Qvar

Para qué sirve Qvar , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Inhalación oral
ComposiciÓn: Cada dosis de QVAR® aerosol libera 50 y 100 mcg a la boquilla del adaptador.
Propelente HFA-134a (norflurano) y etanol.

DescripciÓn

: QVAR® contiene dipropionato de beclometasona en solución con propelente HFA-134a, que da como resultado un aerosol extrafino. De tal manera que las partículas en QVAR® son (1.1 µM), en promedio, mucho más pequeñas que las partículas de dipropionato de beclometasona liberadas por las preparaciones en suspensión con CFC o en polvo. La fracción de partículas extrafinas equivale al 60% + 20% de las partículas de la droga < 3.3 micrones por actuación, desde el adaptador.
Los estudios de deposiciones radiomarcadas en pacientes con asma moderada han demostrado que la mayor parte de la droga (> 55% de la can­-tidad que sale del adaptador) se deposita en el pulmón y una pequeña cantidad (< 35% de la cantidad que sale del adaptador) se deposita en la orofaringe. Estas características de la liberación del medicamento producen efectos terapéuticos equivalentes a dosis diarias totales menores de QVAR® , en comparación con las preparaciones de dipropionato de beclometasona con CFC.

AcciÓn terapÉutica

: Antiinflamatorio eficaz con mejor deposición pulmonar y menor deposición en orofaringe.

Indicaciones

: Tratamiento del asma severa, moderada o leve.

Propiedades farmacolÓgicas

: Propiedades farmacodinámicas: Está comprobada la eficacia del dipropionato de beclome­tasona administrado por vía inhalatoria para el tratamiento del asma.
Estudios clínicos comparativos han demostrado que los pacientes asmáticos tratados con QVAR® recuperan la función pulmonar y el control de los síntomas a dosis diarias totales menores que con inhaladores en aerosol con dipropionato de beclo­metasona que contienen CFC.
Propiedades farmacocinéticas: El perfil farma­­­cocinético de QVAR® demuestra que la concentración sérica pico para la beclometasona total (BOH) (beclometasona OH total o dipro­pio­nato o monopropionato de beclometasona total hidro­lizado a beclometasona OH) después de la administración de dosis únicas y múltiples, se alcanza después de 30 minutos.
En estudios farmacocinéticos con dosis únicas y múltiples, una dosis de 200 mcg de QVAR® alcanzó niveles de BOH total comparables a los de una dosis de 400 mcg de dipropionato de beclometasona en aerosol con CFC. Este resultado aportó la justificación científica para investigar si dosis diarias totales más bajas de QVAR® logran el mismo efecto clínico.
A una sola dosis diaria de 800 mcg de QVAR® , la supresión del cortisol libre urinario fue comparable a la observada con la misma dosis de dipropionato de beclometasona con CFC, indicando un margen de seguridad más amplio, dado que QVAR® es administrado a dosis menores que el producto con CFC.
La farmacocinética en niños demuestra que el área bajo la curva (AUC) de 17-monopropionato de beclometasona administrando 200 micro­gramos de dipropionato de beclometasona con QVAR® Autohaler es comparable al AUC administrando 400 mcg de dipropionato de beclometasona con CFC utilizando una cámara de retención.

PosologÍa y forma de administraciÓn

: QVAR® debe administrarse únicamente por vía inhalatoria.
Nota: La dosis diaria total recomendada de QVAR® es menor que la de los productos actuales con dipropionato de beclometasona que con­tienen CFC y debe ajustarse a las necesidades indi­viduales de cada paciente.
Dosis adulta inicial y de mantenimiento: Es importante lograr el control de los síntomas del asma y optimizar la función pulmonar lo antes posible. Si los síntomas del paciente se controlan en forma satisfactoria, se deberá ajustar la dosis a la más baja posible con la cual se logre mantener un control efectivo del asma y debe usarse en forma regular aun cuando los pacientes se encuentren asintomáticos.
La terapia en pacientes nuevos debe iniciarse con las siguientes dosis: Asma leve: 100 a 200 mcg por día en dos dosis divididas.
Asma moderada: 200 a 400 mcg por día en dos dosis divididas.
Asma severa: 400 a 800 mcg por día en dos dosis divididas.
Pasos para transferencia de pacientes de un inhalador con CFC o budesonida a QVAR® .
Paso 1: Determinar la dosis del producto con dipropionato de beclometasona con CFC/ bude-sonida apropiada para la condición actual del paciente.
Paso 2: Convertir la dosis de dipropionato de beclometasona con contenido de CFC /budesonida a la dosis de QVAR® de acuerdo con la siguiente tabla: Los pacientes tratados con inhaladores con bude­sonida pueden ser transferidos a QVAR® en la misma forma que se describe para los productos con dipropionato de beclometasona que contienen CFC. Los pacientes tratados con inhaladores con fluticasona pueden ser transferidos a la misma dosis diaria total de QVAR® hasta un máximo de 800 mcg diarios.
Una vez transferidos a QVAR® la dosis se debe ajustar de acuerdo con las necesidades de cada paciente. La dosis máxima recomendada es de 800 mcg diarios en dos dosis divididas.
Se debe instruir al paciente sobre el uso correcto de su inhalador, incluyendo enjuagarse la boca con agua después de cada aplicación. También se debe advertir al paciente que QVAR® puede producir una sensación o tener un sabor diferente al de un inhalador con CFC.
Dosificación en pacientes asmáticos a partir de 5 años de edad: Asma leve a moderada: 100 mcg por día en dos dosis divididas.
Asma más severa: 200 mcg por día en dos dosis divididas.
La dosis máxima recomendada para niños a partir de los 5 años de edad es de 200 mcg diarios en dos dosis divididas.

Instrucciones de uso

/MANIPULACIÓN: Como el contenido está bajo presión, no deberá perforar ni arrojar el envase al fuego, aun cuando esté vacío.
Si por necesidades específicas del paciente, se considera la posibilidad de utilizar una cámara de retención, QVAR® se puede utilizar con la cámara de retención (inhalocámara) Aero­cham­ber® , dado que se mantiene la fracción de par­tículas extrafinas.
QVAR® libera una dosis uniforme:

Contraindicaciones

: Hipersensibilidad al dipropionato de beclometasona o a alguno de los demás componentes de QVAR® .

Advertencias especiales

: El tratamiento con esteroides por vía inhalatoria no debe interrumpirse en forma abrupta. Los pacientes con asma pueden sufrir un ataque agudo y deben someterse a evaluaciones periódicas de control de su asma, incluyendo pruebas de la función pulmonar.
No se indica la administración de QVAR® para el alivio inmediato de los ataques de asma. Por lo tanto, en estos casos, los pacientes deben utilizar una medicación de alivio (broncodilatadores de corta duración por vía inhalatoria).
No se indica la administración de QVAR® para el tratamiento del status asthmaticus.

