Trisenox Asf Solucion

Para qué sirve Trisenox Asf Solucion , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

TRISENOX ASF

SOLUCION
Tratamiento de la leucemia promielocítica aguda

ASOFARMA DE MEXICO, S.A. de C.V.

Denominacion generica:

Trióxido de arsénico.

Forma farmaceutica y formulacion:

La ampolleta contiene:

Trióxido de arsénico …….. 10 mg

Excipiente, cbp ………….. 1 ampolleta

Indicaciones terapeuticas:

El trióxido de arsénico es un antineoplásico indicado para la inducción y consolidación de la remisión de los pacientes adultos con leucemia promielocítica aguda, en recidiva o refractarios al tratamiento (LPA), caracterizada por la translocación del cromosoma t(15;17) (q22;q12). Otras translocaciones descritas en la LPA son t(11;17) (q23;q11.12), t(5;17) (q35;q11.12) y t(11;17)(q13;q11.12).

Leucemia promielocítica/receptor de ácido retinoico-? (PML/RAR-?), asociada al tratamiento previo con un retinoide.

La tasa de respuesta en otros subtipos de leucemias mieloides agudas (LMA) a TRISENOX ASF® todavía no ha sido ampliamente estudiada.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

Farmacocinética:Se evaluaron los parámetros farmacocinéticos en pacientes en las siguientes entidades: LPA (n=12), enfermedades hematológicas avanzadas (n=12) y tumores sólidos avanzados (n=22) en tres ensayos clínicos con TRISENOX ASF®. Las dosis manejadas por vía endovenosa fueron únicas y múltiples de 0,06 a 0,30 mg/kg y fueron administradas diariamente. La concentración en plasma de arsénico total solamente fue medido y analizado. La farmacocinética de arsénico trivalente, TRISENOX ASF®, no ha sido caracterizada aún.

La mayor exposición (tal como lo refleja el área bajo la curva) al arsénico, parece aumentar proporcionalmente con mayores dosis. La concentración máxima de arsénico en plasma fue cerca del final de la perfusión y declinó un poco más adelante. Con una dosis diaria, las concentraciones en plasma parecen lograr niveles de estables entre 8 y 10 días.

Metabolismo: El metabolismo del trióxido de arsénico involucra una reducción del arsénico pentavalente a su forma trivalente y a ácido monometilarsenico, después a ácido dimetilarsénico por medio de metiltransferasas.

El arsénico se metaboliza y almacena principalmente en el hígado. Los riñones, el corazón, los pulmones, el cabello y las uñas también lo almacenan en menor proporción. La forma trivalente del arsénico es metilado en el humano y en su mayor parte eliminado a través de la orina. En pacientes con LPA, la administración diaria de 0,15 mg/kg/día de trióxido de arsénico, luego de 2 a 4 semanas de dosis continua, produjo aproximadamente un aumento de cuatro veces la excreción urinaria de arsénico cuando se comparó con la línea 1.

Eliminación: Los estudios con trióxido de arsénico marcados han demostrado que luego de la administración oral de 0,06 ng de arsénico, se recuperó aproximadamente 60% de la dosis marcada (radioactividad) en la orina dentro de los 8 días. El valor t½ de la eliminación media plasmática en los pacientes tratados con TRISENOX ASF® fue de 92 horas. Esta vida media de eliminación de plasma de 92 horas es consistente con la eliminación urinaria reportada de entre 3 y 5 días de vida media para el arsénico.

Mecanismo de acción: El mecanismo de acción de TRISENOX ASF® aún no se ha entendido por completo.

El trióxido de arsénico provoca alteraciones morfológicas y fragmentación del ácido desoxirribonucleico en las células leucémicas promielocíticas humanas NB4 in vitro, características de la apoptosis. El trióxido de arsénico también provoca daño y cambios en la fusión de la proteína PML/RAR-?.

Contraindicaciones:

  • TRISENOX ASF® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al arsénico o a cualquier otro de los excipientes.
  • Embarazo.

Precauciones generales:

Clínicamente, los pacientes con LPA inestables, están en riesgo especial y necesitarán una vigilancia más frecuente de los niveles de; glucemia, de los electrólitos séricos (Na y K preferentemente así como; Cl y Mg). Así como también una mayor frecuencia de los controles hematológicos, hepáticos, renales y de pruebas de la coagulación.

El síndrome de diferenciación de LPA es un síndrome respiratorio similar al síndrome del ácido retinóico y se manifiesta por: fiebre, disnea, aumento de peso, edema generalizado e infiltrados pulmonares y derrame pericárdico o pleural con o sin leucocitosis importante. Este síndrome puede ser fatal. El manejo de este síndrome no ha sido estudiado por completo, pero se han utilizado altas dosis de esteroides a la primera sospecha de síndrome de diferenciación de LPA y pareciera que mitigan los signos y síntomas. Al primer signo de que el síndrome pudiera presentarse (fiebre sin explicación, disnea y/o ganancia de peso, descubrimiento de anomalías en el tórax al auscultar o anomalías por rayos), debe comenzarse inmediatamente con altas dosis de esteroides (dexametasona 10 mg vía endovenosa 2 veces por día), independientemente del recuento de leucocitos y se debe continuar con la misma durante por lo menos 3 días o más hasta que los signos y síntomas hayan disminuido o desaparecido. La mayoría de los pacientes no necesitan descontinuar la terapia con TRISENOX ASF® durante el tratamiento del síndrome de diferenciación de LPA.

Se estima que 23% de los pacientes expuestos a trióxido de arsénico presentaron este síndrome, además de presentar leucocitosis; ambas reacciones fueron controladas sin mortalidad asociada o interrupción del tratamiento. En los casos (50%) en los que se presenta leucocitosis severa (leucocitos ? 10,000/mm3) ésta se presentó únicamente durante la terapia de inducción, las cuentas leucocitarias disminuyeron hasta la normalidad una vez que los pacientes alcanzaron la respuesta completa, sin la necesidad de suspender el tratamiento, toda vez que recibieron el esquema de esteroide.

Anormalidades del electrocardiograma (EKG): Antes de iniciar la terapia con TRISENOX ASF®, se debe llevar a cabo un EKG de 12 derivaciones basal y un seguimiento durante el tratamiento por cada aplicación. Está documentado en la literatura que el trióxido de arsénico puede causar prolongación del intervalo QT y bloqueo auriculo-ventricular completo. La prolongación QT puede conducir a taquicardia ventricular polimorfa (Torsade de pointes) con cambios del complejo QRS en cada ciclo cardiaco, con marcada tendencia al desarrollo de fibrilación ventricular, lo cual puede ser fatal. El tratamiento previo con antraciclinas puede incrementar el riesgo de QT prolongada. El riesgo de taquicardia ventricular polimorfa con cambio del complejo QRS (Torsade de pointes) está relacionado con la duración del intervalo QT prolongado, la administración concomitante de fármacos que prolonguen el intervalo QT (tales como antiarrítmicos clase II y III (por ejemplo, quinidina, amiodarona, sotalol), antipsicóticos (por ejemplo, tioridazina), antidepresivos (por ejemplo, amitriptilina), algunos macrólidos (por ejemplo, eritromicina), algunos antihistamínicos (por ejemplo, terfinadina y astemizol), algunos antibióticos quinolónicos (por ejemplo, sparfloxacina) y otros fármacos que aisladamente se sabe aumentan el intervalo QT (por ejemplo, cisaprida). Antecedentes de Torsade de pointes, prolongación del intervalo QT preexistente, falla cardiaca congestiva, suministro de diuréticos que agotan el potasio, anfotericina B u otras condiciones que resultan en hipocalcemia o hipomagnesemia. En ensayos clínicos, 40% de los pacientes tratados con TRISENOX ASF® experimentaron por lo menos un QT aumentado como prolongación del intervalo (QTc) mayor que 500 msec. Se observó prolongación del QT entre la 1a y 5a semana después de la aplicación de TRISENOX ASF® y volvió a cifras iniciales al final de la 8 semana después de la aplicación TRISENOX ASF®. Un paciente (que estaba recibiendo fármacos concomitantes incluyendo anfotericina B) tuvo Torsade de pointes asintomáticas durante la terapia de inducción para LPA recurrente con trióxido de arsénico.

Condiciones que contribuyen a estos eventos incluyen: existencia de alargamiento QT, pacientes ingiriendo diuréticos perdedores de potasio, y patologías que causan hipocalemia e hipomagnesemia. Si es posible suspenda cualquier medicamento que induzca prolongación del intervalo QT. Corrija el QT a > 500 mseg antes de iniciar tratamiento. Suspenda el tratamiento y hospitalice al paciente si el intervalo QT es >500 mseg. Puede ocasionar síncope o arritmias durante el tratamiento. No reiniciar tratamiento hasta el QT sea < 460 mseg.

Evite el uso de productos homeopáticos (el arsénico está presente en medicamentos homeopáticos). Evite hierbas hipoglucemiantes incluyendo: Alfalfa, aloe vera, melón agrio, arándano, apio, damiana, fenogreco, ajo, jengibre, ginseng, cardos, malvaviscos y ortiga (puede incrementar el efecto del arsénico).

Modificación de la dosis: El tratamiento con TRISENOX ASF® debe ser interrumpido, ajustado o suspendido en cualquier momento antes del final programado del tratamiento cuando se observe toxicidad grado 3 ó mayor en el National Institute Common Toxicity Criteria, versión 2 y se juzgue que este posiblemente relacionada con el tratamiento con TRISENOX ASF®. Los pacientes que experimentaron tales reacciones que son consideradas con relación a TRISENOX ASF® deben reanudar el tratamiento solo después de resolver el evento tóxico o después de la recuperación del estado de comienzo de la anormalidad que condujo a la interrupción. En tales casos, se debe reanudar el tratamiento al 50% de la dosis diaria precedente. Si el evento tóxico no reincide dentro de los 3 días de reiniciado el tratamiento a dosis reducida, la dosis diaria se puede aumentar nuevamente al 100% de la dosis original. Los pacientes que han experimentado una recurrencia de toxicidad deben ser retirados del tratamiento.

Pruebas de laboratorio: Los niveles de glucemia y electrolitos del paciente, así como también los parámetros hematológicos, renales, hepáticas y de coagulación deben ser monitoreados por lo menos dos veces por semana y más frecuentemente para pacientes clínicamente inestables durante la fase de inducción y por lo menos una vez por semana durante la fase de consolidación.

Pacientes con desórdenes hepáticos o renales: No se ha estudiado la seguridad y efectividad de TRISENOX ASF®® en pacientes con desórdenes hepáticos y renales. Se debe prestar particular atención en pacientes con falla renal (creatinina sérica y depuración) que reciben TRISENOX ASF®, ya que la excreción renal es la principal vía de eliminación del arsénico.

Adultos en plenitud: Hay información clínica limitada sobre el uso de TRISENOX ASF® en la población de personas mayores. Los pacientes mayores tienen un riesgo mayor de padecer disminución de la función renal. Ya que la excreción renal es la principal vía de eliminación de arsénico, se necesita prestar particular atención a estos pacientes.

Hiperleucocitosis: El tratamiento con TRISENOX ASF® ha sido asociado con el desarrollo de hiperleucocitosis (? 10 x 103/µl) en algunos pacientes. No parece haber una correlación entre la cuenta de neutrófilos absoluta (CNA) y la CNA pico. La hiperleucocitosis nunca fue tratada con quimioterapia adicional y se resolvió con la continuación de la terapia con TRISENOX ASF®. La CNA durante la consolidación no fue tan alta como durante el tratamiento de inducción y fueron < 10 x 103/µl, excepto en un paciente que tubo un recuento de 22 x 103/µl durante la consolidación. Veinte pacientes (50%) experimentaron leucocitosis, sin embargo, en todos estos pacientes, la CNA fue declinando o se normalizó para el momento en que se valoró la remisión en la médula ósea. No se necesitó la quimioterapia citotóxica o leucoféresis.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

El trióxido de arsénico ha demostrado ser embriotóxico y teratogénico en estudios preclínicos en modelos animales. No existen reportes de mujeres embarazadas que hayan sido tratadas con TRISENOX ASF®. Si este tratamiento es utilizado durante el embarazo o si la paciente queda embarazada durante el tratamiento, deberá ser advertida sobre el potencial daño al producto e informar inmediatamente a su Médico para recibir atención especializada. Las mujeres con capacidad reproductiva deberán utilizar métodos anticonceptivos efectivos durante el tratamiento con TRISENOX ASF® así como los hombres cuyas parejas se encuentren la situación de embarazo.

El arsénico se excreta a través de la leche materna. Debido a las reacciones adversas potenciales del TRISENOX ASF® para los lactantes, debe interrumpirse la lactancia antes y después de su administración.

Reacciones secundarias y adversas:

Las reacciones adversas al medicamento ocurrieron en 37% de los pacientes en ensayos clínicos. Las reacciones más comúnmente reportadas fueron la hiperglucemia, la hipokalemia, la neutropenia y un aumento en la alanina amino transferasa (ALT). La leucocitosis se presentó en 50% de los pacientes con LPA, tal como lo muestran las evaluaciones hematológicas.

Las reacciones adversas severas al medicamento (RAS) fueron comunes (entre 1 a 10%) y no previstas en esta población. Aquellas RAS atribuidas a TRISENOX ASF® incluyeron síndrome de diferenciación LPA, leucocitosis, intervalo QT prolongado con taquicardia ventricular polimorfa “Torsade de pointes”), fibrilación auricular, hiperglucemia y una variedad de RAS relacionada con sangrado, infecciones, dolor, diarrea y náuseas.

En general, las reacciones adversas emergentes del tratamiento tendieron a disminuir con el tiempo, quizás debido al progreso del proceso subyacente de la enfermedad. Los pacientes tuvieron tendencia a tolerar el tratamiento de consolidación y de mantenimiento con menos toxicidad que el de inducción. Esto es probablemente debido a la confusión por las reacciones adversas con el proceso descontrolado de la enfermedad al principio del tratamiento y la cantidad de medicamentos concomitantes necesarios para controlar los síntomas y la enfermedad.

El cuadro siguiente muestra las reacciones adversas del fármaco en ensayos clínicos para 107 pacientes tratados con TRISENOX ASF®.

Organos y sistemas

Común*

No común*

Alteraciones sanguíneas y linfáticas

Neutropenia
Trombocitopenia

Neutropenia febril
Leucocitosis
Leucopenia

Alteraciones metabólicas y de la nutrición

Hiperglicemia
Hipocalemia

Hipermagnesemia
Hipernatremia
Cetoacidosis

Alteraciones en el sistema nervioso

Parestesia

Alteraciones cardiacas

Derrame pericárdico
Taquicardia

Alteraciones vasculares

Vasculitis

Alteraciones respiratorias, toráxicas y mediastinales

Disnea
Dolor en la pleura

Hipoxia
Derrame pleural
Hemorragia
Alveolo pulmonar

Alteraciones gastrointestinales

Dolor abdominal superior
Diarrea

Alteraciones de la piel y subcutáneas

Eritema
Prurito

Alteraciones músculo-esqueléticas, del tejido conectivo y óseo

Artralgia
Dolor óseo

Dolor de espalda
Dolor óseo agravado
Mialgia
Dolor en los miembros

Alteraciones generales y condiciones del lugar de administración

Fatiga
Pirexia

Dolor en el tórax
Fatiga agravada
Dolor

Laboratorio

Incremento de ALT
Incremento de las amino transferasa aspartato
ECG QT prolongada

Biopsia anormal por médula ósea
Aumento de la bilirrubina
Disminución del magnesio en sangre

* Común > 1/100 y <1 10.<="" p="">

** Poco común < 1/1.000 y <1 100.<="" p="">

Durante el tratamiento con TRISENOX ASF®, 14 de 52 pacientes en los estudios de LPA presentaron uno o más síntomas del síndrome de diferenciación de LPA caracterizado por fiebre, disnea, ganancia de peso, infiltrados pulmonares, y derrame plural y pericárdico, con o sin leucocitosis. 27 pacientes tuvieron leucocitosis (GB ? 10 x 103/µl) durante la inducción, 4 de los cuales poseían valores por encima de los 100.000 µl. Los conteos de glóbulos blancos de línea de base (GB) no se relacionaban con el desarrollo de la leucocitosis del estudio y los conteos de GB durante la terapia de consolidación no fueron tan altos como durante la inducción. En estos estudios, la leucocitosis no fue tratada con quimioterapia. Los fármacos utilizados para bajar la cuenta de glóbulos blancos a menudo aumentan la toxicidad asociada con la leucocitosis y ningún tratamiento habitual ha probado ser eficaz. Un paciente tratado con un programa de utilización moderado, falleció de infarto cerebral debido a la leucocitosis, luego del tratamiento con quimioterapia para bajar GB. La vigilancia es el procedimiento recomendado únicamente con intervención en casos selectos.

La mortalidad en los estudios centrales sobre la hemorragia asociada con la coagulación intravascular diseminada (CID) fue muy común (> 10%), lo que es consistente con la muerte temprana informada en la literatura.

El trióxido de arsénico puede prolongar el intervalo QT (ver Precauciones). La prolongación QT puede conducir a una “torsade de pointes” un tipo arritmia ventricular, la cual puede ser fatal. El riesgo de “torsade de pointes” es relevante si ha existido una prolongación del intervalo QT, una administración concomitante de fármacos que prolongan el QT, una historia de torsade de pointes, una prolongación preexistente del intervalo QT, falla cardiaca, administración de diuréticos consumidores de potasio u otras condiciones que resulten en hipocalcemia o hipomagnesemia. Un paciente (que se encontraba recibiendo múltiples fármacos concomitantes, incluyendo la anfotericina B) presentó torsade de pointes asintomática durante la terapia de inducción para la recaída de LPA con trióxido de arsénico. Pasó a consolidación sin más evidencia de alteraciones del intervalo QT.

La neuropatía periférica, caracterizada por parestesia/disestesia, es un efecto común y bien conocido del arsénico ambiental. Unicamente dos pacientes descontinuaron el tratamiento anticipadamente, debido a este evento adverso y uno recibió TRISENOX ASF® adicional en un protocolo subsiguiente. 44% de los pacientes experimentaron síntomas que pueden estar asociados con la neuropatía; la mayoría de leves a moderadas y fueron revertidas al descontinuar el tratamiento con TRISENOX ASF®.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Se espera una prolongación QT/QTc durante el tratamiento con TRISENOX ASF® y se han reportado “torsade de pointes” y bloqueos cardíacos totales. Los pacientes que están siendo tratados o han sido tratados con productos medicinales conocidos por causar hipocalcemia o hipomagnesemia, como los diuréticos o la anfotericina B, pueden correr mayores riesgos de “torsade de pointes”. Se aconseja precaución cuando TRISENOX ASF® administrado junto a otros productos medicinales conocidos por causar prolongación de los intervalos QT/QTc, tales como los antibióticos macrólidos, el antisicótico tioridazina, o aquellos productos medicinales conocidos por causar hipocalcemia o hipomagnesemia. La información adicional acerca de prolongar agentes medicinales QT, figura en precauciones. La influencia de TRISENOX ASF® sobre la eficacia de otros productos medicinales antileucémicos todavía es desconocida.

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

Ver Precauciones y advertencias.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

Los estudios limitados de toxicidad reproductiva del trióxido de arsénico en animales indican embriotoxicidad y teratogenicidad (defectos en el tubo neural, anoftalmia y microftalmia) en administraciones de entre 1 y 10 veces la dosis clínica recomendada (mg/m2). No se han llevado a cabo estudios de fertilidad con TRISENOX ASF®. Los compuestos del arsénico pueden inducir a aberraciones cromosómicas y transformaciones morfológicas de las células mamíferas in vitro e in vivo. No se han realizado estudios carcinogenéticos del trióxido de arsénico; sin embargo, el trióxido de arsénico y otros compuestos del arsénico inorgánico son reconocidos como carcinógenos humanos.

Precauciones y advertencias:Los pacientes con APL clínicamente inestables se encuentran especialmente en riesgo y requerirán de monitoreos más frecuentes de los niveles de electrolitos y de glucemia, así como también mayor frecuencia de los análisis hematológicos, hepáticos, renales y de coagulación.

Síndrome de activación de leucocitos (síndrome de diferenciación APL): 25% de los pacientes con LPA, con tratamiento de TRISENOX ASF® han experimentado síntomas similares a un síndrome llamado leucemia promielocítica de ácido retinoico agudo (RA-LPA) o síndrome de diferenciación LPA, caracterizado por fiebre, disnea, aumento de peso, infiltrados pulmonares y derrames pleurales o pericárdicos, con o sin leucocitosis. Este síndrome puede ser fatal. El manejo de este síndrome no ha sido estudiado por completo, pero se han utilizado altas dosis de esteroides a la primera sospecha de síndrome de diferenciación de APL y pareciera que mitigan los signos y síntomas. Al primer signo de que el síndrome pudiera presentarse (fiebre sin explicación, disnea y/o ganancia de peso, descubrimiento de anomalías en el tórax al auscultar o anomalías por rayos), debe comenzarse inmediatamente con altas dosis de esteroides (dexametasona 10 mg vía endovenosa 2 veces por día), independientemente del recuento de leucocitos y se debe continuar con la misma durante por lo menos 3 días o más hasta que los signos y síntomas se hayan apaciguado. La mayoría de los pacientes no necesitan descontinuar la terapia con TRISENOX ASF® durante el tratamiento del síndrome de diferenciación de APL.

Anomalías en el electrocardiograma (EKG): El trióxido de arsénico puede provocar prolongación de los intervalos QT y un bloqueo auriculoventricular completo.

La prolongación QT puede conducir a arritmias ventriculares tipo “torsade de pointes”, lo cual puede ser fatal. El tratamiento previo con antraciclinas puede llegar a incrementar el riesgo de prolongación del intervalo QT. El riesgo de “Torsade de pointes” se encuentra relacionado con la duración de la prolongación QT, y la administración concomitante de productos medicinales que prolonguen el QT (tales como clase I y III antiarrítmicos (por ejemplo, quinidina, amiodarona, sotalol), antipsicóticos (por ejemplo, tioridacine), antidepresivos (por ejemplo, amitriptilina), algunas macrólidos (por ejemplo, eritromicina), algunos antihístamínicos (por ejemplo, terfenadina y astemizol); algunos antibióticos quinolónicos (por ejemplo, esparfloxacina), y otras drogas individuales conocidas como alargadoras del intervalo QT (por ejemplo, cisapride), un historial de “torsade de pointes”, prolongación preexistente del intervalo QT, falla cardiaca congestiva, administración de diuréticos eliminadores de potasio, anfotericina B u otras condiciones que resulten en hipocalcemia o hipomagnesemia. En ensayos clínicos, 40% de los pacientes tratados con TRISENOX ASF® experimentaron por lo menos una prolongación del intervalo QT corregido (QTc) superior a los 500 mseg. La prolongación del QTc fue observada entre la primera y la quinta semana luego de la perfusión con TRISENOX ASF® y luego regresó a la línea base al final de la octava semana. Un paciente (que estaba recibiendo productos medicinales concomitantes múltiples, incluyendo anfotericina B) experimentó una “torsade de pointes” asintomática durante la terapia de inducción para APL recurrente con trióxido arsénico.

Recomendaciones para el monitoreo de EKG y de electrolitos: Antes de comenzar la terapia con TRISENOX ASF®, debe llevarse a cabo un EKG de 12 guías, y se deben evaluar los electrolitos serum (potasio, calcio, y magnesio) y la creatinina; deben corregirse las anomalías preexistentes en los electrolitos y, de ser posible, los productos medicinales que se sabe que prolongan el intervalo QT deben ser discontinuados. Los pacientes con factores de riesgo de la prolongación de QTc o factores de riesgo de “torsade de pointes” deben supervisarse con monitoreo cardiaco permanente (EKG). Para un QTc mayor a 500 mseg, deben tomarse las medidas adecuadas y el QTc debe ser re-evaluado con EKG seriales antes de considerar utilizar TRISENOX ASF®. Durante la terapia con TRISENOX ASF®, las concentraciones de potasio deben mantenerse por encima de lo 4mEq/lt., y las de magnesio por encima de los 1.8 mg/dl. Los pacientes que pueden alcanzar un valor de intervalo QT absoluto > 500 mseg deben re-evaluarse y se deben tomar acciones inmediatas para corregir factores de riesgo concomitantes, si es que se presentara alguno, y debe considerarse el riesgo/beneficio de continuar o suspender la terapia con TRISENOX ASF®. Si se presentara síncope o latidos rápidos o irregulares, el paciente debe ser internado y monitoreado continuamente, los electrolitos deben ser evaluados, la terapia con TRISENOX ASF® debe ser temporariamente discontinuada hasta que el intervalo QTc vuelva a estar por debajo de los 460 mseg, se corrijan las anormalidades en los electrolitos, y el síncope y el latido irregular cese. No existe información sobre el efecto de TRISENOX ASF® en el intervalo QTc durante la perfusión. Deben realizarse electrocardiogramas dos veces por semana, y más frecuentemente en pacientes clínicamente inestables, durante la inducción y consolidación.

Modificación de la dosis:El tratamiento con TRISENOX ASF® debe interrumpirse, ajustarse o descontinuarse antes del término programado de la terapia en cualquier momento en que se observe una toxicidad de grado 3 ó mayor según los Criterios de Toxicidad Comunes del Instituto Nacional de Cáncer, Versión 2, y se considere la posibilidad de que esté relacionado con el tratamiento con TRISENOX ASF®. Los pacientes que experimenten tales reacciones, que se consideran han sido causados por TRISENOX ASF®, pueden continuar con el tratamiento únicamente luego de la resolución de los eventos tóxicos, o luego de la recuperación del estado de la línea de base de la anomalía que precipitó la interrupción. En dichos casos, el tratamiento debe recomenzarse a 50% de la dosis diaria precedente. Si el evento tóxico no recurre dentro de los 3 días de re-comenzado el tratamiento en dosis reducida, la dosis diaria puede aumentarse de forma escalonada nuevamente al 100% de la dosis original. Los pacientes que experimentan recurrencia de toxicidad deben salir del tratamiento.

