Vacuna contra Fiebre Amarilla

Para qué sirve Vacuna contra Fiebre Amarilla

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al huevo o la proteína del embrión. Hipersensibilidad a la gelatina. Niños de menos de seis meses de vida. Alteraciones del sistema inmunitario, Sindrome de inmunodeficiencia Adquirida, infecciones a repetición, leucemia, limfoma, drogas alquilantes, terapia con corticoides por largo tiempo o en altas dosis, radioterapia.

Precauciones

Reacciones alérgicas a otras gelatinas presentes en otras vacunas. Niños de 6 a 8 meses de vida, salvo en zonas de alto riesgo o con un nivel bajo de protección contra el mosquito. Mujeres embarazadas.

Interacciones

Azatioprina: Los pacientes que reciben azatioprina deberían ser vacunados sólo cuando el riesgo de contraer la enfermedad es alta o los riesgos de la vacunación son bajos. Se observa con mayor frecuencia la infección ya que existe una respuesta inmunológica disminuida. El grado de severidad de la interacción es de tipo mayor.
-Ciclosporina: La ciclosporina disminuye el grado de compromiso de los linfocitos T en la respuesta inmunológica celular y humoral, incluyendo la producción de interleuquina 2, así una inadecuada respuesta inmunológica a la vacuna puede ocurrir en pacientes tratados con ciclosporina. El manejo de esta interacción sería de ser posible, realizar la inmunización dos o cuatro semanas previas a la iniciación de la terapia con ciclosporina.
-Corticoides: Como regla general, las vacunas no deben ser administradas en pacientes que se encuentra inmunosuprimidos como resultado de prolongados tratamiento con corticoides debido a la posibilidad de una inadecuada respuesta inmune a las mismas. Tratamientos a corto a mediano plazo (menos de 14 días), así como aplicaciones tópicas o intraarticulares no son consideradas contraindicaciones. Algo similar sucede en caso de terapia de reemplazo en donde los pacientes no son considerados inmunosuprimidos. Esperar un período de tiempo prudencial (al menos 3 meses) luego de finalizar el tratamiento corticoideo antes de considerar el uso de estas vacunas.
-Etanercept: Su uso altera la respuesta celular inmunológica por lo que no deben utilizarse en forma conjunta.
-Infliximab: Debe evitarse su uso en forma conjunta ya que es mayor el riesgo de infección por la vacunación, por una disminución en la respuesta inmunológica.
-Leflunomida: Su uso en forma conjunta con la vacuna, provoca una disminución de respuesta del sistema inmune por lo que se recomienda no utilizarlo conjuntamente y en casos en los que la vacunación es inevitable, se debe discontinuar la utilización de leflunomida, permitiendo un tiempo prudencial para que se elimine la droga del organismo.
-Sirolimus: Su uso en forma conjunta no es recomendado, ya que el sirolimus produce una significativa disminución del sistema inmunológico con la aparición potencial de infecciones severas que incluso pueden poner en peligro la vida del paciente.
-Tacrolimus: Su uso en forma conjunta no es recomendado, ya que el tacrolimus produce una significativa disminución del sistema inmunológico con la aparición potencial de infecciones severas que incluso pueden poner en peligro la vida del paciente.
-Tuberculina: La vacunación con virus atenuados, pueden suprimir la reactividad al test de tuberculina, por lo tanto estos deben ser realizados previamente a la vacunación, si es posible cuatro o seis semanas previas.

  Principio Activo