Doxepina

  Principio Activo

Para qué sirve Doxepina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la doxepina.

Precauciones

Enfermedad hepática. Monitorear durante el uso con otros depresores del sistema nervioso central.

Interacciones


-Acenocumarol: el empleo de acenocumarol con antidepresivos tricíclicos puede aumentar el riesgo de hemorragias, probablemente por reducir el metabolismo del acenocumarol y aumentar su absorción. Monitorear el tiempo de protrombina o la razón internacional normatizada (RIN). Se recomienda disminuir la dosis del anticuagulante si es necesario.
-Adenosina: la adenosina y los antidepresivos tricíclicos empleados conjuntamente pueden provocar efectos cardiotóxicos aditivos (prolongación del intervalo Q-T). Evitar la asociación.
-Alcaloides de la Belladona: la administración de alcaloides de la Belladonna (hioscina, atropina y escopolamina) y antidepresivos tricíclicos pueden producir efectos anticolinérgicos como taquicardia, midriasis, hipertermia, sequedad de boca, constipación, retención urinaria, sedación, visión borrosa, confusión y alucinaciones. Monitorear efectos adversos. Reducir la dosis o discontinuar estos fármacos si es necesario.
-Alcohol: la combinación de etanol con antidepresivos tricíclicos (ATC) puede alterar el comportamiento, con un efecto predominante en la performance psicomotora, debido a un efecto aditivo sobre la depresión del SNC y a un metabolismo hepático alterado de los ATC. No hay estudios que evalúen el efecto de esta combinación sobre la función respiratoria. Se debe aconsejar la abstención alcohólica durante las primeras semanas de la administración de ATC.
-Alfa-metildopa: los antidepresivos tricíclicos pueden disminuir el efecto de los falsos neurotransmisores como Alfa-metildopa. Monitorear la presión arterial y de ser posible elegir un antihipertensivo alternativo.
-Anfetaminas: el empleo simultáneo de anfetaminas y antidepresivos tricíclicos puede producir hipertensión arterial, arritmias y estimulación del sistema nervioso central, por efecto sinérgico en la neurotransmisión noradrenérgica. Monitorear la tensión arterial y la función cardíaca y, eventualmente, ajustar las dosis.
-Antiarrítmicos de clase Ia: el uso de antiarrítmicos de clase Ia y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Antiarrítmicos de clase III: el uso de antiarrítmicos de clase III y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Antidepresivos tricíclicos: los ATC han demostrado prolongar el intervalo Q-T a las dosis recomendadas. Es por ello que no se recomienda la administración de más de un ATC, debido al riesgo aumentado de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsades des pointes, paro cardíaco).
-Antipsicóticos: la combinación de antipsicóticos (haloperidol, risperidona, quetiapina) y antidepresivos tricíclicos puede aumentar la toxicidad y los efectos anticolinérgicos de ambas, por interferencia mutua en el metabolismo. Monitorear cuidadosamente los posibles efectos adversos y, eventualmente, ajustar la dosis.
-Baclofen: la coadministración de baclofen y antidepresivos tricíclicos (imipramina, amitriptilina y clomipramina) puede producir pérdida de memoria, relajación muscular y sindrome anticolinérgico, por efecto aditivo. Monitorear síntomas y signos anticolinérgicos y efecto relajante muscular.
-Barbitúricos: Los barbitúricos son inductores enzimáticos, de las coenzimas del citocromo involucrados en el metabolismo de los antidepresivos tricíclicos. El uso de barbitúricos y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede reducir la concentración sérica del ATC, disminuir el umbral convulsivo y producir depresión respiratoria y del sistema nervioso central. Monitorear la eficacia del efecto antidepresivo.
-Belladonna: la administración de Belladonna (contiene hiosciamina, atropina y escopolamina a una concentración de 0. 3 a 0. 5 %) y antidepresivos tricíclicos pueden producir efectos anticolinérgicos como taquicardia, midriasis, hipertermia, sequedad de boca, constipación, retención urinaria, sedación, visión borrosa, confusión y alucinaciones. Monitorear efectos adversos. Reducir la dosis o discontinuar la Belladonna si es necesario.
-Bupropión: puede disminuir el metabolismo vía citocromo (2D6) de los antidepresivos triciclicos. Monitorear los efectos tóxicos de los antidepresivos si se usa concomitantemente el bupropión.
-Cannabis: el uso de tetrahidrocannabinol y antidepresivos tricíclicos puede producir taquicardia y delirium, mayor a la esperada para cada droga. El mecanismo probable es la adición del efecto beta adrenérgico del tetrahidrocannabinol y el efecto anticolinérgico del antidepresivo. Monitorear la frecuencia cardíaca.
-Carbamazepina: el empleo de carbamazepina y doxepina puede disminuir la concentración sérica de doxepina y aumentar la toxicidad de la carbamazepina (visión borrosa, diplopía y mareos). Monitorear la eficacia clínica de doxepina, signos de toxicidad por carbamazepina y concentraciones séricas de ambos agentes.
-Cimetidina: la cimetidina puede aumentar la toxicidad de la doxepina (sequedad bucal, visión borrosa, retención urinaria, arritmias) por inhibición de su metabolismo. Monitorear la concentración sérica de doxepina y, eventualmente, reducir la dosis de cimetidina o reemplazarla por otro bloqueante H2 sin efectos en el metabolismo del antidepresivo tricíclico (ranitidina, famotidina).
-Cisapride: el uso de cisapride y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Ambos agentes no deben coadministrarse.
-Claritromicina: el uso de claritromicina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Clindamicina: el uso de clindamicina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Clonidina: el empleo de clonidina y antidepresivos tricíclicos puede reducir el efecto antihipertensivo de la clonidina, probablemente por antagonismo farmacológico de los receptores alfa 2 centrales. Monitorear la tensión arterial y, eventualmente, elevar la dosis de clonidina o reemplazar el antidepresivo.
-Cloroquina: el empleo de cloroquina y antidepresivos tricíclicos puede aumentar el intervalo Q-T y causar taquicardia ventricular. Evitar la asociación.
-Dolasetrón: el uso de dolasetrón y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Droperidol: el uso de droperidol y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Metabolismo
-Duloxetina Es un inhibidor y sustrato a la vez de citocromo P450 2D6. Duloxetina puede disminuir el metabolismo vía citocromo, de los antidepresivos tricíclicos. Monitorear el aumento de los efectos de doxepina cuando se coadministra con duloxetina.
-Enflurano: el uso de enflurano y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular) y convulsiones, por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Eritromicina: el uso de eritromicina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Administrar con precaución y monitorear el electrocardiograma durante el tratamiento.
-Espiramicina: el uso de espiramicina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Estrógenos: el empleo de estrógenos conjuntamente con antidepresivos tricíclicos puede reducir el efecto terapéutico del antidepresivo y aumentar paradójicamente su toxicidad, probablemente por incremento de su metabolismo hepático. Ajustar la dosis del estrógeno o antidepresivo o suspender el primero si es necesario.
-Fenitoína: el empleo conjunto de fenitoína y antidepresivos tricíclicos puede aumentar la concentración sérica de fenitoína y reducir la concentración del antidepresivo, por interferencia mutua en el metabolismo. Monitorear la toxicidad y la concentración sérica de la fenitoína y el efecto terapéutico del antidepresivo.
-Fluconazol: el uso de fluconazol y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Fluoxetina: el uso de fluoxetina y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular) y mayor frecuencia de efectos anticolinérgicos, por inhibición del metabolismo del ATC. Evitar la asociación.
-Foscarnet: el uso de foscarnet y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Gatifloxacina: el uso de gatifloxacina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Guanetidina: los antidepresivos tricíclicos pueden reducir el efecto antihipertensivo de la guanetidina por inhibir su recaptación en la neurona adrenérgica. Monitorear la presión arterial y, eventualmente, aumentar la dosis de guanetidina o reemplazar por inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.
-Halotano: el uso de halotano y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Hipérico: el empleo de hipérico y antidepresivos tricíclicos puede producir sindrome serotonérgico por excesiva estimulación serotoninérgica. Evitar la asociación.
-Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO): el uso de ATC e IMAOs puede provocar un sindrome serotonérgico caracterizado por hipertensión, hipertermia, mioclonías y cambios del estado mental. Evitar la asociación, pudiéndose observar esta interacción hasta 14 días de suspendido el IMAO.
-Inhibidores de proteasa: los inhibidores de proteasa puede aumentar la toxicidad de los antidepresivos tricíclicos (efectos anticolinérgicos, sedación, confusión y arritmias cardíacas) probablemente por inhibir su metabolismo. Monitorear efectos adversos y nivel sérico del antidepresivo. Reducir la dosis si es necesario.
-Isoflurano: el uso de isoflurano y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Jugo de pomelo: en cantidad puede disminuir el metabolismo de doxepina, no así en pequeñas y periódicas porciones. Evitar la ingesta de grandes cantidades en pacientes que reciben doxepina.
-Levodopa: el empleo de levodopa junto a antidepresivos tricíclicos puede reducir el efecto antiparkinsoniano de la levodopa, producir hipertensión arterial e hipotensión ortostática. El mecanismo probable es el aumento del metabolismo gástrico de la levodopa por disminución de la motilidad gastrointestinal, efectos aditivos vasodilatadores, el mecanismo de la hipertensión arterial es desconocido. Monitorear la presión arterial y el efecto antiparkinsoniano de la levodopa. Suspender el antidepresivo si se produce hipertensión arterial.
-Linezolid: el uso de doxepina y Linezolid (IMAO) puede provocar un sindrome serotonérgico caracterizado por hipertensión, hipertermia, mioclonías y cambios del estado mental. Evitar la asociación, pudiéndose observar esta interacción hasta 14 días de suspendido el IMAO.
-Litio: puede aumentar los efectos neurotóxicos de los antidepresivos tricíclicos probablemente por disminuir el umbral convulsivo. Monitorear trastornos cognitivos, ataxia, temblor y convulsiones, en especial en gente mayor.
-Metilfenidato: puede disminuir el metabolismo de doxepina. Monitorear concentraciones séricas y toxicidad.
-Moxifloxacina: el uso de moxifloxacina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Octreotide: el uso de octeotride y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Paroxetina: el uso de paroxetina y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular) y efectos anticolinérgicos, por inhibición del metabolismo del ATC. Monitorear la aparición de efectos adversos y el electrocardiograma, ajustando la dosis de doxepina si es necesario.
-Pentamidina: el uso de pentamidina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Evitar la asociación.
-Pimozida: el uso de pimozida y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T y taquicardia ventricular), por efectos aditivos. Ambos agentes no deben coadministrarse.
-Propafenona: el empleo de propafenona y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede incrementar la toxicidad del antidepresivo por inhibir su metabolismo. Monitorear signos y síntomas de intoxicación por ATC.
-Propoxifeno: el empleo de propoxifeno y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede incrementar la toxicidad del antidepresivo por inhibir su metabolismo. Monitorear signos y síntomas de intoxicación por ATC y ajustar dosis.
-Quinestrol: el empleo de quinestrol junto con antidepresivos tricíclicos puede reducir el efecto terapéutico del antidepresivo y aumentar paradójicamente su toxicidad, probablemente por aumento de su metabolismo hepático. Ajustar la dosis del estrógeno o del antidepresivo o suspender el primero si es necesario.
-Quinidina: la coadministración de quinidina y antidepresivos tricíclicos puede producir cardiotoxicidad e incrementar la toxicidad del antidepresivo, por inhibición de su metabolismo y efectos cardíacos aditivos. Monitorear los posibles efectos adversos y la concentración sérica del antidepresivo.
-Rifampicina: puede aumentar el metabolismo vía citocromo de los antidepresivos tricíclicos (ATC). Monitorear la disminución de sus efectos terapéuticos de la doxepina y ajustar dosis.
-S-adenosilmetionina: la coadministración con antidepresivos tricíclicos puede producir sindrome serotonérgico (ansiedad, hipertensión, hiperreflexia, diaforesis) por excesiva estimulación serotoninérgica. Comenzar con dosis bajas de ambas drogas e ir titulando las mismas, con monitoreo de la aparición de síntomas serotonérgicos.
-Salmeterol: el empleo conjunto de salmeterol y antidepresivos tricíclicos puede producir hiperestimulación cardiovascular (taquicardia, hipotensión ortostática, hipertensión arterial), por efecto vascular aditivo. Monitorear la función cardiovascular durante el tratamiento y hasta dos semanas después de haber suspendido el antidepresivo.
-Selegilina: el uso de inhibidores de la monoaminooxidasa y antidepresivos tricíclicos puede producir sindrome serotonérgico. Utilizar esta asociación solo si los beneficios superan los riesgos de aparición del sindrome serotonérgico. En caso de utilizar ambas drogas, monitorear al paciente y en lo posible utilizar otros antidepresivos distintos a clomipramina, imipramina, desipramina o tranilcipromina.
-Sertralina: el uso de sertralina y antidepresivos tricíclicos (ATC) puede incrementar la toxicidad del ATC por inhibición de su metabolismo. Utilizar con precaución y monitorear síntomas de excesiva acción serotonin

Deja un comentario