Análisis de laboratorio:Los niveles de glucemia y de electrolitos del paciente, así como también los ensayos de parámetros hematológicos, hepáticos, renales y de coagulación deben monitorearse por lo menos dos veces a la semana, y más frecuentemente para aquellos pacientes clínicamente inestables durante la fase de inducción y por lo menos semanalmente durante la fase de consolidación.

Pacientes con deterioro renal o hepático:La seguridad y la efectividad de TRISENOX ASF® en los pacientes con insuficiencia renal y hepática no han sido estudiadas aún. Se necesitan precauciones particulares en pacientes con disfuncionalidad renal que se encuentren siendo tratados con TRISENOX ASF®, ya que la excreción renal es la ruta principal de eliminación del arsénico.

Uso pediátrico:Existe información clínica limitada sobre el uso de TRISENOX ASF®. De 7 pacientes con edades por debajo de los 18 años (entre 5 y 16 años) tratados con TRISENOX ASF® a la dosis recomendada de 0.15 mg/kg/día, 5 pacientes lograron una respuesta completa. La seguridad y efectividad en los paciente pediátricos por debajo de los 5 años de edad, tampoco ha sido estudiada aún.

Pacientes de la tercera edad:Existe información clínica limitada sobre el uso de TRISENOX ASF® en la población de la tercera edad. Estos pacientes poseen un riesgo mayor de padecer disminución de la función renal. Debido a que la excreción renal es la ruta principal de eliminación de arsénico, se requiere de cuidados particulares en estos pacientes.

Hiperleucocitocis:El tratamiento con TRISENOX ASF® ha sido asociado con el desarrollo de la hiperleucocitosis (? 10 x 103/µl) en algunos pacientes. No parecía existir relación entre el recuento de la línea de base de glóbulos blancos (RGB) y el desarrollo de la hiperleucocitosis, ni tampoco parecía haber correlación entre el recuento de la línea de base RGB y el recuento del pico de RGB. La hiperleucocitosis nunca fue tratada con quimioterapia adicional y fue resuelta con continuidad de TRISENOX ASF®. Los recuento de RGB durante la consolidación no fueron tan altos como durante el tratamiento de inducción y estuvieron entre < 10 x 103/µl, excepto en un paciente que tuvo un recuento de RGB de 22 x 103/µl durante la consolidación. 20 pacientes (50%) experimentaron leucocitosis, sin embargo, en todos estos pacientes, el recuento de RGB estaba declinando o se había normalizado al momento de remisión de la médula ósea y no se necesitó quimioterapia citotóxica o leucoféresis.

Dosis y via de administracion:

TRISENOX ASF® debe ser administrado bajo la supervisión de un médico especialista y experimentado en el tratamiento de las leucemias agudas. Se recomienda la misma dosis para adultos y adultos en plenitud.

Esquema de tratamiento de inducción:TRISENOX ASF® debe ser administrado por vía endovenosa a una dosis fija de 0.15 mg/kg/día administrada diariamente hasta que se logre la remisión de la médula ósea (menos de 5% de blastos presente en la médula ósea celular sin evidencia de células leucémicas). Si no existiera una remisión en la médula ósea alrededor del día número 50, se debe descontinuar la dosis. Las dosis deben ser administradas por un médico experimentado en el manejo de leucemias agudas siempre y cuando se cumpla con el monitoreo especial descrito en precauciones.

Cronograma de consolidación:El tratamiento de consolidación debe comenzar a las 3 ó 4 semanas luego de finalizada la terapia de inducción. TRISENOX ASF® debe administrarse por vía endovenosa a una dosis de 0.15 mg/kg/ día para 25 dosis durante 5 días a la semana, seguida de 2 días de interrupción, repetida durante 5 semanas. Las dosis deben ser administradas por un médico experimentado en el manejo de leucemias agudas siempre y cuando se cumpla con el monitoreo especial descrito en precauciones.

Método de administración:TRISENOX ASF® debe administrarse vía endovenosa durante de 1 ó 2 horas. Si ocurre una reacción vasomotora se debe de administrar en un periodo no menor a 4 horas. Los pacientes deben internarse al comienzo del tratamiento debido a los síntomas de la enfermedad y para asegurar un seguimiento de las probables reacciones adversas al medicamento esperadas e inesperadas.

Vida Útil: 2 años.

Luego de la dilución con soluciones intravenosas, TRISENOX ASF® es químicamente y físicamente estable durante por lo menos 24 horas a 15-30°C y 48 horas a 2-8°C. Desde un punto de vista biológico, el producto debe ser utilizado inmediatamente. Si no fuera así, los tiempos y condiciones de almacenamiento de uso, antes de su utilización son responsabilidad del usuario y deben ser normalmente no más de 24 horas a 2-8°C, a menos que la dilución haya tenido lugar en condiciones asépticas controladas y validadas.

Preparación de TRISENOX ASF®:La técnica aséptica debe ser estrictamente observada durante toda la manipulación de TRISENOX ASF® ya que no existe preservativo alguno.

TRISENOX ASF® debe ser diluido con 100 a 250 ml de glucosa al 5% o en cloruro de sodio al 0,9% inmediatamente luego de retirarlo de la ampolleta. Para un solo uso únicamente. Las partes no utilizadas de cada ampolleta deben ser desechadas en forma adecuada. No conservar porciones no utilizadas para otra administración.

TRISENOX ASF® no debe mezclarse o ser administrado en forma concomitante por la misma vía endovenosa con otros productos medicinales.

La solución diluida debe ser transparente e incolora. Todas las soluciones parenterales deben inspeccionarse visualmente para verificar si existen partículas en suspensión o cambios de la coloración antes de la administración. No utilizar la preparación si se presentan partículas en suspensión.

Procedimiento para un desecho adecuado:Lo que quede del producto sin utilizar, cualquier elemento que tome contacto con el producto, y el material de desecho debe ser descartado de acuerdo con las disposiciones locales.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Si aparecieran síntomas que sugirieran una seria toxicidad aguda con arsénico (por ejemplo: convulsiones, debilidad muscular y confusión), debe descontinuarse inmediatamente el tratamiento con TRISENOX ASF® y debe considerarse una terapia por quelación. El protocolo convencional para la intoxicación aguda con arsénico incluye dimercaprol administrada a una dosis de 3 mg/kg intramuscular cada 4 horas hasta que la toxicidad inmediata que ponga en riesgo la vida disminuya. Luego, puede administrarse penicilamina a una dosis de 250 mg vía oral, hasta una frecuencia máxima de 4 veces por día (? 1 g/día). En presencia de una coagulopatía, se recomienda la administración oral del agente quelante, ácido dimercapto succinico 10 mg/kg o 350 mg/m2 cada 8 horas durante 5 días y luego cada 2 horas durante 2 semanas.

Presentaciones:

Caja con 10 ampolletas con 10 mg/10 ml.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Almacenar a una temperatura ambiente a no más de 30°C.

Dilúyase en glucosa al 5% o en cloruro de sodio al 0.9% de 100 a 250 ml.

Una vez diluido almacenarse hasta 48 horas en refrigeración. (2 a 8°C).

Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante.

Leyendas de proteccion:

Vía de administración: IV.

Dosis: La que el médico señale.

Su venta requiere receta médica. Léase instructivo anexo. Este medicamento es de alto riesgo. No se deje al alcance de los niños. Este medicamento solo debe administrarse bajo la supervisión de médicos especialistas en Oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. No se administre si el cierre ha sido violado. No se use en el embarazo y la lactancia.

Laboratorio y direccion:

Hecho en Reino Unido por: CP PHARMACEUTICALS, LTD.
Ash Road North, Wrexham, LL13 9UF
United Kindgdom
Bajo Licencia de: CEPHALON, INC.
Delaware Corporation Headquartered
41 Moores Road, P.O. Box 4011
Frazer, Pennsylvania
19355, E.U.A.
Distribuido por: ASOFARMA DE MEXICO, S.A. de C.V.
Calz. México-Xochimilco Núm. 43
Colonia San Lorenzo Huipulco
14370 México D.F.
® Marca registrada

:

Reg. Núm. 416M2008, SSA IV
103300CI050015/MAY2010/IPPA

Definiciones médicas / Glosario
  1. ELECTROCARDIOGRAMA, Constituye una útil ayuda para el diagnóstico o para excluir la posibilidad que un dolor en el pecho tenga su origen en un ataque cardíaco.
  2. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  Medicamentos