vida media de aproximadamente 25 a 60 horas.La acción de la warfarina dura de dos a cinco días. (1,2)

Farmacodinamia

La warfarina sustituye a la vitamina K por su estructura química similar, y antagoniza sus efectos impidiendo la gamma-carboxilación terminal de los factores de la coagulación como la protrombina, factores VII, IX, X y el anticoagulante endógeno llamado proteína C.Como resultado se obtienen moléculas biológicas inactivas en la coagulación que no pueden ligarse al calcio ni a los fosfolípidos.La inhibición de la coagulación depende de las vidas medias 6, 24, 40, 60 para los factores VII, IX, X y II respectivamente por lo que la acción de la warfarina decrece conforme disminuye la actividad de los factores de coagulación. (1,2,3)]

Indicaciones

La warfarina por sus acciones anticoagulantes puede ser utilizada en las siguientes alteraciones:

  • Profilaxis y tratamiento en trombosis venosa y embolia pulmonar.(4)
  • Profilaxis y tratamiento en complicaciones de tromboembolia causadas por fibrilación auricular o por prótesis de válvulas cardiacas. (4)
  • Reducir el riesgo de infarto de miocardio o eventos de tromboembolia después de una embolización sistémica después de un infarto de miocardio.(4)

Situaciones especiales

La warfarina atraviesa la membrana placentaria fácilmente y es excretada por la leche materna en forma inactiva.Categoría X para su uso durante el embarazo. (4)

Contraindicaciones

La warfarina está contraindicada:

  • Embarazo:por el riesgo de producir un trastorno hemorrágico en el feto y muerte intrauterina.La warfarina afecta a las proteínas fetales con residuos deg– carboxiglutamato que se encuentra en el hueso y en la sangre causando una formación anormal del hueso. (1,2)La ingestión de warfarina durante el primer trimestre causa un síndrome caracterizado por hipoplasia nasal y calcificaciones epifisarias punteadas y la exposición del fármaco durante el segundo y tercer trimestre produce anormalidades del sistema nerviosos central. (1,2)
  • Esta contraindicado el uso de anticoagulantes orales a los pacientes con tendencia hemorrágica:trombocitopenia, enfermedad vascular, trastornos de la coagulación. (4)
  • Pacientes hipertensos con una presión diastólica superior a 110 mm de Hg. (3)
  • Pacientes sometidos a una reciente cirugía del SNC o del ojo. (4)
  • Tendencias hemorrágicas asociadas con una úlcera activa o sangrados de: tracto gastrointestinal, respiratorio y genitourinario; hemorragia cerebro vascular; aneurisma cerebral o disección de la aorta; pericarditis y endocarditis bacteriana. (4)
  • Amenaza de aborto, eclampsia y/o preeclampsia. (4)
  • Inadecuadas facilidades para disponer de control de laboratorio. (4)
  • Dificultad de control de pacientes:senectud, alcoholismo o psicosis. (4)
  • Riesgo de sangrado:procedimientos de diagnósticos o tratamiento como:punción lumbar que puede llevar a un sangrado incontrolable. (4)
  • Hipersensibilidad al fármaco. (4)

Efectos secundarios

  • Reacciones de hipersensibilidad:urticaria. (4)
  • Efectos locales:necrosis cutánea (durante las primeras semanas de tratamiento por reducción de la proteína C), rara vez este mismo proceso puede causar infarto de mama, tejidos grasos, intestino o extremidades. (2)
  • Efectos gastrointestinales:náusea, vómito, diarrea. (4)
  • Efectos neurológicos:mareo, astenia, letargia, parestesia. (4)
  • Efectos hematológicos:hemorragia. (4)
  • Efectos respiratorios:rara vez se presenta calcificación de la tráquea o el tramo traqueobronquial. (4)

Precauciones

Durante el tratamiento con warfarina el debe incrementarse en una cifra que represente el 25% de la actividad normal, cuando esta cifra es menor del 20% la dosis debe reducirse u omitirse hasta obtener una cifra del 25%. (2)

Es esencial un control periódico de la coagulación ya sea con la prueba de TP/INR (proporción del TP obtenida cuando se utiliza la tromboplastina de referencia internacional más sensible producida en cerebro de conejo) o evaluando el TP. (2)

Interacciones

Las interacciones pueden ser de dos tipos:

  • Farmacocinéticos (inducción enzimática, inhibición enzimática y fijación a proteínas plasmáticas):la pirazolona, la fenibutazona y la sulfinpirazona aumentan la hipoprotrombinemia, inhiben la función plaquetaria y pueden inducir úlcera péptica al desplazar la warfarina de su ligadura proteica incrementando la fracción libre y al inhibir la trasformación metabólica oxidativa de la S-warfarina.Los barbitúricos y la rifampina disminuyen el efecto anticoagulante por inducción de las enzimas hepáticas.La colestiramina reduce la absorción y biodisponibilidad de la warfarina porque se fija a esta droga en el intestino. (1,2,4)
  • Farmacodinámicos: antagonismo competitivo con la vitamina K.Sinergismo con la aspirina por su efecto en la función plaquetaria. (1,2,4)
    • La heparina prolonga el TP al inhibir la actividad de varios factores de la coagulación.
    • Los diuréticos clorotalidona y espironolactona, reducen el efecto hipoprotrombinémico.
    • El hipotiroidismo reduce el efecto anticoagulante. [] [ Login requerido/Gratuito] [Login requerido/Gratuito].

Los siguientes factores, solos o combinados, son responsables del incremento de la respuesta de TP/INR:

  • Factores endógenos: cáncer, colagenopatía vascular, insuficiencia cardiaca congestiva, diarrea, aumento de la temperatura, hipertiroidismo, mal estado nutricional, esteatorrea y deficiencia de la vitamina K.
    Desórdenes hepáticos: hepatitis infecciosa e ictericia.
    Discrasias sanguíneas.
  • Factores exógenos:
    Fármacos específicos: paracetamol-acetaminofeno, alcohol, alopurinol, ácido aminosalicílico, amiodarona, aspirina, azitromicina, cefazolina, cefoperazona, cefotetan, cefoxitina, ceftriaxona, celecoxib, cervastatina, cloranfenicol, clorpropamida, colestiramina, cimetidina, ciprofloxacino, cisaprida, claritromicina, clofibrato, ciclofosfamida, danazol, dextrano, dextrotiroxina, diclofenaco, dicumarol, diflunisal, disulfiram, doxiciclina, eritromicina, fenofibrato, fenoprofeno, fluconazol, fluorouracilo, fluoxetina, flutamida, fluvastatina, fluvoxamina, gemfibrozilo, glucagón, halotano, heparina, ibuprofeno, indometacina, vacuna contra el virus de la influenza, itraconazol, ketoprofeno, ketorolaco, levamisol, levofloxacino, levotiroxina, liotironina, lovastatina, ácido mefenámico, metimazol, metildopa, metilfenidato, unguento de metilsalicilato, metronidazol, miconazol, ácido nalidíxico, naproxeno, neomicina, norfloxacino, ofloxacino, omeprazol, paroxetina, penicilina G (intravenosa), pentoxifilina, fenilbutazona, fenitoína, piperazilina, piroxicam, prednisona, propafenona, propoxifeno, propranolol, propiltiouracilo, quinidina, quinina, ranitidina, rofecoxib, sertralina, simvastatina, estreptoquinasa, sulfametizol, sulfametoxazol, sulfinpirazona, sulfisoxazol, sulindac, tamoxifeno, tetraciclina, ticarcilina, ticlopidina, activador plasminógeno tisular (t-PA), tolbutamida, tramadol, trimetoprim/sulfametoxazol, urocinasa, valproato, vitamina E, zafirlukast, zileuton.

Los siguientes factores, solos o combinados, son responsables de la disminución de la respuesta de TP/INR:

  • Factores endógenos: edema, resistencia hereditaria a la warfarina sódica, hiperlipemia, hipotiroidismo, síndrome nefrótico.
  • Factores exógenos: Fármacos específicos: alcohol, aminoglutetimida, amobarbital, atorvastatina, azatioprina, butabarbital, butalbital, carbamazepina, clordiazepóxido, clortalidona, colestiramina, clozapina, corticotropina, cortisona, ciclofosfamida, dicloxacilina, glutetimida, griseofulvina, haloperidol, 6-mercaptopurina, metimazol, nafcilina, paraldehído, pentobarbital, fenobarbital, fenitoína, prednisona, primidona, propiltiouracilo, raloxifeno, ranitidina, rifampicina, secobarbital, espironolactona, sucralfato, trazodona, vitamina C (altas dosis), vitamina K.

Derivados botánicos:

  • Bromeliáceas, ajo, ginkgo biloba: incrementan los efectos de warfarina.
  • Coenzima Q10 (ubidecarenona), hierba de San Juan: disminuyen los efectos de warfarina.

Sobredosis, toxicidad y tratamient

El principal efecto luego de una sobredosis es la hemorragia, que puede ser revertida con la inmediata suspensión del fármaco.El tratamiento se basará en restablecer la actividad de los factores de la coagulación con la administración de grandes dosis de vitamina K (fitonadiona), plasma fresco congelado o concentrados de factor IX (Konyne 80) y Ploplex.Si hay mayor sangrado administrar mayores dosis de vitamina K (50mg) por vía intravenosa, concentrados de factor IX y transfusiones de sangre entera. (4)

Si un sangrado mínimo evoluciona a un sangrado mayor, administre entre 5 a 25 mg (en escasas oportunidades más de 50 mg) de vitamina K parenteral.

En situaciones de emergencia de una hemorragia severa, se deben regresar los factores coagulantes a niveles normales mediante la administración de 200 a 500 ml. de sangre pura fresca o de plasma fresco congelado, o administrado el complejo comercial Factor IX.

Se asocia el riesgo de contraer hepatitis u otra enfermedad viral con la utilización de este tipo de productos sanguíneos; también se asocia la utilización del complejo Factor IX con un aumento del riesgo de trombosis. Por lo tanto, este tipo de preparaciones solo deben ser utilizadas en episodios excepcionales o de sangrado que pongan en riesgo la vida, secundarios a una sobredosis de warfarina.

No se debe utilizar las preparaciones purificadas del Factor IX, debido a que estas no aumentan los niveles de protrombina, del Factor VII, y del Factor X que también se deprimen junto a los niveles del Factor IX, como un resultado del tratamiento con warfarina. También se puede administrar concentrado de glóbulos rojos si se produce una pérdida significativa de sangre. Se debe monitorear de manera cuidadosa las infusiones de plasma o de sangre para evitar la precipitación de un edema pulmonar en los pacientes de edad avanzada o en pacientes cardiópatas.

ConservaciÓn

Conservar protegido de la luz. (4)

PosologÍa

Adultos VO(5)

  • Al inicio de 10 a 15 mg, en una dosis diaria por tres días.
  • El mantenimiento depende del TP pero en general de 2 a 10 mg/día un una sola dosis al día.

Comerciales

WARFARINA

FDA:1955

IESS:Sí pertenece

MSP:Sí pertenece


Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
Coumadin
Tabletas
WARFARINA
5 mg
Aventis

BibliografÍa

  1. Majerus P, Broze G, Miletich J, Tollefsen D. Anticoagulantes, trombolíticos y antiplaquetarios. En: Hardman J, Limbird L, Molinoff R, Ruddon R, Goodman A, eds. Goodman & Gilman. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. 9 ed. México DF: McGraw-Hill Interamericana; 1996. pp. 1429-33.

  2. O’Reilly R. Fármacos utilizados en los trastornos de la coagulación. En: Katzung B, ed. Farmacología Clínica y Básica. 7 ed. México DF: Editorial El Manual Moderno; 1998. pp. 640-3.

  3. Granizo E. Antiinflamatorios no Esteroidales. En: Samaniego E, ed. Fundamentos de Farmacología Médica. 5 ed. Quito: Editorial de la Universidad Central del Ecuador; 1999. pp. 489-90.

  4. MDConsult Drug Information. Warfarin Sodium [web en línea] 2002 [visitado el 13 de marzo de 2002]. Disponible en Internet desde: https://home.mdconsult.com/das/drug/body/0/1/2444.html#D002444

  5. Granizo E. Fármacos para afecciones hemáticas. En: Granizo E, ed. Guía Terapéutica. 2 ed. Quito: Organización Panamericana de la Salud. 1992. pp. 255.
Definiciones médicas / Glosario
  1. VITAMINA C, Es un ingrediente esencial de la dieta sana mantiene la integridad de los tejidos orgánicos, evitando las pérdidas de sangre a través de las paredes de los vasos.
  2. ECLAMPSIA, Es una enfermedad de la mujer embarazada que se caracteriza porelevación de la tensión arterial, hinchazón en los tobillos y pérdida de las proteínas por la orina.
  3. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  4. EMBOLIA PULMONAR, Es la presencia de un coágulo sanguíneo en los pulmones.
  5. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  6. ICTERICIA, Es la pigmentación amarilla del blanco de los ojos o de la piel, provocada por un exceso de bilirrubina en la sangre que acaba depositándose en los tejidos.
  7. INFARTO DE MIOCARDIO, Es el nombre científico del ataque al corazón. Se debe a la obstrucción del riego sanguíneo (trombosis) en parte de músculo (mio) del corazón(cardio), que produce su destrucción (infarto).
  8. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos