Talof Suspensión Oftálmica

Para qué sirve Talof Suspensión Oftálmica , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada 1 ml de suspensión oftálmica contiene: Loteprednol Etabonato 2.00 mg. Excipientes: Tyloxapol; Carboximetilcelulosa Sódica; Perborato de Sodio Trihidrato; Glicerina; Acido Clorhídrico 1N /Hidróxido de Sodio 1N c.s.p. pH 5.0-6.0; Agua Purificada c.s.p. 1 ml.

Descripción:

Talof es loteprednol etabonato, un corticoesteroide oftálmico blando, análogo de la prednisolona, que reemplaza el grupo cetónico por un éster farmacocinéticamente débil en la posición carbono 20 de la estructura molecular. La molécula se diseñó para reducir el perfil de los efectos secundarios de la prednisolona mientras se mantiene el índice terapéutico y la eficacia clínica. El cambio molecular con respecto a los esteroides cetónicos reduce el aumento de la PIO, el riesgo de glaucoma secundario y la formación de cataratas.

Contraindicaciones:

Talof, al igual que otros corticoides oftálmicos, está contraindicado en las enfermedades virales de la córnea y la conjuntiva, incluyendo la queratitis epitelial por herpes simple (queratitis dendrítica), vaccinia y varicela, así como también en las infecciones micobacterianas del ojo y las micosis de las estructuras oculares. Talof está contraindicado en individuos con hipersensibilidad conocida o sospechada a alguno de los componentes de la fórmula y a otros corticoesteroides.

Acción Terapéutica:

Si bien no se conoce con exactitud el mecanismo de acción de los corticoesteroides, se cree que actúan por inducción de las proteínas inhibitorias de la fosfolipasa A2, denominadas lipocortinas, las cuales controlarían la biosíntesis de potentes mediadores de la inflamación, como las prostaglandinas y los leucotrienos, al inhibir la liberación de su precursor común, el ácido araquidónico. La formulación contiene, entre sus excipientes, carboximetilcelulosa, que en solución al 0.5% se asemeja a las lágrimas naturales, apoyando al tratamiento en cuanto a sequedad e irritación oculares. Forma una película protectora de mayor adherencia y permanencia a la superficie ocular, mejor que la metilcelulosa, aumentando la estabilidad y la retención ocular de la película lagrimal, ya que normaliza el carácter aniónico de la capa de mucina, protegiendo la superficie epitelial por imitación de la capa mucínica propia del film lagrimal.

Propiedades:

Farmacocinética:

Luego de su aplicación ocular, Talof sufre una transformación de 1º paso, hidrolizándose rápidamente (vía esterasas) a su metabolito inactivo de ácido carboxílico. El loteprednol es altamente soluble en lípidos y de hecho es 10 veces más lipofílica que la dexametasona, lo que favorece su penetración en el epitelio de las células corneales y conjuntivales. Un estudio de biodisponibilidad con la administración de 1 gota de loteprednol 0.5% en cada ojo 8 veces por día durante 2 días o 4 veces por día durante 42 días demostró que las concentraciones plasmáticas de loteprednol etabonato y su metabolito inactivo primario estuvieron por debajo del límite cuantificable de detección en todos los momentos de determinación, lo que sugiere una absorción sistémica extremadamente baja con Talof (menos de 1 ng/ml) con mínimo riesgo de producir RAMs sistémicas.

Presentaciones:

Envase conteniendo frasco-gotero con 5 ml de suspensión oftálmica estéril.

Posología:

Agitar bien la suspensión antes de instilar. La dosis usual en adultos es: Instilar en el saco conjuntival 1 gota de Talof en el (los) ojo (s) afectado (s) 2 a 4 veces por día.

Efectos colaterales:

Las reacciones adversas relacionadas con el uso tópico oftálmico de esteroides incluyen aumento de la PIO con potencial empeoramiento de un glaucoma. Talof por su rápida metabolización ocular a metabolitos inactivos, tiene un bajísimo potencial para incrementar la PIO, a diferencia de prednisolona, fluorometolona y dexametasona. En estudios clínicos controlados, la administración ocular de prednisolona acetato 1% versus loteprednol 0.2-0.5% por 28 días o más se observó que la incidencia de elevación significativa de la PIO (PIO ³ 10 mm de Hg) fue de 2% para loteprednol versus 7% para prednisolona y 0.5% para placebo. El aumento de la PIO debido al uso de corticoides podría ser asociado con daño en el nervio óptico o defectos de la agudeza y campo visual. En pacientes con adelgazamiento de la córnea o la esclera, la administración tópica de corticoesteroides oftálmicos ha causado perforación del globo ocular. La administración prolongada de corticoesteroides tales como loteprednol, por varios años, ha sido asociada con la formación de catarata subcapsular posterior. El uso de corticoesteroides oftálmicos podría retrasar la cicatrización del ojo o la córnea luego de injuria o cirugía o enmascarar y favorecer la infección ocular secundaria por microorganismos virales, incluidos herpes simple, bacterianos o fúngicos tras la supresión de la respuesta inmunitaria del huesped. Las infecciones fúngicas de la córnea son particularmente proclives a desarrollarse en coincidencia con el uso prolongado de agentes esteroides locales. Se debe tener en cuenta la posibilidad de infección fúngica ante cualquier ulceración corneal persistente cuando se ha utilizado algún esteroide. Las reacciones adversas oculares observadas en el 5 a 15% de los pacientes tratados con loteprednol etabonato suspensión oftálmica (0.2%-0.5%) en estudios clínicos incluyeron visión anormal o borrosa, sensación de quemazón a la instilación, quemosis (edema conjuntival), secreción, ojos secos, epífora (lagrimeo), sensación de cuerpo extraño, picazón, enrojecimiento y fotofobia. Otras reacciones adversas oculares informadas en menos del 5% de los pacientes incluyen conjuntivitis, anormalidades de la córnea, eritema palpebral, queratoconjuntivitis, irritación, dolor, malestar ocular, papilas y uveítis. Algunos de estos eventos fueron similares a la enfermedad ocular subyacente que estaba siendo tratada. En menos del 15% de los pacientes se produjeron reacciones adversas sistémicas, entre las cuales se informaron cefalea, rinitis y faringitis.

Contraindicaciones:

Talof, al igual que otros corticoides oftálmicos, está contraindicado en las enfermedades virales de la córnea y la conjuntiva, incluyendo la queratitis epitelial por herpes simple (queratitis dendrítica), vaccinia y varicela, así como también en las infecciones micobacterianas del ojo y las micosis de las estructuras oculares. Talof está contraindicado en individuos con hipersensibilidad conocida o sospechada a alguno de los componentes de la fórmula y a otros corticoesteroides.

Precauciones:

Carcinogénesis, mutagénesis y trastornos de la fer

No se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico de loteprednol etabonato.

Embarazo:

No debe administrarse durante el embarazo.

Lactancia:

Se desconoce si la administración tópica oftálmica de corticoesteroides puede producir una absorción sistémica suficiente para detectar la sustancia en la leche materna. Deberán extremarse las precauciones cuando se indique Talof a mujeres que amamanten.

Empleo en pediatría:

La seguridad y la efectividad de Talof no han sido establecidas en niños.
Definiciones médicas / Glosario
  1. HERPES, Es el nombre de una familia de virus que producen las llagas o fuegos del área de la boca (culebrillas) (Herpes Simplex y Herpes zoster,respectivamente).
  Medicamentos