Paraplatin Solucion Inyectable

Para qué sirve Paraplatin Solucion Inyectable , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

PARAPLATIN

SOLUCION INYECTABLE
Antineoplásico

BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V. (DIVISION BRISTOL)

Denominacion generica:

Carboplatino.

Forma farmaceutica y formulacion:

Cada frasco ámpula con polvo liofilizado contiene:

Carboplatino ………… 150 mg

Indicaciones terapeuticas:

PARAPLATIN* está indicado en el tratamiento del carcinoma avanzado del ovario de origen epitelial.

PARAPLATIN* está indicado en el tratamiento del carcinoma de células pequeñas y no pequeñas del pulmón y en el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello.

PARAPLATIN* también está indicado, en combinación con otros agentes en pacientes con carcinoma de células transicionales de la vejiga, avanzado.

Se han observado respuestas significativas en el tratamiento del carcinoma del cérvix cuando se ha empleado PARAPLATIN*.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

PARAPLATIN* tiene propiedades bioquímicas similares a las del cisplatino, por lo tanto produce en forma predominante uniones cruzadas intrafilamento en el ADN.

Las concentraciones plasmáticas de carboplatino decaen en forma bifásica con una vida media plasmática ? y ? en promedio de 1.6 y 3.0 horas, respectivamente en los pacientes con cifras de depuración de creatinina de 60 ml/minutos o mayores, en quienes se utiliza PARAPLATIN* a dosis de 300 a 500 mg/m2.

La eliminación corporal total, el volumen aparente de distribución y el promedio del tiempo de estancia corporal del carboplatino son de 73 ml/minutos, 16 lt. y 3.5 horas, respectivamente. El valor de Cmáx y el área bajo la concentración plasmática versus la curva de tiempo de 0 al infinito, se incrementa en forma lineal con la dosis. Por lo tanto, en la variedad de dosis, carboplatino exhibe una farmacocinética lineal, dosis-dependiente, en aquellos pacientes con depuración < 60 ml/minutos.

No se encuentran presentes en el plasma cantidades significativas de otras especies libres ultrafiltrables que contengan platino que no sea carboplatino; sin embargo, el platino del carboplatino se une a las proteínas plasmáticas y es lentamente eliminado con una vida media mínima de 5 días.

La ruta principal de eliminación del carboplatino es por excreción renal. Los pacientes con una depuración de creatinina de aproximadamente 60 ml/minutos o mayor, excretan 70% de la dosis de carboplatino por la orina, dentro de las 12 a 16 horas siguientes. Todo el platino en la orina de 24 horas se encuentra presente como carboplatino, y sólo 3 a 5% de la dosis es excretada entre 24 y 96 horas después.

En los pacientes con cifras de depuración de creatinina menores de 60 ml/minutos, el carboplatino renal y la depuración corporal total decrece conforme disminuye la depuración de creatinina. Por lo tanto las dosis de PARAPLATIN*, deben de ser reducidas en pacientes con depuración de creatinina < 60 ml/minutos (ver Dosis y vía de administración). No hay datos suficientes para determinar si existe excreción biliar o intestinal.

Contraindicaciones:

PARAPLATIN* está contraindicado en pacientes con severos problemas renales preexistentes (ver Dosis y vía de administración).

PARAPLATIN* no debe ser empleado en pacientes severamente mielosuprimidos y/o en pacientes con localizaciones tumorales sangrantes.

PARAPLATIN* también está contraindicado en pacientes con historia de reacciones alérgicas a PARAPLATIN*, a otros compuestos que contengan platino, o al manitol.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

PARAPLATIN* puede causar daño fetal si se administra a mujeres embarazadas. Se ha demostrado que PARAPLATIN* es embriotóxico y teratogénico en ratas; no se han llevado a cabo estudios controlados en mujeres embarazadas.

Si el medicamento es utilizado durante el embarazo o si la paciente se embaraza mientras utiliza este medicamento, debe informársele del daño potencial al feto.

Las mujeres con potencial de quedar embarazadas deben ser aconsejadas para evitar el embarazo.

Se desconoce si este medicamento es excretado en la leche materna. Debido a que muchos medicamentos son excretados en la leche materna y por el potencial de graves reacciones adversas, debe tomarse una decisión sobre si descontinuar la lactancia o descontinuar el medicamento, tomando en cuenta la importancia del medicamento para la madre.

Reacciones secundarias y adversas:

La incidencia de reacciones adversas que son reportadas en este documento se basa en información acumulada en 1893 pacientes que recibieron PARAPLATIN* como agente único y con la experiencia mercadotécnica del producto comercializado.

Hematológico: La mielosupresión es la toxicidad dosis-limitante de PARAPLATIN*. En pacientes con valores basales normales, se presenta trombocitopenia con cuentas plaquetarias menores a 50,000/mm3 en 25% de los pacientes, neutropenia con cuentas de granulocitos por debajo de 1,000/mm3 en 18% de los pacientes y leucopenia con recuento de glóbulos blancos por debajo de 2,000/mm3 en 14% de los pacientes. Comúnmente el nadir ocurre el día 21 (en el día 15 en los pacientes con tratamiento de combinación con PARAPLATIN*). Para el día 28, 90% de los pacientes han recuperado el número de plaquetas con un recuento de más de 100,000/mm3, y en 74% de los pacientes hay una recuperación de neutrófilos arriba de los 2,000/mm3 con una recuperación leucocitaria por arriba de 4,000/mm3 en 67% de los pacientes.

La trombocitopenia, la neutropenia y la leucopenia son más severas en aquellos pacientes previamente tratados (en particular en los pacientes previamente tratados con cisplatino) y en aquellos pacientes que tienen problemas de funcionamiento hepático.

En los pacientes que presentan una condición de rendimiento bajo también han experimentado un incremento en la leucopenia y la trombocitopenia. Estos efectos, aunque por lo general son reversibles, han dado como resultado complicaciones infecciosas y hemorrágicas en 4 y 5% en los pacientes tratados con PARAPLATIN*, respectivamente. Estas complicaciones han llevado a la muerte a menos de 1% de los pacientes.

Se ha observado una anemia con valores de hemoglobina menores de 11 g/dl en 71% de los pacientes con valores basales normales previos.

La incidencia de la anemia es incrementada con un aumento en la exposición con PARAPLATIN*. En 26% de los pacientes tratados con PARAPLATIN* se ha utilizado soporte transfusional.

Si PARAPLATIN* se combina con otros compuestos mielosupresores u otras formas de tratamiento, la mielosupresión puede empeorar.

Gastrointestinales: Se presenta vómito en 65% de los pacientes, y naúsea en 15% adicional.

Aproximadamente un tercio de los pacientes con vómito presentan emesis severa.

Los pacientes tratados previamente (en particular aquellos tratados previamente con cisplatino) parecen ser más propensos al vómito.

La náusea y/o el vómito desaparecen usualmente dentro de las primeras 24 horas después del tratamiento y por lo general responden (y se evitan por medio de) a los medicamentos antieméticos.

Parece ser que un tiempo prolongado de administración de PARAPLATIN* (por infusión continua o en dosis diarias administradas en cinco días consecutivos) puede inducir menor vómito que con el plan de dosis única. La emesis es incrementada cuando se utiliza PARAPLATIN* en combinación con otros compuestos emetogénicos. Otros efectos gastrointestinales secundarios consisten en dolor en 17% de los pacientes; diarrea en 6%, y constipación en 6% de los pacientes. La contribución actual de PARAPLATIN* en estas observaciones no está bien definida.

Neurológicos: Han ocurrido neuropatías periféricas en 4% de los pacientes en quienes se les ha administrado PARAPLATIN*, evidenciando principalmente parestesias. Parecen tener un mayor riesgo de desarrollar neuropatía periférica los pacientes mayores de 65 años de edad y aquellos tratados previamente con cisplatino, así como los que reciben tratamientos prolongados con PARAPLATIN*.

En la mitad de los pacientes quienes presentaron neuropatía periférica preexistente inducido por el cisplatino, no hay un empeoramiento de los síntomas durante el tratamiento con PARAPLATIN*.

Solamente 1% de los pacientes ha sido afectado por ototoxicidad clínica y otros trastornos sensoriales (incluyendo trastornos visuales y modificaciones gustativas).

Los síntomas del sistema nervioso central han sido reportados en 5% de los pacientes y con frecuencia parecen estar relacionados al uso de eméticos.

Aunque la incidencia total de los efectos secundarios neurológicos parece incrementarse en pacientes que reciben PARAPLATIN* en tratamiento combinado, esto puede estar relacionado con una más larga y acumulativa exposición.

Renal: A pesar del hecho de que PARAPLATIN* ha sido administrado sin una hidratación de grandes volúmenes de líquidos y/o diuresis forzada, el desarrollo de funcionamiento renal anormal ha sido poco común cuando es administrado a las dosis usuales. La elevación de la creatinina sérica se presenta en 6% de los pacientes, elevación del nitrógeno ureico sanguíneo en 14%, y del ácido úrico en 5% de los pacientes. Estos son generalmente leves y reversibles en aproximadamente la mitad de los pacientes. La depuración de creatinina ha probado ser el parámetro más sensitivo del funcionamiento renal en los pacientes que reciben tratamiento con PARAPLATIN*, y es útil para correlacionar la eliminación del medicamento con la mielosupresión. El 27% de los pacientes que tienen un valor basal de 60 ml/minutos o mayor, presentan una reducción en la depuración de creatinina durante el tratamiento con PARAPLATIN*.

Electrólitos séricos: Ocurren disminuciones de sodio, potasio, calcio y magnesio séricos en 29, 20, 22 y 29% de los pacientes, respectivamente. No fue necesaria la administración suplementaria de electrólitos conjuntamente con PARAPLATIN*, en forma rutinaria.

La quimioterapia en combinación, no incrementó la incidencia de cambios electrolíticos.

Han sido reportados muchos casos de hiponatremia temprana. Aunque no es clara la contribución de PARAPLATIN* en esta situación, sí hay otros factores que puedan explicarla (diuresis, alteraciones respiratorias, malignidad, etc.). La posibilidad de hiponatremia debe ser considerada especialmente en aquellos pacientes que presentan otros factores de riesgo, como sería un tratamiento concurrente con diuréticos.

Por lo general, la hiponatremia puede revertirse con la reposición de sodio o la restricción de líquidos.

Hepática: Se observa una modificación de la función hepática en pacientes con valores basales normales y esto incluye, la elevación de la bilirrubina normal en 5%, TGO sérica en 15% y fosfatasa alcalina en 24% de los pacientes. Casi siempre estas modificaciones son leves y reversibles en aproximadamente la mitad de los enfermos. No queda claro la forma en que progresa el tumor en el hígado de los pacientes. En una serie limitada de enfermos que recibieron dosis muy altas de PARAPLATIN* y transplante autólogo de médula ósea, ocurrió una severa elevación en las constantes de funcionamiento hepático.

Alergia: Ha sido reportada hipersensibilidad a PARAPLATIN* en 2% de los pacientes.

Estas reacciones alérgicas han sido comparables en características y resultados, a las reportadas en los casos de reacción alérgica a otros compuestos que contienen platino (salpullido, urticaria, eritema, prurito, raramente broncospasmo e hipotensión).

Se han observado reacciones de tipo anafiláctico dentro de los primeros minutos después de la administración. Las reacciones de hipersensibilidad han sido tratadas con éxito con la terapia habitual de administrar epinefrina, corticosteroides y antihistamínicos.

Otros: En 5% o menos de los pacientes, se han observado efectos colaterales respiratorios, cardiovasculares, en mucosas, cutáneos, genitourinarios y musculoesqueléticos. Aun cuando han ocurrido decesos en menos de 1% de los pacientes debido a eventos cardiovasculares (insuficiencia cardiaca, embolismo, accidente cerebro vascular) es poco claro si esto estaba relacionado con la quimioterapia más que con las condiciones generales del paciente.

Entre los efectos secundarios misceláneos, los más frecuentes fueron la astenia (8%) y alopecia (3%). Su incidencia se incrementa mucho en pacientes que reciben combinaciones de tratamiento con PARAPLATIN*. En raras ocasiones ha sido reportado el síndrome hemolítico-urémico.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Se debe planear muy cuidadosamente, la combinación de otras formas de tratamiento mielosupresivo y la terapia con PARAPLATIN* con respecto a las dosis y tiempo de aplicación para minimizar los efectos aditivos.

