Valcron Plus

Para qué sirve Valcron Plus , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada cápsula blanda contiene: Betacaroteno; Vitamina C; Vitamina E; Zinc; Selenio; Calcio (como carbonato de Calcio); Magnesio (como sulfato de Magnesio).

Descripción:

Es una asociación de betacaroteno, vitamina C, vitamina E, zinc, selenio; que corresponde al Valcron, más calcio (como carbonato de calcio) y magnesio (como sulfato de magnesio), destinada a tratar los estados carenciales y proteger a las células del daño oxidativo.

Calcio:

es útil por su función estructural formando la parte ósea mineralizada y en un sinnúmero de funciones en las que actúa en pequeñísimas cantidades, lo que justifica su denominación de micronutriente. Esencial para la función excitatoria neuronal y para la contracción muscular. Modula la liberación de varios neurotrasmisores. Participa en la conducción rítmica y en la contractibilidad cardíaca. Mantiene la integridad de las membranas. Regula la coagulación sanguínea y modula una gran cantidad de funciones intracelulares.

Magnesio:

es el segundo catión en importancia en el líquido intracelular. Esencial para la actividad de un sinnúmero de enzimas, para la trasmisión neuronal y la excitabilidad muscular. Actúa como cofactor de todas las enzimas involucradas en las reacciones de transferencia de fosfato que utilizan ATP. También en la unión de macromoléculas a organelos intracelulares como por ejemplo: el mRNA a los ribosomas. La hipomagnesemia puede traer consigo alteraciones del ritmo cardíaco y de la contractibilidad muscular, nefrocalcinosis, desarrollo de hipokalemia e hipocalcemia resistentes. Delirium tremens, convulsiones.

Contraindicaciones:

Antecedentes de hipersensibilidad a los componentes. Hipercalcemia. Insuficiencia renal grave. Litiasis cálcica. Ulcera gástrica. Hipermagnesemia. Hipervitaminosis, principalmente A y D.

Presentaciones:

Envase conteniendo 30 cápsulas blandas.

Posología:

Vía oral. Dosis: según prescripción médica. Dosis usual: 1 cápsula al día.

Efectos colaterales:

La administración de vitaminas y minerales en dosis que no excedan los requerimientos fisiológicos, en general no presenta riesgo de inducir reacciones adversas, excepto las de tipo alérgico. Sin embargo, dosis elevadas por períodos prolongados pueden producir tales reacciones, las que se detallan a continuación: Betacaroteno: la ingestión puede producir carotenodermia (coloración amarilla de la palma de la mano y planta del pie, a veces del rostro). Raramente puede presentarse diarrea, artralgia y mareos. Vitamina D: con dosis elevadas por períodos prolongados se puede producir hipercalcemia, la que se manifiesta por constipación, diarrea, sequedad de la boca, cefalea continua, aumento de la frecuencia de micción. Vitamina E: en dosis altas (más de 400 U.I. diarias) por períodos prolongados puede producir visión borrosa, diarrea, mareo, cefalea, náuseas o calambres estomacales, debilidad o cansancio. Vitamina C: con dosis superiores a 600 mg diarios se puede producir enrojecimiento del rostro y trastornos gastrointestinales. Tiamina (vitamina B1): en casos aislados puede presentarse reacción anafiláctica. Riboflavina (vitamina B12): no se han reportado efectos adversos para riboflavina, aun a dosis altas. El único efecto relacionado con la administración de riboflavina es la coloración amarilla intensa que adquiere la orina. Piridoxina (vitamina B6): dosis de 200 mg por día han producido síndrome de dependencia de vitamina B6. Dosis mayores por períodos prolongados (2-6 g) han producido neuropatía sensorial. Cianocobalamina (vitamina B12): puede presentarse con poca frecuencia diarrea y picazón de la piel. Raramente puede presentarse reacción anafiláctica. Acido fólico: fuera de una reacción de tipo alérgico, no se han reportado efectos adversos, con dosis hasta 10 veces superiores a la RDA (del orden de 1500 mcg diarios en adultos). Acido pantoténico: no se han reportado efectos adversos para el ácido pantoténico. Biotina: no se han reportado efectos adversos para biotina, incluso con dosis de 10 ml al día. Nicotinamida: a altas dosis puede producir arritmia cardíaca, sequedad de la piel y ojos, mareos, prurito, agravación de úlcera péptica. Hierro: las reacciones adversas más frecuentes que se pueden presentar son: dolor, calambre y malestar gástrico o abdominal. Es común que las deposiciones presenten un color verde oscuro o negro, cuando se administran preparados de hierro vía oral.

Contraindicaciones:

Antecedentes de hipersensibilidad a los componentes. Hipercalcemia. Insuficiencia renal grave. Litiasis cálcica. Ulcera gástrica. Hipermagnesemia. Hipervitaminosis, principalmente A y D.

Interacciones medicamentosas:

Betacaroteno: colestiramina, vaselina líquida, colestipol, neomicina disminuyen la absorción del betacaroteno. La vitamina E puede facilitar la absorción y utilización del betacaroteno. Vitamina D: colestiramina, vaselina líquida, colestipol disminuyen la absorción de la vitamina D. Pueden potenciarse los efectos de glucósidos digitálicos por aumento de la calcemia. La administración concomitante de altas dosis de preparados de fósforo puede llevar a hiperfosfatemia. Vitamina E: colestiramina, vaselina líquida, colestipol pueden disminuir la absorción de la vitamina E. Altas dosis de hierro pueden catalizar la oxidación y posiblemente aumentar los requerimientos diarios de vitamina E. Vitamina C: puede interferir con la interacción disulfiram/alcohol. Tiamina (vitamina B1): no se han reportado interacciones medicamentosas. Riboflavina (vitamina B2): el alcohol disminuye su absorción intestinal. En pacientes que reciben antidepresivos tricíclicos o fenotiazinas pueden estar aumentados los requerimientos de riboflavina. Piridoxina (vitamina B6): es de especial importancia la interacción con levodopa, ya que incluso 5 mg de piridoxina anulan los efectos de la levodopa. No ocurre este efecto con la asociación carbidopa + levodopa. Los siguientes medicamentos antagonizan la acción de la piridoxina, llegando a causar anemia o neuritis periférica: cicloserina, etionamida, hidralazina, inmunosupresores como azatioprina, clorambucilo, corticoides, ACTH, ciclofosfamida, mercaptopurina, isoniazida o penicilamina. Los requerimientos de piridoxina pueden estar aumentados en pacientes que reciben estos medicamentos. Los estrógenos o contraceptivos que los contienen también pueden aumentar los requerimientos de piridoxina. Cianocobalamina (vitamina B12): la ingestión de alcohol por más de 2 semanas, colchicina (especialmente en combinación con aminoglucósidos) y aminosalicilatos pueden disminuir la absorción gastrointestinal, llevando a un aumento de los requerimientos de ésta. Acido fólico: el uso prolongado de analgésico, anticonvulsivos hidantoínicos o carbamazepina, estrógenos o contraceptivos, puede aumentar los requerimientos de ácido fólico. El uso prolongado de antiácidos derivados de aluminio y magnesio puede disminuir la absorción de ácido fólico. Colestiramina, sulfonamidas (incluida sulfasalazina) también pueden disminuir su absorción. Metotrexato, pirimetamina, triamtireno, trimetoprim, actúan antagonizando folatos (para neutralizar este antagonismo se debe usar la leucovorina cálcica en lugar de folatos). Nicotinamida: la administración conjunta de inhibidores de la HMG-CoA reductasa (por ej.: lovastatina, simvastatina) aumenta el riesgo de rabdomiolisis. Hierro: puede disminuir la absorción de tetraciclina y fluoroquinolonas. Cimetidina puede disminuir la absorción de hierro no hemínico. Los antiácidos también pueden disminuir la absorción de hierro.
Definiciones médicas / Glosario
  1. CALAMBRE, Es un espasmo doloroso de un músculo o grupo de músculos que sufren una contracción potente y prolongada.
  2. VITAMINA D, Se encuentra en la leche, la yema de los huevos y en diversos aceites de hígado, y se fabrica también en la piel expuesta a la luz solar.
  Medicamentos