Precauciones de uso

: Se debe tener especial cuidado con pacientes que han recibido este­roides sistémicos durante periodos prolongados o a dosis elevadas, o ambos, y que son transferidos a una terapia con esteroides inhalados. Antes de recibir esteroides por vía inhalatoria además de la dosis habitual de mantenimiento de esteroi­des sistémicos, la condición asmática de los pacientes debe estar estable.
La mayoría de los pacientes pueden ser transferidos con éxito a una terapia con esteroides inhala­dos con mantenimiento de la función respiratoria normal, pero es necesario tener especial cuidado durante los primeros meses posteriores a la transferencia, hasta que el sistema hipotalámico pituitario adrenal (HPA) esté lo suficientemente recuperado para que el paciente pueda afrontar emergencias como traumas, cirugías o infecciones severas.
El dipropionato de beclometasona, como otros esteroides administrados por vía inhalatoria, es absorbido desde los pulmones a la circulación sistémica. El dipropionato de beclometasona y sus metabolitos pueden ejercer una supresión detectable de la función adrenal. Dentro de un rango de dosis de 100-800 mcg diarios, estudios clínicos realizados con QVAR® demuestran que los valores medios para la función adrenal y el grado de respuesta se encuentran dentro del rango de normalidad. Sin embargo, los corticos­teroides por vía inhalatoria pueden generar efectos sistémicos, en particular a dosis elevadas prescriptas por periodos prolongados. Es mucho menos probable que estos efectos se produzcan con la administración de corticosteroides inhalados que con los orales. Los posibles efectos sistémicos incluyen supresión adrenal, retraso en el crecimiento de niños y adolescentes, disminución de la densidad mineral ósea, catarata y glaucoma. Es importante, entonces, que la dosis de corticosteroides por vía inhalatoria sea ajustada a la dosis más baja a la cual se mantenga el control efectivo del asma.
Se recomienda controlar regularmente la estatura de los pacientes pediátricos que estén bajo tratamiento prolongado con corticosteroides por vía inhalatoria.
El tratamiento prolongado con dosis elevadas de corticosteroides administrados por vía inhala­toria, en particular con dosis superiores a las recomendadas, puede resultar en una supresión adrenal clínicamente significativa. Debe considerarse la posibilidad de un tratamiento adicional­ con corticosteroides sistémicos durante periodos de estrés o ante una intervención quirúrgica.
Al igual que con otros corticosteroides, se debe tener especial cuidado con los pacientes con tuberculosis pulmonar latente o activa.

InteracciÓn con otros medicamentos y otras formas

: No se conocen.

Embarazo y lactancia

: No se dispone de datos sobre el uso de QVAR® durante el embarazo y lactancia en seres humanos, por lo tanto sólo se debe administrar si se considera que los beneficios esperados para la madre superan los posibles riesgos para el feto o neonato.

Reacciones adversas

: Durante el tratamiento con QVAR® puede haber una incidencia ocasional de ronquera y/o candidiasis de boca y garganta; en estos casos puede resultar útil enjuagarse la boca con agua después de usar el inhalador para reducir el riesgo de estos efectos. Se puede usar una terapia antifúngica tópica para el tratamiento de la candidiasis sin interrumpir el tratamiento con QVAR® .
Al igual que con otros productos que contienen dipropionato de beclometasona, deberá considerarse la posibilidad de reacciones de hipersensibilidad, incluyendo urticaria, prurito y eritema; edema ocular, de cara, labios y garganta, una incidencia ocasional de náuseas.

Sobredosis

: Es improbable que una sobre­dosis aguda cause problemas.
Si se inhalaran dosis excesivas de dipropionato de beclometasona durante un periodo prolongado, podría producirse algún grado de atrofia de la corteza adrenal, además de la supresión de la función HPA. En este caso se deberá tratar al paciente como esteroide dependiente y transferir­lo a una dosis adecuada de mantenimiento de un esteroide sistémico, como la prednisona.
Una vez que la condición se estabiliza, el paciente podrá reiniciar el tratamiento con QVAR® de acuerdo con el método descrito en Precau­ciones.

Presentaciones

: Naturaleza y contenido del envase metálico: Envase presurizado cerrado con una válvula dosificadora que contiene 100 ó 200 dosis.
QVAR® 50 Aerosol: Envase conteniendo 100/200 dosis.­
QVAR® 100 Aerosol: Envase conteniendo 100/200 dosis.­­

Precauciones especiales para su conservaciÓn

: QVAR® debe conservarse a menos de 30ºC. No exponer a la luz del sol o al calor. Proteger del congelamiento.
Vida útil: La vida útil de este producto no podrá exceder de dos años a partir de la fecha de elaboración.

Leyendas de protecciÓn

: Mantener fuera del alcance de los niños.
Definiciones médicas / Glosario
  1. CANDIDIASIS, Está producida por la levadura Candida albicans, un hongo que seencuentra en la piel de las personas normales.
  2. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  Medicamentos