No se recomienda el uso de PARAPLATIN* combinado con compuestos nefrotóxicos.

Aun cuando PARAPLATIN* tiene un potencial nefrotóxico limitado, el tratamiento concomitante con aminoglucósidos ha dado por resultado episodios de aumento de la toxicidad renal y auditiva.

PARAPLATIN* puede inducir náusea y vómito que pueden ser más severos en pacientes tratados previamente (en particular en los pacientes tratados previamente con cisplatino).

Se ha reportado que la medicación previa con antieméticos y la prolongación del tiempo de administración de PARAPLATIN* (por infusión continua o en 5 días consecutivos), son útiles para reducir la incidencia e intensidad de estos efectos secundarios.

Aunque generalmente, la toxicidad neurológica periférica es rara y leve, su incidencia se incrementa en pacientes mayores de 65 años y/o en pacientes tratados previamente con cisplatino.

Se ha notado estabilidad o mejoría de la neurotoxicidad preexistente inducida por el cisplatino aproximadamente en la mitad de los pacientes que reciben PARAPLATIN* como tratamiento secundario.

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

Se observan una modificación de la función hepática en pacientes con valores basales normales y esto incluye, la elevación de la bilirrubina normal en 5%, TGO sérica en 15% y fosfatasa alcalina en 24% de los pacientes. Casi siempre, estas modificaciones son leves y reversibles en aproximadamente la mitad de los enfermos.

Se observa también alteraciones leves y reversibles en la determinación de algunos electrólitos séricos y parámetros de función renal (ver Reacciones secundarias y adversas).

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

El potencial carcinogénico de carboplatino no ha sido estudiado sin embargo, se ha reportado que otros compuestos por un mecanismo de acción y mutagenicidad similares, son carcinogénicos.

Se ha demostrado que el carboplatino es mutagénico in vitro e in vivo.

En las ratas que reciben el medicamento durante la organogénesis, carboplatino fue embriotóxico y teratogénico. PARAPLATIN* puede causar daño fetal cuando es administrado en la mujer embarazada.

Dosis y via de administracion:

No deben utilizarse agujas o equipos para aplicación intravenosa que contengan partes de aluminio que puedan entrar en contacto con PARAPLATIN* durante su preparación y administración. El aluminio reacciona con PARAPLATIN* causando formación de precipitado y/o pérdida de potencia.

Dosificación: Después de su reconstitución, PARAPLATIN* sólo debe utilizarse por vía intravenosa. La dosis recomendada de PARAPLATIN* en pacientes adultos no tratados previamente y con funcionamiento renal normal es de 400 mg/m2 como dosis única intravenosa, administrada en una infusión de 15 a 60 minutos. (Para alternativas ver abajo la fórmula de dosificación). El tratamiento no debe repetirse hasta cuatro semanas después de la administración previa de PARAPLATIN* y/o hasta que el recuento de neutrófilos sea de por lo menos 2,000 células/mm3 y el recuento de plaquetas de por lo menos 100,000 células/mm3.

Se recomienda una reducción de la dosis inicial en 20 a 25%, para aquellos pacientes que presentan factores de riesgo como un tratamiento supresor previo y un bajo nivel en la escala de rendimiento (ECOG-Zubrod 2 a 4 y Karnofsky por debajo de 80).

En los pacientes de 65 años de edad o más, puede ser necesario un ajuste de la dosis, ya sea inicial o subsecuentemente, dependiendo de las condiciones físicas del paciente.

Se recomienda para efectos de ajuste de dosis en los ciclos de tratamiento subsecuente, la determinación del nadir hematológico por medio de una biometría semanal durante las primeras etapas del tratamiento con PARAPLATIN*.

Deterioro en el funcionamiento renal: Los pacientes con depuración de creatinina por debajo de los 60 ml/minutos tienen mayor riesgo de mielosupresión severa. La incidencia de leucopenia, neutropenia o trombocitopenia severas ha sido mantenida en 25% aproximadamente con las siguientes dosis:

PARAPLATIN* 250 mg/m2 por vía intravenosa en día 1 en pacientes con depuración de creatinina basal entre 41 a 59 ml/minutos.

PARAPLATIN* 200 mg/m2 por vía intravenosa en día 1 en pacientes con depuración de creatinina basal entre 16 a 40 ml/minutos.

No existen datos suficientes del uso de PARAPLATIN* en pacientes con cifras de depuración de creatinina de 15 ml/minutos o menores que permitan una recomendación de tratamiento.

Todas las recomendaciones de dosis anteriores son aplicables para el primer ciclo de tratamiento. Las dosis subsecuentes, deben ajustarse de acuerdo a la tolerancia del paciente y al efecto mielosupresivo deseado.

Terapia combinada: La óptima utilización de PARAPLATIN* en combinación con otros agentes mielosupresores, requiere de ajustes de dosis de acuerdo con el régimen y plan de tratamiento que se adopte.

Fórmula para dosificación: Otra forma para determinar la dosis inicial de PARAPLATIN* es el uso de fórmulas matemáticas, las cuales están basadas en las cifras de funcionamiento renal preexistente de un paciente, o funcionamiento renal y nadir plaquetarios deseado.

El uso de fórmulas de dosificación, comparado con el cálculo empírico de la dosis basado en el área de la superficie corporal, permite compensar las variaciones de funcionamiento renal del paciente, anterior al tratamiento, que de otra forma, podría dar por resultado la subdosificación (en pacientes con funcionamiento renal superior al promedio) o sobredosificación (en pacientes con deterioro en el funcionamiento renal).

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

No hay un antídoto conocido para la sobredosis de PARAPLATIN*. Las complicaciones que podrían anticiparse en la sobredosis, estarían relacionadas con la mielosupresión así como con trastornos en el funcionamiento hepático y renal. El uso de PARAPLATIN* a dosis más elevadas que las recomendadas, se ha asociado con pérdida de la visión.

Al utilizar dosis mayores a las recomendadas para pacientes con trastornos renales, se han reportado raramente trastornos en la visión, incluyendo pérdida de la visión después del uso de PARAPLATIN*. La visión parece recobrarse en su totalidad o casi totalmente a las pocas semanas de terminar con estas dosis altas. Dosis muy altas de PARAPLATIN* (por arriba de cinco veces la dosis recomendada como agente único o más), han dado como resultado anormalidades severas en la función renal y hepática.

Presentaciones:

PARAPLATIN* en polvo liofilizado para inyección está disponible en frasco ámpula de 150 mg para venta al público y para el IMSS con el genérico carboplatino.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Inmediatamente antes de usarse, el contenido de cada frasco ámpula con polvo liofilizado debe ser reconstituido con agua estéril inyectable, dextrosa al 5% en agua o solución de cloruro de sodio al 0.9%, para alcanzar una concentración final de 10 mg de PARAPLATIN* por mililitro, de forma siguiente:

Frasco ámpula

Volumen diluyente

150 mg

15 ml

Las soluciones reconstituidas en dextrosa al 5% en agua o cloruro de sodio inyectable al 0.9%, deben posteriormente ser diluidas con los mismos vehículos originalmente utilizados en su reconstitución, para concentraciones tan bajas como 0.5 mg/ml (500 µg/ml), mientras que las soluciones reconstituidas originalmente con agua estéril inyectable pueden ser posteriormente diluidas ya sea con dextrosa al 5% en agua o solución inyectable de cloruro de sodio al 0.9%.

Una vez reconstituida y diluida la solución de carboplatino como se indica, se mantiene estable por 8 horas a la temperatura ambiente (25°C) ó 24 horas en refrigeración (4°C).

Leyendas de proteccion:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Este medicamento deberá ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica.

Laboratorio y direccion:

Acondicionado y distribuido en México por: BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V.
(DIVISION BRISTOL)
Av. Revolución No. 1267
Colonia Tlacopac
01040 México, D.F.
Hecho por: Bristol Caribbean Inc.
Mayaguez, Puerto Rico
* Marca registrada

:

Reg. Núm. 264M89, SSA
FEA-12706/95/IPPA
Definiciones médicas / Glosario
  1. HEMOGLOBINA, Es la sustancia química de la sangre contenida en los glóbulos rojos yencargada del transporte del oxígeno desde los pulmones a todos lostejidos del organismo.
  Medicamentos