Equoral

Para qué sirve Equoral , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Equoral 25 mg:

cada cápsula blanda contiene: Ciclosporina 25 mg.

Equoral 50 mg:

cada cápsula blanda contiene: Ciclosporina 50 mg.

Equoral 100 mg:

cada cápsula blanda contiene: Ciclosporina 100 mg.

Equoral solución oral:

cada 1 ml de solución oral contiene: Ciclosporina 100 mg.

Indicaciones:

Transplante de órganos: prevención del rechazo de órganos en transplantes de riñón, corazón, pulmón, corazón-pulmón e hígado. Tratamiento de rechazo en pacientes que han recibido otros agentes inmunosupresores, sin lograr resultados apropiados. Trasplante de médula ósea: prevención del rechazo del injerto. Profilaxis y tratamiento de la enfermedad del injerto contra el huésped. Otras enfermedades que pueden requerir tratamiento inmunosupresor: enfermedades inflamatorias oculares como uveítis endógena, no infecciosa, refractaria, activa con riesgo de pérdida de visión. Uveítis de la enfermedad de Bechet. Psoriasis: psoriasis severa en placas, cuando la terapia convencional es ineficaz o inadecuada. Enfermedades renales complicadas como el síndrome nefrótico, glomerulonefritis membranosa, en pacientes dependientes de esteroides o resistentes a los mismos. Artritis reumatoide: artiritis reumatoide activa severa. Dermatitis atópica severa: en casos de requerir terapias oral, por no obedecer a los tratamientos tópicos.

Acción Terapéutica:

Inmunomodulador.

Propiedades:

La ciclosporina es un polipétido cíclico de 11 aminoácidos, que es capaz de inhibir la reacción inmunitaria mediada por células, y la inhibición de la producción y liberación de Interleukina 2 que es un factor necesario para la inducción de los linfocitos-T citotóxicos. A diferencia de los agentes citostáticos, ciclosporina no deprime la médula ósea (hematopoyesis) ni modifica la función fagocitaria. Su biodisponibilidad en cápsulas es de 30% promedio y mayor en la forma de emulsión bebible. En la sangre se reparte en plasma, leucocitos y hematíes. Se metaboliza en el hígado y se elimina por vía biliar y renal.

Presentaciones:

Equoral 25 mg:

envase conteniendo 50 cápsulas blandas.

Equoral 50 mg:

envase conteniendo 50 cápsulas blandas.

Equoral 100 mg:

envase conteniendo 50 cápsulas blandas.

Equoral solución oral:

envase conteniendo 50 ml.

Posología:

Transplante de órganos:

la dosis inicial es de 10 a 15 mg/kg, administrados de 4 a 12 horas antes del transplante; esta misma dosis se mantiene por 1-2 semanas, posteriormente se reduce de forma gradual hasta llegar a una dosis de mantenimiento de 5-10 mg/kg/día en 2 dosis, en casos se puede reducir la dosis de mantenimiento hasta 3 mg/kg/día. Cuando se administre junto con corticosteroides puede utilizarse una dosis inicial de 2 mg/kg/día, por 4 días. Enseguida se reduce a 1 mg/kg/día por 1 semana y a continuación a 0.6 mg/kg/día por 2 semanas. Se continúa la reducción a 0.3 mg/kg/día por 1 mes y de ahí a 0.15 mg/kg/día como dosis de mantenimiento.

Síndrome nefrótico:

2.5 mg/kg 2 veces al día; reducir gradualmente hasta la dosis mínima útil de mantención. Tomar de preferencia con bebidas o alimentos líquidos.

Emulsión:

la solución oral emulsionada deberá ser administrada en 2 dosis diarias. Evitar tomar la dosis con jugo de pomelo o de uva. Tener presente la mejor absorción de esta preparación al establecer las dosis para cada caso. Agitar bien antes de tomar.

Efectos colaterales:

Los efectos adversos más frecuentes se producen a nivel renal (25-75%), dependen de la dosis y son reversibles.

Se presentan frecuentemente:

Toxicidad renal: alteraciones del funcionamiento, retención de agua, edema, hipertensión. Aumento del vello, inflamación de las encías, fatiga, falta de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, alteraciones hepáticas, ictericia. Ocasionalmente: erupciones y manchas rojas en la piel, anemia, aumento del potasio y disminución del magnesio en la sangre, aumento de peso, pancreatitis, aumento de los lípidos sanguíneos, adormecimiento de las extremidades, convulsiones, dismenorrea, amenorrea. Rara vez: calambres musculares, debilidad y dolores musculares. Riesgo de aparición de infecciones producidas por gérmenes oportunistas. Se ha observado el desarrollo de tumores, de los cuales algunos han presentado cierto tipo de malignidad en la piel.

Interacciones medicamentosas:

Reducen la concentración sanguínea de ciclosporina, por posible inducción de su metabolismo hepático: carbamazepina, clorambucilo, fenitoína, fenobarbital, griseofulvina, hipérico (posiblemente), isoniazida, oxcarbazepina y rifampicina. Aumentan la concentración sanguínea de ciclosporina, por posible inhibición de su metabolismo hepático: alopurinol, amiodarona, andrógenos (danazol, etc.), anfotericina B, antagonista del calcio, eritromicina, carvedilol, cimetidina, clonidina, fluconazol, fluoxetina, itraconazol, ketoconazol, miconazol, metilprednisolona, metronidazol, omeprazol, ticlopidina. Ciclosporina aumenta los niveles plasmáticos y la toxicidad de doxorrubicina y laovastatina. Aumento de la nefrotoxicidad: antibióticos aminoglucosídicos, colchicina, melfalán y sufametoxazol-trimetoprim, tacrolimo. Aumento de la neurotoxicidad: la administración conjunta con imipenem/cilastatina puede provocar un efecto sinérgico de sus respectivos efectos neurotóxicos. Los alimentos no alteran significativamente la absorción de la forma emulsificada, por lo que son necesarias restricciones dietéticas para estas preparaciones, exceptuando sí, que no debe administrarse con jugo de pomelo o de uva.
Definiciones médicas / Glosario
  1. ICTERICIA, Es la pigmentación amarilla del blanco de los ojos o de la piel, provocada por un exceso de bilirrubina en la sangre que acaba depositándose en los tejidos.
  2. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos