Doxorrubicina Liposomal

  Principio Activo

Para qué sirve Doxorrubicina Liposomal

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad relacionada a la administración de doxorrubicina liposomal o doxorrubicina libre.

Precauciones

Insuficiencia cardíaca congestiva o cualquier otra enfermedad cardiovascular (potencial cardiotoxicidad con doxorrubicina liposomal). Extravasación. Enfermedad hepática. Puede causar eritrodisestesia palmo-plantar. Mielosupresión, particularmente granulocitopenia. Previa o concurrente quimioterapia citotóxica, por mayor riesgo de toxicidad, incluyendo mielosupresión. Previa o concurrente terapia con doxorrubicina o daunorrubicina puede aumentar el riesgo de cardiomiopatía con doxorrubicina liposomal. Se debe considerar la dosis previa de antraciclinas (la falla ventricular izquierda con doxorrubicina es más frecuente cuando la dosis acumulativa excede 550 mg/m2).

Interacciones


-Carbamazepina: la asociación de ambas drogas disminuye la concentración plasmática de carbamazepina. Los niveles de anticonvulsivantes de los pacientes que reciben terapia antineoplásica con doxorrubicina o cisplatino deben ser monitoreados. Es necesario aumentar la dosis de carbamazepina.
-Ciclosporina: se requieren dosis menores de ambas drogas cuando se las coadministra, pues el metabolismo de la doxorrubicina disminuye cuando se la utiliza con ciclosporina.
-Cisplatino: El uso concomitante de cisplatino y doxorrubicina en adenocarcinoma puede generar leucemia. Se deben considerar cuidadosamente los riesgos y beneficios de esta asociación, así como ser extremadamente cautelosos cuando se la administra.
-Digoxina: la coadministración de agentes citotóxicos y digoxina disminuye en 20% al 30% el área bajo la curva de la digoxina. Este cambio en la biodisponibilidad puede ocurrir dentro de las 24 horas de la primera dosis del agente citotóxico y puede persistir por más de 7 días luego de la última dosis, debido a una alteración reversible de la mucosa intestinal. Monitorear las concentraciones plasmáticas de digoxina antes, durante y luego de la terapia citotóxica. Se puede administrar una dosis intravenosa equivalente durante la terapia citotóxica y con esta medida se permite la continuación de la terapia en forma segura.
-Fenitoína: existe una disminución en la eficacia de la fenitoína, debido a un aumento de su metabolismo. Cuando se administra conjuntamente doxorrubicina y cisplatino con fenitoína intravenosa, los niveles de fenitoína disminuyen 30% a 40%. Se pueden requerir ajustes en la dosis de fenitoína.
-Vacuna a rotavirus: Está contraindicada la administración de la vacuna a rotavirus en pacientes inmunosuprimidos por agentes quimioterápicos, debido a un mayor riesgo de infección por los virus vivos.
-Vacunas a microorganismos vivos: los pacientes que reciben quimioterapia inmunosupresora no deberían ser vacunados con vacunas a microorganismos vivos, debido al riesgo de infecciones potencialmente fatales. En los pacientes con leucemia es aconsejable esperar al menos 3 meses entre la terminación de la quimioterapia y la vacunación con agentes vivos.
-Verapamilo: el verapamilo parece alterar la distribución de las antraciclinas, incluyendo la doxorrubicina, en las células neoplásicas, aumentando la toxicidad de la doxorrubicina. Monitorear la presencia de náuseas, vómitos hipotensión y arritmias inaceptables.

Deja un comentario