Ibufas-t Forte Suspensión 200 Mg/ 5 Ml

Para qué sirve Ibufas-t Forte Suspensión 200 Mg/ 5 Ml , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada 5 ml de suspensión contiene: Ibuprofeno 200 mg.

Contraindicaciones:

No usar en: Hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico, ibuprofeno u otros analgésicos o antiinflamatorios (por ejemplo diclofenaco, piroxicam, etc.). Úlceras gastrointestinales. Insuficiencia renal severa. Insuficiencia hepática severa. Lupus eritematoso sistémico. Angioedema. Embarazo y lactancia. No usar en niños menores de 6 años.

Acción Terapéutica:

Antiinflamatorio no esteroidal, analgésico, antipirético.

Modo de empleo:

Vía de administración: Oral. Usese este medicamento siguiendo las instrucciones de uso; no use más o con mayor frecuencia de la que su médico le indique. Para disminuir las molestias de estómago, se puede tomar con alimentos o con un antiácido, o según indique su médico. No se tienda o acueste por un plazo inferior a 30 minutos después de administrado. Evite ingerir bebidas alcohólicas mientras esté en tratamiento. Agite bien antes de usar.

Presentaciones:

Envase conteniendo 120 ml.

Posología:

Vía de administración:

Oral.

Niños:

Ver Tabla

Adultos:

5 ml (1 cucharadita de té) cada 6 horas; si la fiebre o el dolor no responde puede tomar 10 ml (2 cucharaditas de té) cada 6 horas, o según indicación del médico.

Efectos colaterales:

Los medicamentos pueden producir algunos efectos no deseados además de los que se pretenden obtener. Algunos de estos efectos pueden requerir atención médica. Discontinúe el uso de este producto y consulte inmediatamente al médico si presenta algunos de los síntomas siguientes: Ardor o molestias abdominales; vómitos de aspecto café o con sangre, calambres abdominales; sangre en deposiciones o en flema; rinorrea (sangre de nariz) sin explicación; erupción de la piel; irritación de la mucosa bucal; irregularidades menstruales o sangramiento vaginal; edema (hinchazón en cualquier parte del cuerpo); cualquier alteración urinaria, como por ejemplo cambios en el color de esta, o si se presenta turbia, dolor al orinar y/o sensación frecuente de orinar, cambios en la cantidad de orina, etc.; desmayos; alteraciones respiratorias o del pulso cardíaco; tos; convulsiones; fiebre; sangramiento exagerado de cortes y heridas; tinnitus (sentir campanillas dentro del oído) u otras alteraciones auditivas; dolor ocular; visión borrosa; alucinaciones; confusión; aumento de la presión arterial; calambres; dolor de cabeza severo; irritación de la lengua; calambres musculares; coloración amarilla de la piel u ojos; debilidad o cansancio inusual. Pueden ocurrir otros efectos no deseados que usualmente no requieren atención médica y que desaparecen con el uso (adaptación del organismo al medicamento). No obstante, si continúan o se intensifican, debe comunicarlo a su médico. Entre estos, pueden presentarse nerviosismo e irritabilidad; sensación de plenitud; constipación (estreñimiento); apetito disminuido; diarrea, náuseas o vómitos leves y de corta duración; dolor de cabeza leve a moderado. También se han reportado vértigos y somnolencia; si a usted le ocurre, se recomienda no conducir u operar maquinarias que requieran de concentración. Si usted nota cualquier otro efecto molesto no mencionado, consulte a su médico.

Contraindicaciones:

No usar en: Hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico, ibuprofeno u otros analgésicos o antiinflamatorios (por ejemplo diclofenaco, piroxicam, etc.). Úlceras gastrointestinales. Insuficiencia renal severa. Insuficiencia hepática severa. Lupus eritematoso sistémico. Angioedema. Embarazo y lactancia. No usar en niños menores de 6 años.

Precauciones:

Los ancianos son usualmente más sensibles al efecto de los antiinflamatorios no esteroidales que los adultos jóvenes, por lo que se recomienda precaución en su administración en estos casos. Administrar con suma precaución en pacientes con enfermedad renal o hepática.

Interacciones medicamentosas:

El efecto de un medicamento puede modificarse por su administración junto con otros (interacciones). Ud. debe comunicar a su médico de todos los medicamentos que está tomando ya sea con o sin receta médica antes de usar este fármaco, especialmente si se trata de los siguientes casos: Diuréticos (por ej., furosemida, hidroclorotiazida, triamtereno, etc), medicamentos para tratamiento de la presión alta, colchicina, corticoides (por ej., betametasona, prednisona, etc.), glucósidos cardiotónicos (por ej., digoxina), litio, metotrexato, paracetamol, ácido acetilsalícilico, otros antiinflamatorios no esteroidales (por ej., ibuprofeno, diclofenaco, piroxicam, etc.), suplementos de potasio, hipoglicemiantes orales (por ej., clorpropamida, glibenclamida, tolbutamida, metformina, etc.), insulina, heparina, anticoagulantes (ppor ej., acenocumarol), antiagregantes plaquetarios (por ej., ticlopidina), trombolíticos, ácido valproico, cefamandol, cefoperazona, cefotetan, ciclosporina, sales de oro, plicamicina, probenecid, antimicóticos (medicamentos contra los hongos).

Presencia de otras enfermedades:

El efecto de un medicamento puede modificarse por la presencia de una enfermedad, dando lugar a efectos no deseados, algunos de ellos severos. Ud. debe comunicar a su médico si padece de alguna enfermedad, principalmente en los casos siguientes: Alcoholismo, problemas de coagulación, enfermedades del sistema digestivo, úlceras digestivas, diabetes mellitus, enfermedades hepáticas o renales, enfermedades respiratorias o nasales de cualquier tipo, lupus eritematoso sistémico, anemia, epilepsia, retención de líquido (hinchazón de pies o pantorrillas), enfermedades cardíacas, presión alta, bajo recuento plaquetario o de glóbulos blancos, polimialgia reumática, porfiria, artritis temporal, úlceras, lesiones o manchas blancas en la boca, inflamación de encías, antes o después de intervenciones quirúrgicas (incluyendo los procedimientos dentales).
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  2. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos