Pesatril Tabletas

Para qué sirve Pesatril Tabletas , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

PESATRIL

TABLETAS
Tratamiento de la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca

COLLINS, S.A. de C.V., PRODUCTOS FARMACEUTICOS

Denominacion generica:

Lisinopril.

Forma farmaceutica y formulacion:

Cada tableta contiene:

Lisinopril ………… 5.0, 10.0 y 20.0 mg

Excipiente, cbp … 1 tableta

Indicaciones terapeuticas:

Antihipertensivo. PESATRIL® está indicado en el tratamiento de la hipertensión esencial y de la hipertensión renovascular. Se puede usar solo o asociado a otras clases de agentes antihipertensivos. PESATRIL® está indicado en el manejo de la insuficiencia cardiaca como tratamiento adjunto con diuréticos y, cuando sea necesario, con digitálicos.

PESATRIL® está indicado para el tratamiento de pacientes hemodinámicamente estables dentro de las 24 horas siguientes a un infarto agudo del miocardio, para prevenir el desarrollo subsecuente de disfunción ventricular izquierda o de insuficiencia cardiaca y para aumentar la supervivencia. Estos pacientes deben recibir, según sea apropiado, los tratamientos estándares recomendados, como trombolíticos, ácido acetilsalicílico y bloqueadores ?.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

PESATRIL® es un derivado peptídico sintético, inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) de acción prolongada, activo por vía oral. Al inhibir la ECA, PESATRIL® disminuye la angiotensina II en el plasma y la secreción de aldosterona; como consecuencia, reduce la presión arterial en pacientes hipertensos y mejora los síntomas y signos de la insuficiencia cardiaca congestiva.

El lisinopril no se une a las proteínas plasmáticas distintas de la ECA, no sufre ninguna transformación metabólica en el organismo y es excretado totalmente sin ningún cambio con la orina.

Farmacocinética: En los estudios clínicos, las concentraciones séricas de lisinopril alcanzaron su valor máximo de seis a ocho horas después de la administración por vía oral, y después de disminuir presentaron una fase terminal prolongada que no contribuyó a la acumulación del medicamento. Dicha fase terminal representa probablemente una saturación de la fijación a la ECA, y no fue proporcional a la dosis. Al parecer, el lisinopril no se une a ninguna otra proteína plasmática.

El lisinopril no sufre transformaciones metabólicas, y es excretado totalmente sin ningún cambio con la orina. Según los datos de recuperación de lisinopril de la orina en los estudios clínicos, se absorbió aproximadamente 25% de la dosis administrada. La absorción de lisinopril no fue modificada por la presencia de alimentos en el conducto digestivo. Durante la administración de dosis múltiples, el lisinopril tuvo una semivida efectiva de acumulación de 12 horas.

Una dosis única de 20 mg de lisinopril produjo concentraciones séricas mayores en personas sanas de edad avanzada (65 años o más) que en adultos jóvenes sanos. En otro estudio, se administraron dosis diarias únicas de 5 mg de lisinopril durante siete días consecutivos a voluntarios sanos jóvenes y viejos, y a pacientes de edad avanzada con insuficiencia cardiaca congestiva. El séptimo día, las concentraciones séricas máximas de lisinopril fueron mayores en las personas sanas de edad avanzada que en las jóvenes, y aún mayores en los pacientes de edad avanzada con insuficiencia cardiaca congestiva.

Estos resultados concuerdan con el concepto de que los medicamentos de baja liposolubilidad (como el lisinopril) tienen un menor volumen de distribución en las personas de edad avanzada, que tienen disminuida la relación masa corporal magra/grasa; además, la depuración renal de lisinopril estaba disminuida en las personas de edad avanzada, particularmente en las que padecían insuficiencia cardiaca congestiva. En los pacientes con insuficiencia renal, la eliminación del lisinopril fue similar a la de los pacientes con función renal normal, mientras la filtración glomerular fue mayor de 30 ml/min.

Con filtraciones glomerulares de 30 ml/min o menos, aumentaron las concentraciones máximas y mínimas de lisinopril, el tiempo necesario para alcanzar la concentración máxima y, en algunos casos, el tiempo para llegar al estado de equilibrio. Los estudios realizados en ratas indican que el lisinopril atraviesa escasamente la barrera hematoencefálica, y la administración de dosis múltiples no causó acumulación del lisinopril en ningún tejido. Después de administrar lisinopril marcado con C14 a ratas lactantes, su leche mostró radiactividad. Por el mismo procedimiento se encontró radiactividad en las placentas de ratas embarazadas, pero no en los fetos.

Farmacodinamia: En pacientes hipertensos, el lisinopril disminuyó la presión arterial tanto en decúbito como de pie, sin causar taquicardia compensadora. Generalmente no se observaron síntomas de hipotensión postural, aunque serían de esperarse en pacientes con disminución del volumen circulante y/o déficit de sal. En la mayoría de los pacientes estudiados, el efecto antihipertensivo del lisinopril se inició una a dos horas después de la administración de una dosis individual por vía oral, y se llegó a la disminución máxima de la presión en seis horas.

