Lactab

Para qué sirve Lactab, efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Precauciones y contraindicaciones de Lactab

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

  • Especial antención con menores de 18 años
  • Tenga especial cuidado durante el embarazo.
  • No usar con lactantes.
  • Revise siempre que no sea alérgico a ninguno de los componentes de Lactab, podría poner en peligro su salud
  • Recuerda antes de tomar este medicamento consultar siempre con su médico, la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud.

Prospecto y para qué sirve Lactab

COMPOSICIÓN

:

ANTOX

250
Cada LACTAB contiene: Ciprofloxacina             250 mg

ANTOX

500
Cada LACTAB contiene: Ciprofloxacina             500 mg

ANTOX

750
Cada LACTAB contiene: Ciprofloxacina             750 mg

PROPIEDADES Y EFECTOS

: ANTOX (cipro­floxacina) es un antibiótico del grupo de las quinolonas. Tiene efecto bactericida contra un amplio espectro de microorganismos grampo­sitivos y gramnegativos.

ANTOX

impide la transcripción y lectura de la información genética necesaria para el metabolis­mo bacteriano, lo cual conlleva una rápida reducción de la capacidad de reproducción de las bacterias. Ciprofloxacina tiene efecto bactericida.

ANTOX

se caracteriza también por su mecanismo particular de acción que no evidencia resistencia cruzada con otros antibióticos fuera del grupo de las quinolonas. Por ello, ANTOX es activo frente a bacterias resistentes a los amino­glucósidos, penicilinas, cefalosporinas, tetraciclinas y otros antibióticos.
Microbiología: Son sensibles los siguientes microorganismos (CMI90 < 1 µg/ml).
E. coli, Shigella, Salmonella, Citrobacter, Klebsiella, Enterobacter, Serratia, Hafnia, Edward­siella, Proteus (inclusive cepas indol-positivas y negativas), Providencia, Morganella, Yersinia; Vibrio, Aeromonas, Plesiomonas, Pasteurella, Haemophilus, Campylobacter, Pseudomonas, Legionella, Neisseria, Branhamella, Acinetobac­ter, Brucella; Listeria, Staphylococcus, Coryne­bac­­te­rium, Chlamydia.
Muestran resistencia intermedia (CMI90 = 1-4 µg/ml) los siguientes: Gardnerella, Flavobacterium, Alcaligenes, Streptococcus agalactiae, Enterococcus faecalis, Streptococcus pyogenes, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus del grupo viridans Mycoplasma hominis, Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium fortuitum.
Son habitualmente resistentes (CMI90 > 4 µg/ml): Enterococcus faecium, Ureaplasma urealyticum, Nocardia asteroide.
Los anaerobios son, salvo algunas excepciones, moderadamente sensibles (p. ej., Peptococcus, Peptostreptococcus) a resistentes (p. ej., Bacteroides).
Ciprofloxacina no es activa frente a Treponema pallidum.
Resistencia: Se ha observado desarrollo de resistencia a ciprofloxacina ?así como a otras quinolonas? en Staphylococcus spp., sobre todo en cepas de S. aureus resistentes a la meticilina. También se ha descrito un aumento de las resistencias en Pseudomonas aeruginosa.
Si se estudia detalladamente la bibliografía, se observa que los pacientes en situación de mayor riesgo de desarrollo de resistencia son los que han requerido tratamientos prolongados con antibióticos, como es el caso en la fibrosis quística o la osteomielitis. Es de suponer que la situación sea similar para aquellos pacientes con aumento del riesgo de infección que requieren antibio­terapia intensiva de forma profiláctica o terapéutica (p. ej., pacientes con leucemia a los  que se practica una supresión selectiva de la flora intestinal, o pacientes politraumatizados o quirúrgicos que requieren medidas prolongadas de medicina intensiva).
La proporción de poblaciones resistentes ­presenta grandes fluctuaciones locales. Por ello, se recomienda un control regular de las resistencias.
Se ha señalado la existencia de cepas de Campylobacter resistentes a las fluoroquinolonas en relación con la aplicación del ámbito mundial en la avicultura.
No ha sido posible hasta ahora concretar de forma definitiva los mecanismos del desarrollo de resistencia a ciprofloxacina, pero, al parecer, en algunos microorganismos se producen mutaciones que causan una alteración de la subunidad A de la ADN-topoisomerasa (hidrolizadora de ATP), también denominada ADN-girasa. La resistencia puede surgir también por una alteración de las proteínas externas de la membrana (porinas) y/o por otros factores que reducen la permeabilidad del microorganismo a la sustancia. Los conocimientos actuales indican que la resistencia a ciprofloxacina es exclusivamente cromosómica y por tanto no transmisible.
Entre las fluoroquinolonas (p. ej., ciprofloxacina, enoxacina, norfloxacina, ofloxacina) existe normalmente resistencia cruzada. No existe en principio ninguna resistencia cruzada entre ciprofloxacina y otras sustancias antimicrobianas (aminoglucósidos, antibióticos ß-lactámicos, sulfonamidas ?incl. cotrimoxazol?, macrólidos, tetraciclinas).
La reducción de la permeabilidad antes mencionada es quizás responsable de que se hayan observado muy ocasionalmente cepas de Pseudomonas aeruginosa o del grupo de las Enterobacteriaceae resistentes tanto a ciprofloxacina como a sustancias no relacionadas (p. ej., ß-lactamasas, aminoglucósidos).
La combinación de ANTOX con otras sustancias antibacterianas tiene in vitro efectos aditivos o indiferentes.
Cinética en situaciones clínicas especiales: En pacientes geriátricos deberá determinarse el aclaramiento de creatinina, ya que puede prolongarse la vida media de eliminación.
En pacientes con deterioro renal y aclaramiento de creatinina inferior a 20 ml/min debe reducirse la dosis a la mitad, o bien duplicarse los intervalos entre dosis.
Debido al escaso metabolismo hepático de ANTOX, es poco probable la acumulación en pacientes con deterioro de la función hepática.
Estudios farmacocinéticos en niños/adolescentes con fibrosis quística demuestran que con la posología recomendada (20 x 20 mg/kg por vía oral) los perfiles de concentración plasmática en niños/adolescentes son parecidos a los de los adultos.
Indicaciones y Posibilidades de aplicación: ANTOX está indicado para el tratamiento de infecciones causadas por agentes patógenos sensibles.
Infecciones de las vías respiratorias: ANTOX no es el agente de primera elección en las neumonías neumocócicas frecuentes en el entorno extrahospitalario, pero puede estar indicado para neumonías causadas, p. ej., por Klebsiella, Entero­bacter, Proteus, Pseudomonas, E. coli, Haemophi­lus, Branhamella, Legionella o Staphylococcus.
Infecciones agudas causadas por P. aeruginosa en niños/adolescentes (5-17 años) con mucovisci­dosis. La duración del tratamiento es de 10-14 días.
Infecciones otorrinolaringológicas: Sobre todo si se deben a gérmenes gramnegativos, inclusive Pseudomonas o bien Staphylo­coccus.
Infecciones orales y odontológicas; infecciones renales y/o de las vías urinarias; infecciones de los órganos genitales, inclusive gonorrea y ane­xitis.
En caso de infección asociada por clamidias/mico­plasmas (uretritis no posgonorreica), ANTOX no es el agente de primera elección; véase al respecto las ?Orientaciones posológicas especiales?. Una lúes acompañante no resulta afectada.
Infecciones del tracto gastrointestinal; infecciones de las vías biliares; infecciones de heridas y de los tejidos blandos; infecciones osteoar­ticulares; infecciones en ginecología y obstetricia; sepsis; infecciones del peritoneo (peritonitis); infecciones oftalmológicas; infecciones o bien alto riesgo de infección (como profilaxis) en pacientes inmunocomprometidos (p. ej., por tratamiento con inmunosupresores, o en estado neutropénico); aplicación para descontaminación intestinal selectiva en pacientes bajo tratamiento inmunosu­presor (por vía oral).

POSOLOGÍA Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

: Oral.
Dosis diaria en adultos: Infecciones no complicadas de las vías urinarias superiores e inferiores. 2 x 125 mg.
Infecciones graves del tracto urinario (según intensidad). 2 x 250 mg hasta 2 x 500 mg.
Infecciones del tracto respiratorio (p. ej. bronquitis). 2 x 250 mg hasta 2 x 500 mg.
Otras infecciones (véase, indicaciones). 2 x 500 mg.
Infecciones graves (p. ej. osteomielitis, infecciones respiratorias en la mucoviscidosis). 2 x 750 mg.
En la gonorrea aguda no complicada en la mujer y el varón (uretritis) y en la cistitis no complicada en la mujer, es suficiente con una dosis única diaria de 250 mg.
En caso de infecciones especialmente amena­zadoras, p. ej., en infecciones recidivantes en pacientes con mucoviscidosis, neumonías, infecciones de la cavidad abdominal, o infecciones osteoar­ticulares causadas por Pseudomonas, Staphylococcus o Streptococcus pneumoniae, la dosis diaria debe incrementarse a 2 x 750 mg, si el tratamiento no es por vía parenteral.
En niños/adolescentes (5-17 años) con fibrosis quística, la dosis diaria recomendada en el caso de infecciones agudas es de 2 x 20 mg/kg distribuida en dos o tres administraciones cada 12 u 8 horas respectivamente. La dosis total diaria no debe superar 2 x 750 mg. La duración recomendada del tratamiento en caso de fibrosis quística es de 10-14 días. No se dispone de experiencia respecto a la posología en niños/adolescentes con deterioro de la función renal o ­hepática.
Aunque la eficacia ha quedado documentada en estudios clínicos, ANTOX no se considera agente de primera elección para el tratamiento de neumonías por Streptococcus pneumoniae supuestas o diagnosticadas.
En las infecciones de vías urinarias por clamidias, la dosis deberá incrementarse en caso necesario a 2 x 750 mg y la duración mínima del tratamiento será de 10 días.
Los lactab deben tragarse enteros con algo de líquido. Pueden tomarse independientemente de las comidas. La ausencia de alimentos en el estómago acelera la absorción.
La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y del curso evolutivo clínico y bacteriológico. En principio, el tra­ta­­-miento debe continuarse al menos durante 3 días después de la desaparición de la fiebre y de los síntomas clínicos. Duración promedio del trata­-miento: 1 día en el caso de gonorrea aguda no complicada del varón; hasta 7 días en infecciones renales, del tracto urinario o intraabdominales; durante toda la fase neutropénica en pacientes inmunode­primidos; entre 7-14 días en todas las demás infecciones y un máximo de 2 meses en caso de osteomielitis.
En las infecciones estreptocócicas, la duración del tratamiento debe ser al menos de 10 días para evitar riesgos de complicaciones tardías.
Orientaciones posológicas especiales: 1.         Dosificación en caso de deterioro de la función renal.
1.1 Con aclaramiento de creatinina entre 31 y 60 ml/min/1.73 m2 o una concentración sérica de creatinina entre 1.4 y 1.9 mg/100 ml (124-168 µmo1/1), la dosis diaria máxima en administración oral será de 100 mg.
1.2 Con aclaramiento de creatinina de 30 ml/min/1.73 m2 e inferiores y una concentración sérica de creatinina de 2.0 mg/100 ml (177 µmo1/1) o superior, la dosis diaria máxima en administración oral será de 500 mg.
2.         Dosificación en caso de insuficiencia renal y hemodiálisis.
            La misma dosis que en el punto 1.2; los días de diálisis, se administrará después de la diálisis.
3.         Dosificación en caso de disfunción hepática.
            En caso de disfunción hepática, la eliminación de ciprofloxacina sólo se altera levemente. No se precisan ajustes posológicos.
            Cuando concurren insuficiencia renal e insuficiencia hepática, la dosis debe ajustarse conforme al grado de insuficiencia renal (véase 1.1. y 1.2).
4.         En los pacientes geriátricos, las dosis máximas diarias deben adaptarse al aclaramiento de creatinina (véase punto 1).

CONTRAINDICACIONES

: ANTOX está contraindicado para pacientes con hipersensibilidad a ciprofloxacina o a otros agentes quimio­terapéuticos del grupo de las quinolonas.
Hasta que se disponga de mayores conocimientos ANTOX no debe administrarse a mujeres ges­tantes o lactantes.
Los niños y los jóvenes menores de 18 años no deben ser tratados con ANTOX hasta que haya concluido la fase de crecimiento, dado que los estudios en animales han mostrado que no pueden descartarse lesiones en el cartílago de conjunción en el organismo no adulto.
Respecto a la mucoviscidosis véase ?Precauciones?.

PRECAUCIONES

: La ciprofloxacina, como otros inhibidores de las girasas, puede causar lesiones de las coyunturas de animales juveniles. La evaluación de las incidencias de efectos colaterales en jóvenes de 18 años ?en su mayoría pacientes de fibrosis quística (mucoviscidosis)? no ha indicado ninguna incidencia de lesiones de las coyunturas o cartílagos.
Los conocimientos actuales sobre el tratamiento de infecciones causadas por P. aeruginosa en niños y jóvenes con fibrosis quística sostienen la aplicación de la ciprofloxacina (véase ?posolo­gía?). No se recomienda la aplicación de ciproflo­xacina para otras indicaciones en niños y jóvenes.
En raras ocasiones, la ciprofloxacina puede causar reacciones de fotosensibilidad. Estos pacientes deben evitar una prolongada exposición al sol durante el tratamiento con ciprofloxacina. En caso que no fuera posible se recomienda el uso de una crema antisolar con suficiente factor de protección y de prendas protectoras que cubran brazos, piernas y cara.
En epilépticos y pacientes con otros trastornos del SNC preexistentes (p. ej., predisposición a convulsiones o antecedentes de convulsiones, insuficiencia circulatoria cerebral, alteración de la estructura cerebral, accidente cerebrovascular previo) se usará ANTOX sólo después de evaluar los riesgos y beneficios terapéuticos, ya que existe un mayor riesgo de efectos secundarios que afecten al sistema nervioso central.
Un uso repetido y durante un largo periodo puede provocar sobreinfecciones por bacterias resistentes u hongos.
Hay que prestar atención a la posibilidad de resistencia cruzada entre ciprofloxacina y otras fluoroquinolonas.
Dada la posibilidad de reacciones fototóxicas, debe advertirse a los pacientes que eviten la exposición al sol.
Teniendo en cuenta que ciprofloxacina se excreta sobre todo por la orina y en menor cantidad a través del sistema hepatobiliar, se recomienda precaución con los pacientes con deterioro de la función renal.
Se ha señalado la aparición de cristaluria (infrecuente), por lo que se debe recomendar a los pacientes beber bastante líquido.
A causa de las diferencias individuales en las reacciones del SNC, pueden verse afectadas la capacidad de conducir o manejar maquinaria, particularmente en combinación con la ingesta de alcohol.
Embarazo y lactancia: Los estudios en animales no han proporcionado indicio alguno de efectos teratogénicos (malformaciones); sin embargo, no se descarta la posibilidad de daños en estructuras cartilaginosas en crecimiento.

ANTOX

pasa a la sangre del cordón umbilical y al líquido amniótico. Se ha detectado ciproflo­xacina en la leche materna en concentraciones similares a las del plasma materno.
Por ello, y hasta que no se cuente con otras evidencias, no debe usarse ANTOX en mujeres gestantes o lactantes.

EFECTOS SECUNDARIOS

: Durante el tratamiento con ANTOX las reacciones adversas son en general relativamente infrecuentes. Se han observado los siguientes efectos farmacológicos indeseados: Trastornos gastrointestinales: En un 2-10% de los pacientes se registraron náuseas, diarrea, vómitos, alteraciones de la digestión, dolor abdominal, flatulencia y/o falta de apetito.
En caso de diarrea muy intensa y persistente durante o después del tratamiento, deberá considerarse la posibilidad de una colitis seudo­mem­branosa. En este caso, debe interrumpirse el tratamiento con ANTOX y procederse a un diagnóstico y tratamiento adecuados (p. ej., vancomi­cina oral, 4 x 250 mg diarios). Los preparados antiperistálticos están contraindicados.
Trastornos del sistema nervioso central: Ocasionalmente: Mareo, jaqueca, cansancio, insomnio, agitación, temblor.
Muy raramente: Trastornos sensoriales periféricos, sudoración, marcha insegura, convulsiones, aumento de la presión intracraneal, ansiedad, pesadillas, perturbación de la conducta, depresiones, alucinaciones; en casos aislados, reacciones psicóticas, trastornos gustativos y olfativos, trastornos visuales (p. ej. diplopía, discromatopsia). Estas reacciones se han presentado ocasionalmente ya después de la primera dosis, en cuyo caso hay que interrumpir inmediatamente el tratamiento con ANTOX.
Reacciones de hipersensibilidad: Ocasionalmente: Reacciones cutáneas como p. ej., exantemas.
Muy raramente: Prurito, fiebre medicamentosa, urticaria, hiperpigmentación, reacciones anafilácticas/anafilactoides (p. ej., edema facial y laríngeo, angioedema; disnea hasta el grado de shock anafiláctico), en parte ya tras la primera dosis. En estos casos, debe interrumpirse inmediatamente el tratamiento con ANTOX e instituir el tratamiento adecuado (p. ej., tratamiento del shock).
Hemorragias cutáneas puntiformes (petequias), ampollas hemorrágicas, y pequeñas ­prominencias cutáneas (pápulas), con formación de costra como expresión de una implicación vascular (vascu­litis), eritema nodoso, eritema exudativo multiforme (menor) síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell, nefritis intersticial, hepatitis, necrosis hepática hasta el grado de fracaso hepático.
Efectos en el sistema cardiovascular: Taquicardia.
Muy raramente: Sofocos, migraña, síncopes.
Otros efectos: Dolor articular, hinchazón articular.
Muy raramente: Sensación de debilidad general, dolor muscular, inflamación de las vainas tendinosas, fotosensibilidad, insuficiencia renal transitoria que puede llegar hasta el fracaso renal transitorio, zumbido de oídos, trastornos auditivos sobre todo con los tonos agudos, normalmente pasajeros.
En casos aislados se ha observado durante la administración de ciprofloxacina una tendinitis del aquíleo. Se han descrito casos aislados de rotura parcial o total del tendón de Aquiles, sobre todo en pacientes geriátricos sometidos anteriormente a tratamiento sistémico con glucocor­ticoides. Por ello, si hay signos de una tendinitis del aquíleo (p. ej., hinchazón dolorosa), se interrumpirá la administración de ciprofloxacina.
Efectos hematológicos: Eosinofilia, leucopenia, granulocitopenia, anemia, trombocitopenia.
Muy raramente: Leucocitosis, trombocitosis, anemia hemolítica, alteración de los valores de protrombina.
Reacciones locales: Muy raramente: Flebitis.
Se han observado reacciones locales tras la administración intravenosa de ciprofloxacina. Dichas reacciones son más frecuentes cuando la infusión dura 30 minutos o menos. Pueden presentarse como reacciones cutáneas, que desaparecen rápidamente tras finalizar la infusión. No están contraindicadas otras administraciones posteriores en forma de infusión intravenosa, a no ser que las reacciones reaparezcan o se intensifiquen.
Efectos sobre los valores de laboratorio/sedimento urinario: Particularmente en pacientes con deterioro previo de la función hepática, es posible la elevación transitoria de las transaminasas, de la lactato-deshidrogenasa (LDH) y de la fosfatasa alcalina; aumento transitorio de la urea, creatinina y bilirrubina; en casos aislados: hiperglucemia, cristaluria y hematuria.
Interacciones: La administración coincidente de ciprofloxacina (oral) con hierro, sucralfato o antiácidos y preparados con componentes tampón potentes (p. ej. agentes antirre­trovirales) que contengan magnesio, aluminio o calcio reduce la absorción de ciprofloxacina. Éste debe, por lo tanto, administrarse 1-2 horas antes o bien 4 horas después de estos preparados.
Esta limitación no afecta a los antiácidos del tipo de los antagonistas de los receptores H2 .
La administración coincidente de ANTOX y teofilina puede conllevar un aumento indeseado de la concentración plasmática de teofilina hasta alcanzar niveles tóxicos, lo que puede provocar efectos secundarios causados por teofilina.
Si la administración concomitante de ambos preparados resulta ineludible, se deberán moni­torizar los niveles de teofilina y ajustar la dosis en consecuencia.
Por los resultados de la experimentación animal se sabe que la combinación de dosis muy altas de quinolonas (inhibidoras de girasas) y ciertos antiinflamatorios no esteroideos (como fenbufeno, pero no el ácido acetilsalicílico) puede provocar convulsiones.
Con la administración concomitante de ANTOX y ciclosporina se ha observado en casos aislados un aumento transitorio de la concentración sérica de creatinina. Por esta razón, se requiere un control estricto (dos veces por semana) del valor de la creatinina sérica.
La administración concomitante de ANTOX y warfarina puede reforzar los efectos de esta última.
En casos aislados, la administración concomitante de ANTOX y glibenclamida puede reforzar la acción de este antidiabético oral (hipoglucemia).
Probenecid modifica la secreción renal de la ciprofloxacina. La administración concomitante de probenecid (1,000 mg) y ciprofloxacina (500 mg) incrementó la concentración sérica de ciproflo­xacina en aproximadamente un 50%; la vida de eliminación se mantuvo inalterable, lo que debe tenerse en cuenta en el caso de pacientes que toman al mismo tiempo ambos medicamentos.
La metoclopramida acelera la absorción de ciprofloxacina, con lo que se alcanzan más rápidamente las concentraciones plasmáticas máximas. La biodisponibilidad de ciprofloxacina no resulta afectada.

SOBREDOSIS

: En caso de una sobredosis aguda, se ha observado en algunos casos nefro­toxicidad reversible. Aparte de las medidas de urgencia normales, se recomienda controlar la función renal y administrar antiácidos que contengan magnesio y calcio, los cuales reducen la absorción de ciprofloxacina. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal sólo pueden eliminar una  pequeña proporción (< 10%) de la ciprofloxacina del organismo.
Hay que beber suficiente cantidad de líquido a fin de evitar una cristaluria.

PRESENTACIONES

:

ANTOX

250, envases con 10 lactab.

ANTOX

500, envases con 10 lactab.

ANTOX

750, envases con 10 lactab.
Envases hospitalarios.
MEPHA, S. A.
®Marca registrada

Definiciones médicas / Glosario

  • Edema, Es La Tumefacción De Los Tejidos Debido A Un Aumento Del Líquido Existente En Ellos Y Suele Aparecer Tras Una Lesión.
  • Hematuria, Es La Presencia De Sangre En La Orina.
  • Nefritis, Es La Inflamación Del Riñón.
  • Osteomielitis, Es La Infección
  • Sangre, El Organismo Contiene Alrededor De 7 Litros De Sangre, Compuesta En Un 50% Por Plasma Y En Otro 50% Por Células.
  • Temblor, Todas Las Personas Tienen Un Ligero Temblor Que Puede Apreciarse Mejor En Las Manos Si Se Extienden Los Brazos Y Que Tiende A Aumentar Con La Edad. El Temblor Normal Es Tan Leve Que En Condiciones Normales No Se Nota.