En algunos pacientes la reducción óptima de la presión arterial puede requerir de dos a cuatro semanas de tratamiento. A las dosis únicas diarias recomendadas, el efecto antihipertensivo se ha mantenido hasta 24 horas. El efecto antihipertensivo del lisinopril se ha mantenido durante los tratamientos prolongados. Al suspender bruscamente su administración, la presión arterial no ha aumentado con rapidez ni ha sobrepasado significativamente sus valores anteriores al tratamiento. En los estudios hemodinámicos realizados en pacientes con hipertensión esencial, la disminución de la presión arterial se acompañó de una reducción de la resistencia arterial periférica, con poco o ningún cambio del gasto o de la frecuencia cardiacos.

En un estudio en pacientes hipertensos, tras la administración de lisinopril aumentó el flujo sanguíneo renal y no varió el índice de filtración glomerular. Dentro de la dosificaciones usuales de 20 a 80 mg diarios, el lisinopril tuvo la misma eficacia en pacientes hipertensos de edad avanzada (65 años o más) que en pacientes más jóvenes. En los estudios clínicos, la edad de los pacientes no influyó en las características de seguridad del lisinopril. El lisinopril fue bien tolerado y controló eficazmente la presión arterial en pacientes con hipertensión renovascular.

En pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva bajo tratamiento con digital y diuréticos, la administración de lisinopril se asoció con disminuciones de la resistencia periférica y de la presión arterial. Aumentaron la fracción de eyección y el gasto cardiaco sin aumento concomitante de la frecuencia cardiaca, disminuyó la presión capilar pulmonar en cuña, y mejoraron la tolerancia al esfuerzo y la intensidad de la insuficiencia cardiaca valorada según los criterios de la New York Heart Association. Todos esos efectos se mantuvieron durante el tratamiento prolongado. A dosificaciones diarias de 5 a 20 mg, el lisinopril fue igualmente eficaz y bien tolerado en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva de edad avanzada y en otros más jóvenes.

Contraindicaciones:

PESATRIL® está contraindicado en pacientes hipersensibles a cualquiera de los componentes de este producto o que hayan presentado edema angioneurótico en tratamientos previos con un inhibidor de la ECA y en pacientes con angioedema hereditario o idiopático.

Precauciones generales:

Hipotensión arterial: Los síntomas de hipotensión han sido raros en los pacientes con hipertensión no complicada tratados con PESATRIL®. La hipotensión es más probable si el paciente tiene una disminución del volumen circulante debida, por ejemplo, a tratamiento previo con diuréticos, restricción de la ingestión de sal, diálisis, diarrea o vómito. En los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, con o sin insuficiencia renal asociada, se ha observado hipotensión sintomática, la cual es más probable en aquellos pacientes con mayores grados de insuficiencia cardiaca, que reciben dosis altas de diuréticos del asa y tienen hiponatremia o deterioro de la función renal.

Se debe vigilar cuidadosamente a estos pacientes tanto al iniciar el tratamiento como cada vez que se ajuste la dosificación de PESATRIL® y/o del diurético. Se deben hacer consideraciones similares en pacientes con cardiopatía isquémica o enfermedad cerebrovascular en los que una disminución excesiva de la presión podría ocasionar un infarto del miocardio o un accidente cerebrovascular. Si se produce hipotensión, se debe poner al paciente en decúbito y, si es necesario, se le debe administrar solución salina isotónica por vía intravenosa.

Una respuesta hipotensiva pasajera no constituye una contraindicación para continuar el tratamiento con PESATRIL®, generalmente sin ninguna dificultad, una vez que se hayan restablecido el volumen circulante y la presión arterial. En algunos pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva y presión arterial normal o baja, PESATRIL® puede ocasionar un descenso adicional de la presión. Este efecto es previsible y generalmente no obliga a interrumpir el tratamiento. Si aparecen síntomas de hipotensión puede ser necesario disminuir la dosificación o suspender la administración de PESATRIL®.

Hipotensión en el infarto agudo del miocardio: No se debe iniciar el tratamiento con PESATRIL® en pacientes con infarto agudo del miocardio si existe el riesgo de un mayor deterioro hemodinámico grave al administrar un vasodilatador (pacientes con presión sistólica de 100 mmHg o menos o con choque cardiogénico). Se debe disminuir la dosis de PESATRIL® si durante los tres primeros días después del infarto la presión sistólica es de 120 mmHg o menos. Las dosis de mantenimiento se deben disminuir a 5 mg o temporalmente a 2.5 mg si la presión sistólica es de 100 mmHg o menos. Si persiste la hipotensión (presión sistólica menor de 90 mmHg durante más de una hora) se debe suspender la administración de PESATRIL®.

Estenosis aórtica/cardiomiopatía hipertrófica: Como ocurre con todos los vasodilatadores, los inhibidores de la ECA deben utilizarse con precaución en pacientes con obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo.

Deterioro de la función renal: En pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, la aparición de hipotensión al iniciar el tratamiento con un inhibidor de la ECA puede deteriorar algo más la función renal. En estas circunstancias se han observado casos de insuficiencia renal aguda, generalmente reversible. En algunos pacientes con estenosis bilateral de las arterias renales o estenosis de la arteria de un riñón único que han sido tratados con inhibidores de la ECA se han observado aumentos de la urea sanguínea y de la creatinina sérica, que han cesado al suspender el tratamiento.

Esos aumentos son más probables en pacientes con insuficiencia renal. Algunos pacientes hipertensos sin indicios de enfermedad renal preexistente han presentado aumentos generalmente leves y transitorios de la urea sanguínea y de la creatinina sérica cuando se les ha administrado PESATRIL®, especialmente cuando éste se ha asociado con un diurético. Esos aumentos son más probables en pacientes con deterioro renal preexistente. Es estos casos puede ser necesario disminuir la dosificación y/o suspender la administración del diurético y/o de PESATRIL®.

En los casos de infarto agudo del miocardio no se debe iniciar el tratamiento con PESATRIL® en los pacientes con signos de disfunción renal, definida como una concentración sérica de creatinina mayor de 177 µmol/lt., y/o proteinuria mayor de 500 mg en 24 horas. Si durante el tratamiento con PESATRIL® aparece disfunción renal (concentración sérica de creatinina mayor de 265 µmol/lt., o un aumento al doble del valor anterior al tratamiento), se debe considerar la suspensión de la administración de PESATRIL®.

Hipersensibilidad/edema angioneurótico: En raros casos, ha aparecido edema angioneurítico de cara, extremidades, labios, lengua, glotis y/o laringe en pacientes tratados con inhibidores de la ECA, incluyendo PESATRIL®. Esto puede ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento. En estos casos, se debe suspender de inmediato la administración de PESATRIL® y vigilar adecuadamente al paciente hasta asegurarse de que los síntomas han cedido por completo. Cuando el edema se ha limitado a la cara y los labios, generalmente ha cedido sin ningún tratamiento, aunque la administración de antihistamínicos ha sido útil para aliviar los síntomas.

El edema angioneurótico de la laringe puede ser mortal. Si el edema afecta la lengua, la glotis o la laringe, puede llegar a provocar obstrucción respiratoria, por lo que se debe administrar rápidamente el tratamiento apropiado, que puede incluir solución de epinefrina al 1:1,000 (0.3 a 0.5 ml) por vía subcutánea y/o medidas para asegurar una ventilación manifiesta. Los pacientes de raza negra que han recibido inhibidores de la ECA han reportado una mayor incidencia de angioedema comparado con miembros de otras razas. Los pacientes con antecedentes de edema angioneurótico por otras causas pueden hallarse en mayor riesgo de presentarlo al ser tratados con un inhibidor de la ECA.

Reacciones anafilactoides durante la desensibilización a himenópteros: En raros casos, pacientes que han recibido inhibidores de la ECA durante la desensibilización con veneno de himenópteros han sufrido reacciones anafilactoides que han puesto en peligro su vida. Esas reacciones se evitaron suspendiendo temporalmente la administración del inhibidor de la ECA antes de cada dosis de desensibilización.

Pacientes en hemodiálisis: Han ocurrido reacciones anafilactoides en pacientes dializados con membranas de alto flujo y tratados al mismo tiempo con un inhibidor de la ECA.

En estos pacientes se debe considerar el empleo de otro tipo de membrana de diálisis o de otra clase de agente antihipertensivo.

Tos: Durante el empleo de inhibidores de la ECA se ha observado la aparición de tos, que característicamente es seca, persistente y cesa al suspender el tratamiento. Se debe considerar esa posibilidad en el diagnóstico diferencial de la tos.

Cirugía/anestesia: En los pacientes sometidos a operaciones de cirugía mayor o durante la anestesia con agentes que provocan hipotensión, PESATRIL® puede bloquear la formación de angiotensina II inducida por la liberación compensadora de renina. En esos casos, si se produce hipotensión y se considera que es debida a ese mecanismo, se puede corregir aumentando el volumen plasmático.

Potasio sérico: Ver Interacciones medicamentosas y de otro género.

Pacientes de edad avanzada: En los estudios clínicos no hubo ningún cambio relacionado con la edad de los pacientes en la eficacia o la seguridad del medicamento. Sin embargo, cuando la edad avanzada se asocia con una disminución de la función renal, se deben seguir las recomendaciones de la tabla 1 (ver Dosis y vía de administración) para determinar la dosis inicial de PESATRIL®. Después, la dosificación se debe ajustar según la respuesta de la presión arterial.

Empleo en niños: No se han determinado la seguridad ni la eficacia de PESATRIL® en niños.

Precauciones generales:

Reacciones anafilactoides durante la LDL-aféresis: En raros casos, pacientes que han recibido inhibidores de la ECA durante la extracción de lipoproteínas de baja densidad de su plasma (LDL-aféresis) con sulfato de dextrán han sufrido reacciones anafilactoides que han puesto en peligro su vida. Esas reacciones se evitaron suspendiendo temporalmente la administración del inhibidor de la ECA antes de cada LDL-aféresis.

Efectos colaterales de relación causal desconocida: Se han reportado los siguientes efectos colaterales adicionales, pero no se ha establecido su relación causal con PESATRIL®.

  • Generales: Dolor en el pecho, rubefacción, síncope.
  • Cardiovasculares: Angina de pecho, trastornos del ritmo cardiaco.
  • Gastrointestinales: Anorexia, estreñimiento, dispepsia, flatulencia, vómito.
  • Metabólicos: Gota.
  • Musculoesqueléticos: Dolor de espalda, dolor articular, calambres musculares, dolor de hombro.
  • Neurológicos y psíquicos: Disminución de la libido, depresión, insomnio, somnolencia, apoplejía, vértigo.
  • Aparato respiratorio: Bronquitis, disnea, congestión nasal, dolor faríngeo, rinosinusitis, sinusitis, síntomas respiratorios superiores.
  • Piel: Eritema multiforme, pénfigo, síndrome Stevens-Johnson, necrólisis tóxica epidérmica.
  • Urológicos: Infección urinaria.
  • Otros: Visión borrosa, trastornos del gusto.

Farmacología clínica:

Mecanismo de acción: Se ha comprobado que el lisinopril inhibe a la ECA en humanos y animales. La ECA es una peptidildipeptidasa que cataliza la conversión de la angiotensina I en angiotensina II, sustancia vasoconstrictora y estimulante de la secreción de aldosterona por la corteza suprarrenal. La inhibición de la ECA da por resultado una disminución de la angiotensina II en el plasma y, por consiguiente, también disminuye la secreción de aldosterona.

La disminución de aldosterona puede ocasionar un pequeño aumento del potasio sérico. En pacientes hipertensos con función renal normal tratados con lisinopril sólo hasta por 24 semanas, el promedio de aumento del potasio sérico fue menor de 0.1 mEq/lt. Sin embargo, en aproximadamente 10% de ellos el potasio aumentó más de 0.5 mEq/lt., y en aproximadamente 6% disminuyó más de 0.5 mEq/lt.

En los pacientes tratado con lisinopril y un diurético tiazídico no hubo ningún cambio importante del potasio sérico. La supresión de la retroacción negativa de la angiotensina II sobre la secreción de renina ocasiona un aumento de la actividad de la renina plasmática. La ECA es idéntica a la cininasa, la enzima que degrada la bradicinina. Aún no se ha aclarado si el aumento de la concentración de bradicinina, que es un potente péptido vasodepresor, tiene algún papel en el efecto terapéutico del lisinopril.

Aunque se cree que el mecanismo por el que el lisinopril disminuye la presión arterial es principalmente la inhibición del sistema renina-angiotensina-aldosterona, se ha comprobado que el lisinopril tiene acción antihipertensiva aún en los casos de hipertensión con renina baja. Aunque el lisinopril tuvo efecto antihipertensivo en todas las razas humanas estudiadas, el promedio de respuesta al tratamiento con lisinopril sólo fue menor en los hipertensos de raza negra (que suele tener la renina baja) que en los de otras razas. Esta diferencia desapareció cuando se añadió hidroclorotiacida al tratamiento con lisinopril.

Interacciones farmacodinámicas con otros medicamentos: Cuando se administraron al mismo tiempo lisinopril y diuréticos del tipo tiazídico, sus efectos antihipertensivos fueron aditivos. En 71 pacientes hipertensos en los que la administración de 50 mg diarios de hidroclorotiazida durante 12 semanas no había logrado controlar la presión, se sustituyó ese tratamiento por lisinopril (20 mg) más hidroclorotiazida (12.5 mg).

Uno de esos pacientes se quejó de sensación de aturdimiento el primer día del tratamiento combinado, y otros tres experimentaron síntomas ortostáticos leves cuando se prolongó el tratamiento con dosis mayores. La administración concomitante de indometacina disminuyó el efecto antihipertensivo del lisinopril. La combinación de PESATRIL® con otros medicamentos antihipertensivos puede incrementar el efecto antihipertensivo, especialmente en combinación con diuréticos.

Farmacología animal:

Inhibición de la ECA y actividad antihipertensiva: La ECA del plasma de cerdo fue inhibida por el lisinopril a una CL50 de 1.2 X 10 a 9M. En ratas anestesiadas, la administración intravenosa de lisinopril redujo 50% la respuesta presora a la angiotensina I intravenosa, con una DL50 de 1.7 a 3.1 (promedio 2.3) mcg/kg. En perros anestesiados, la DL50 correspondiente fue de 5.6 a 7.6 (promedio, 6.5) mcg/kg. En las ratas, las dosis orales de lisinopril de 0.3 a 3.0 mg/kg tuvieron una pronunciada actividad inhibitoria de la ECA. La DL50 oral fue de 0.13 a 0.27 (promedio, 0.19) mg/kg. El efecto se inició en los 20 minutos siguientes a la administración, y duró dos a cuatro horas según la dosis empleada.

En perros conscientes, el lisinopril administrado por vía oral también fue muy eficaz para inhibir la ECA. A la dosis de 0.05 mg/kg, inhibió la respuesta presora a la angiotensina I hasta 31% a las cuatro horas. Dosis orales mayores (0.1 y 0.3 mg/kg) inhibieron aún más la ECA, durante seis horas por lo menos. El grado de inhibición de la ECA, determinado por la disminución de las respuestas presoras, guardó relación con las concentraciones del medicamento. Al parecer, el perro absorbe el lisinopril en mayor proporción que la rata.

En ratas bajo dieta con deficiencia relativa de sal, las dosis orales únicas de 1 ó 3 mg/kg de lisinopril redujeron la presión sistólica durante 48 a 72 horas. Las dosis menores que éstas también fueron eficaces cuando se administraron diariamente durante tres días. Las propiedades antihipertensivas del lisinopril han sido evaluadas extensamente en ratas con hipertensión espontánea. Se estudió el efecto de la administración oral de 1.25 mg/kg diarios de lisinopril solo o asociado con 50 mg/kg diarios de hidroclorotiazida, durante tres días.

Se registraron reducciones leves de la presión arterial media en cada uno de los tres días de tratamiento, y el tercer día la presión llegó a valores normales (113 a -116 mmHg) cuatro a ocho horas después de la administración de los dos medicamentos asociados. Midiendo la presión sistólica por el método del manguito en la cola, de la rata, se comprobó que el tratamiento concomitante normalizó la presión en el transcurso de varios días. En perros con hipertensión renal crónica, los mejores resultados también se obtuvieron cuando se administró lisinopril asociado con hidroclorotiazida.

Otros estudios farmacológicos: El lisinopril no tuvo ningún efecto en un conjunto de pruebas destinadas a descubrir acciones sobre el sistema nervioso central y la conducta en ratones y monos. En perros anestesiados, el lisinopril no afectó la actividad de los receptores adrenérgicos, de los bloqueadores ganglionares ni de los anticolinérgicos.

En un modelo experimental de disfunción aguda del ventrículo izquierdo, el lisinopril disminuyó la presión arterial por reducción de la resistencia periférica total, lo cual concuerda con su acción inhibidora de la formación de angiotensina II. En ratas conscientes, dosis muy altas de lisinopril no tuvieron ningún efecto agudo sobre la excreción de electrólitos. Los perros tendieron a excretar más sodio y cloruros en el transcurso de 24 horas, pero hubo muy poco efecto sobre la excreción urinaria de potasio.

Toxicidad en animales:

Toxicidad general: La seguridad del lisinopril ha sido ampliamente investigada en animales de laboratorio. La DL50 por vía oral en ratones y ratas fue mayor de 20 g/kg. En la rata y el perro, la toxicidad del lisinopril parece estar relacionada principalmente con una exageración de sus efectos farmacológicos. Hubo amplia diferencia entre las dosis terapéuticas en el hombre y las dosis tóxicas en los animales. En el perro, que es una especie muy sensible, la dosificación no tóxica (5 mg/kg/día) fue más de seis veces mayor que una dosificación media recomendada en humanos (40 mg diarios).

En el hombre, con una dosificación de 40 mg diarios la concentración plasmática máxima de lisinopril fue de 468 ng/ml, mucho menor que la concentración de 11,370 ng/ml producida por una dosis nefrotóxica en perros. Los principales signos de toxicidad en los perros estuvieron relacionados con cambios de la función renal (aumento de las concentraciones de nitrógeno ureico y de creatinina), asociados en algunos casos a degeneración tubular.

En las ratas no se observó esta última alteración, pero sí hubo aumentos del nitrógeno ureico en el suero. Los trastornos de la función renal representan probablemente una hiperazoemia prerrenal inducida por la actividad farmacológica del lisinopril. La administración complementaria de solución salina aminoró o evitó la toxicidad del lisinopril en ratas y en perros, lo cual también sugiere que la toxicidad está basada en su mecanismo de acción.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

No se recomienda usar PESATRIL® durante el embarazo. Si se detecta éste durante el tratamiento se debe suspender lo más pronto posible la administración de PESATRIL®, a menos que se considere indispensable para salvar la vida de la madre. Los inhibidores de la ECA pueden causar morbilidad y mortalidad fetal y neonatal cuando se administran a mujeres embarazadas durante el segundo y tercer trimestres. El uso de inhibidores de la ECA durante ese periodo se ha asociado con trastornos fetales y neonatales como hipotensión, insuficiencia renal, hiperpotasemia y/o hipoplasia craneal. Han habido casos de oligohidramnios, que representan probablemente una disminución de la función renal del feto y que puede ocasionar contracturas de las extremidades, deformaciones craneofaciales e hipoplasia pulmonar.

Si se usa PESATRIL® se debe informar a la paciente sobre el riesgo potencial para el feto. Estos efectos adversos sobre el embrión y el feto no parecen ocurrir cuando la exposición intrauterina al inhibidor de la ECA se limita al primer trimestre. En los raros casos en que se considere indispensable el uso de un inhibidor de la ECA durante el embarazo, se deben realizar exámenes en serie por ultrasonografía para determinar las condiciones intraamnióticas. Si se detecta oligohidramnios se debe suspender la administración de PESATRIL®, a menos que se considere que es indispensable para salvar la vida de la madre. Sin embargo, tanto las pacientes como los médicos deben tener presente que el oligohidramnios puede no aparecer hasta después de que el feto ha sufrido daños irreversibles.

Se debe vigilar estrechamente a los recién nacidos cuyas madres tomaron PESATRIL® durante el embarazo, para detectar hipotensión, oliguria o hiperpotasemia. El lisinopril que pasa a través de la placenta, ha sido extraído de la sangre de los recién nacidos por diálisis peritoneal con algún beneficio clínico, y teóricamente también puede extraerse por exanguinotransfusión. No se sabe si el lisinopril es secretado con la leche humana. Como muchos medicamentos si son secretados en la leche, se debe tener precaución si se administra PESATRIL® a una madre lactante.

Reacciones secundarias y adversas:

En los estudios clínicos controlados PESATRIL® fue generalmente bien tolerado. La mayor parte de los efectos colaterales observados fueron leves y pasajeros. Los efectos colaterales más frecuentes de PESATRIL® en los estudios controlados fueron mareo, cefalea, diarrea, fatiga, tos y náuseas.

Otros efectos colaterales menos frecuentes fueron efectos ortostáticos (incluyendo hipotensión), erupción cutánea y astenia.

Hipersensibilidad/edema angioneurótico: Han habido raros casos de edema angioneurótico de cara, extremidades, labios, lengua, glotis y/o laringe.

Otros efectos colaterales que ocurrieron en raros casos durante los ensayos clínicos controlados o después de la introducción del producto en el mercado, fueron:

  • Cardiovasculares: Infarto del miocardio o accidente cerebrovascular, posiblemente secundarios a hipotensión excesiva en pacientes de alto riesgo; palpitaciones, taquicardia.
  • Aparato digestivo: Dolor abdominal, sequedad de boca, pancreatitis, hepatitis hepatocelular o colestásica; ictericia.
  • Sistema nervioso: Alteraciones del estado de ánimo; confusión mental, parestesia.
  • Respiratorios: Broncospasmo.
  • Cutáneos: Urticaria, prurito, diaforesis, alopecia.
  • Urogenitales: Uremia, oliguria/anuria, disfunción renal, insuficiencia renal aguda, impotencia.

Se ha observado un complejo sintomático que puede incluir fiebre, vasculitis, mialgia, artralgia/artritis, anticuerpos antinucleares, aumento de la velocidad de sedimentación globular, eosinofilia y leucocitos. También puede haber erupción, fotosensibilidad u otras manifestaciones cutáneas.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Diuréticos: Cuando se añade un diurético al tratamiento con PESATRIL®, generalmente el efecto antihipertensivo es aditivo. En algunos casos, los pacientes que ya están tomando diuréticos, especialmente si hace poco tiempo que empezaron a tomarlos, pueden experimentar una disminución excesiva de la presión al añadir PESATRIL® a su tratamiento.

La aparición de síntomas de hipotensión es menos probable si se interrumpe la administración del diurético antes de iniciar la de PESATRIL®.

Otros medicamentos: La administración concomitante de indometacina puede disminuir la eficacia antihipertensiva de PESATRIL®. En algunos pacientes con función renal comprometida que están siendo tratados con antiinflamatorios no esteroideos, la administración concomitante de inhibidores de la ECA puede deteriorar aún más la función renal. Estos efectos son usualmente reversibles.

Durante el empleo simultáneo de PESATRIL® y nitratos no hubo indicios de interacciones adversas de importancia clínica.

Como sucede con otros medicamentos que aumentan la eliminación de sodio, PESATRIL® puede disminuir la excreción de litio. Por lo tanto, si se administran al mismo tiempo sales de litio se deben vigilar cuidadosamente las concentraciones de litio en el suero.

Potasio sérico: Aunque en los ensayos clínicos generalmente el potasio sérico se mantuvo dentro de los límites normales, en algunos casos se produjo hiperpotasemia. Los factores de riesgo para el desarrollo de hiperpotasemia incluyen insuficiencia renal, diabetes mellitus, y uso concomitante de diuréticos ahorradores de potasio (como espironolactona, triamtereno o amilorida), suplementos de potasio o sustitutos de la sal que contienen potasio.

El uso de suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio o sustitutos de la sal que contienen potasio puede aumentar considerablemente el potasio sérico, en particular, en pacientes con deterioro en la función renal. Si se considera conveniente emplear al mismo tiempo PESATRIL® y alguno de esos fármacos, se debe hacer con precaución y vigilando con frecuencia el potasio sérico. Si se asocia a un diurético que provoca pérdida de potasio, PESATRIL® puede mejorar la hipopotasemia inducida por el diurético.

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

Rara vez hubo alteraciones clínicamente importantes de las pruebas de laboratorio usuales en asociación con la administración de PESATRIL®. Se han observado aumentos de la urea sanguínea y de la creatinina, las enzimas hepáticas y la bilirrubina en el suero, que por lo general se corrigieron al interrumpir la administración de PESATRIL®.

Se ha reportado depresión de la médula ósea, manifiesta como anemia y/o trombocitopenia y/o leucopenia. Han habido pequeñas disminuciones de la hemoglobina y del hematócrito, que rara vez fueron de importancia clínica si no existía alguna otra causa de anemia. Han habido casos de hiperpotasemia y de hiponatremia.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

No se apreció ningún efecto tumorigénico cuando se administró lisinopril a ratas machos y hembras durante 105 semanas a dosificaciones de hasta 90 mg/kg/día (unas 110 veces mayor que la máxima recomendada en humanos), y a ratones machos y hembras durante 92 semanas a dosificaciones de hasta 135 mg/kg/día (unas 170 veces mayor que la máxima recomendada en humanos).

El lisinopril no fue mutagénico en la prueba de mutación microbiana de Ames con y sin activación metabólica. También resultó negativo en una prueba progresiva de mutación en células pulmonares de hámster chino. En una prueba de elución alcalina in vitro con hepatocitos de rata, el lisinopril no provocó roturas en las cadenas de ADN. Tampoco aumentó las aberraciones cromosómicas en una prueba in vitro en células de ovario de hámster chino ni en un estudio in vivo en médula ósea de ratón. El lisinopril no tuvo ningún efecto adverso sobre la conducta reproductora de ratas machos y hembras que recibieron hasta 300 mg/kg/día.

El lisinopril no fue teratógeno en ratones hembras que recibieron hasta 1,000 mg/kg/día (1,250 veces más que la dosificación máxima recomendada en humanos) del día 6 al día 15 de la gestación. Si provocó un aumento de las reabsorciones fetales a dosis de 100 mg/kg o mayores, pero a las dosis de 1,000 mg/kg la administración suplementaria de solución salina (solución salina isotónica en vez de agua sola para beber) evitó ese efecto. No hubo ningún signo de toxicidad fetal ni de teratogenicidad en las ratas que recibieron hasta 300 mg/kg/día (375 veces la dosificación máxima recomendada en humanos) del día 6 al día 17 de la gestación.

Cuando se administró lisinopril a las ratas desde el día 15 de la gestación hasta el día 21 después del parto, aumentó la mortalidad de las crías de dos a siete días de edad, y disminuyó su promedio de peso corporal a los 21 días de edad. El aumento de la mortalidad y la disminución de peso en las crías no ocurrieron cuando las madres recibieron solución salina suplementaria. A dosis de hasta 1 mg/kg/día, el lisinopril administrado durante el periodo organogénico a conejas preñadas que recibieron solución salina suplementaria no fue teratógeno. La administración de solución salina tuvo por objeto eliminar los efectos tóxicos maternos para poder valorar el potencial teratógeno a la mayor dosificación posible.

Se ha comprobado que el conejo es extremadamente sensible a los inhibidores de la ECA (captopril y enalapril), de modo que los efectos tóxicos de éstos en las hembras preñadas y sus fetos aparecen aun con dosificaciones menores que las recomendadas en humanos. La toxicidad fetal del lisinopril en el conejo se manifestó por un aumento de las reabsorciones fetales con la dosificación de 1 mg/kg/día por vía oral, y de las osificaciones incompletas con la dosificación más baja ensayada (0.1 mg/kg/día). La administración de una sola dosis de 15 mg/kg/día de PESATRIL® por vía intravenosa a conejas preñadas en los días 16, 21 ó 26 del embarazo causó la muerte a 88 a 100% de los fetos.

Precauciones adicionales:

Información adicional sobre el empleo durante el embarazo: El uso de inhibidores de la ECA durante el segundo y el tercer trimestres del embarazo puede causar lesiones y muerte al feto. También se han observado prematuridad, retardo del crecimiento intrauterino y persistencia del conducto arterioso, pero no es claro si estas anormalidades fueron debidas a la exposición al inhibidor de la ECA.

Si se administran inhibidores de la ECA durante el embarazo y se observa oligohidramnios, puede ser apropiado efectuar una prueba de estrés fetal por contracciones, una prueba sin estrés o un perfil biofísico, según el número de semanas de embarazo. Se debe vigilar estrechamente a los recién nacidos que han estado expuestos in utero a inhibidores de la ECA, para detectar hipotensión, oliguria o hiperpotasemia. Si hay oliguria, se deben aplicar medidas para sostener la presión arterial y la perfusión renal.

Dosis y via de administracion:

Vía de administración: Oral.

Como la absorción de lisinopril no se ve afectada por la presencia de alimentos en el estómago, PESATRIL® se puede administrar antes, durante o después de las comidas.

PESATRIL® debe ser administrado en una sola dosis al día. Como ocurre con todos los medicamentos de una sola dosis, PESATRIL® debe tomarse aproximadamente a la misma hora cada día.

Hipertensión esencial: La dosis inicial usual recomendada en la hipertensión esencial es de 10 mg. La dosificación de mantenimiento eficaz usual es de 20 mg al día, en una sola dosis. Se debe ajustar la dosificación según la respuesta de la presión arterial. En algunos pacientes, lograr la reducción óptima de la presión arterial puede requerir de dos a cuatro semanas de tratamiento.

La dosificación máxima empleada en los ensayos clínicos controlados fue de 80 mg al día. Se debe emplear una dosis inicial menor si existe deterioro renal, si no se puede suspender el tratamiento diurético, si el paciente tiene déficit de volumen circulante y/o de sal por cualquier causa, y en los casos de hipertensión renovascular.

Pacientes que están tomando diuréticos: Al iniciar el tratamiento con PESATRIL® pueden aparecer síntomas de hipotensión, sobre todo en pacientes que ya están tomando diuréticos y pueden tener déficit de volumen circulante o de sal. En estos casos, se recomienda tener la precaución de suspender la administración del diurético dos o tres días antes de empezar el tratamiento con PESATRIL®.

Después, si es necesario, se puede reanudar el tratamiento diurético. En los pacientes hipertensos en los que no se pueda suspender el diurético, el tratamiento con PESATRIL® se debe iniciar con una dosis de 5 mg, y después se debe ajustar la dosificación de PESATRIL® según la respuesta de la presión arterial.

Ajuste de la dosificación en pacientes con deterioro renal: En los pacientes con deterioro renal, la dosificación inicial se debe basar en la depuración de la creatinina, como se muestra en la tabla 1.

Depuración de la creatina
(ml/min)

Dosificación inicial (mg/día)

< 70 > 30 ml/min
< 30 10 ml/min
< 10 ml/min
(incluyendo pacientes bajo diálisis)**

5 a 10 mg
2.5 a 5 mg
2.5 mg*

* La dosificación y/o la frecuencia de la administración se debe ajustar según la respuesta de la presión arterial.

** Ver Precauciones, pacientes en hemodiálisis.

Después se puede aumentar gradualmente la dosificación hasta controlar la presión o llegar a un máximo de 40 mg diarios.

Hipertensión renovascular: Algunos pacientes con hipertensión renovascular, especialmente los que tienen estenosis bilateral de las arterias renales o estenosis de la arteria de un riñón único, pueden presentar una respuesta exagerada a la primera dosis de PESATRIL®. Por lo tanto, en esos casos, se recomienda emplear una dosis inicial menor (2.5 ó 5 mg). Después se puede ajustar la dosificación según la respuesta de la presión arterial.

Insuficiencia cardiaca congestiva: La dosificación inicial de PESATRIL® en pacientes con insuficiencia cardiaca es de 2.5 mg una vez al día. La dosificación eficaz usual es de 5 a 20 mg diarios, administrados en una sola dosis. En los estudios clínicos, la dosis se ajustó a intervalos de cuatro semanas en los pacientes que requerían un efecto terapéutico adicional.

PESATRIL® se puede usar en el manejo de la insuficiencia cardiaca como tratamiento adjunto con diuréticos y cuando sea apropiado, con digitálicos. Cuando existe gran riesgo de hipotensión sintomática, como en los casos de déficit de sal con o sin hiponatremia, de hipovolemia o de tratamiento diurético intenso, si es posible se deben corregir esas condiciones antes de iniciar el tratamiento con PESATRIL®, y se debe vigilar cuidadosamente el efecto de la dosis inicial de PESATRIL® sobre la presión arterial.

Infarto agudo del miocardio: El tratamiento con PESATRIL® se puede iniciar dentro de las 24 horas siguientes a la aparición de los síntomas. La primera dosis de PESATRIL® es de 5 mg por vía oral, seguida de 5 mg después de 24 horas, 10 mg después de 48 horas y de ahí en adelante 10 mg una vez al día. A los pacientes con presión sistólica baja (120 mmHg o menos) al iniciar el tratamiento o durante los primeros tres días después del infarto se les debe administrar una dosis más baja: 2.5 mg.

Si ocurre hipotensión (presión sistólica de 100 mmHg o menos), se puede administrar una dosis de mantenimiento de 5 mg diarios, con disminuciones temporales a 2.5 mg si es necesario. Si ocurre hipotensión prolongada (presión sistólica menor de 90 mmHg durante más de una hora) se debe suspender la administración de PESATRIL®. En los pacientes con infarto agudo del miocardio se debe continuar la administración durante seis semanas. Para los pacientes que presenten síntomas de insuficiencia cardiaca, véase Insuficiencia cardiaca congestiva. PESATRIL® es compatible con la nitroglicerina administrada por vía intravenosa o transdérmica.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

La manifestación más probable de sobredosificación sería hipotensión arterial, cuyo tratamiento usual sería la administración intravenosa de solución salina isotónica; si se cuenta con ella, la angiotensina II puede ser benéfica. Se puede extraer el lisinopril de la sangre por medio de la hemodiálisis.

Presentaciones:

Caja con 10,20 ó 30 tabletas de 5, 10 ó 20 mg en envase de burbuja, para venta al público.

Caja con frasco con 10, 20, 30, 50 ó 60 tabletas de 5, 10 ó 20 mg, para venta al público.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Caja: Consérvese a temperatura ambiente, a no más de 30°C y en lugar seco.

Frasco: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Contiene un desecante no ingerible, consérvese dentro del envase.

Leyendas de proteccion:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use durante el embarazo, en mujeres en periodo de lactancia ni en niños menores de 12 años. Literatura exclusiva para médicos.

Laboratorio y direccion:

PRODUCTOS FARMACEUTICOS COLLINS, S.A. de C.V.
Av. Prolongación López Mateos Núm. 1938
Colonia Agua Blanca, 45070 Zapopan, Jal.
® Marca registrada

:

Reg. Núm. 019M2002, SSA IV
CEAR-201703/RM2002/IPPA
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. HEMOGLOBINA, Es la sustancia química de la sangre contenida en los glóbulos rojos yencargada del transporte del oxígeno desde los pulmones a todos lostejidos del organismo.
  3. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  4. ICTERICIA, Es la pigmentación amarilla del blanco de los ojos o de la piel, provocada por un exceso de bilirrubina en la sangre que acaba depositándose en los tejidos.
  5. LARINGE, Es la porción de las vías aéreas. Se encuentra situada entre la parte posterior de la boca y el extremo superior de la tráquea, y posee una firme armadura de cartílago que la mantiene rígida.
  6. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  7. UTERO, Es la parte del aparato genital femenino en la que anida y se desarrolla el huevo fecundado
  Medicamentos