Citalopram Almus 10 Mg Comprimidos

Para qué sirve Citalopram Almus 10 Mg Comprimidos, efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Citalopram almus 10 mg comprimidos recubiertos con

Citalopram
Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.
– Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. – Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico. – Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles. – Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.
Contenido del prospecto: 1. Qué es

CITALOPRAM ALMUS

10 mg comprimidos y para qué se utiliza 2. Antes de tomar

CITALOPRAM ALMUS

10 mg comprimidos 3. Cómo tomar

CITALOPRAM ALMUS

10 mg comprimidos 4. Posibles efectos adversos 5. Conservación de

CITALOPRAM ALMUS

10 mg comprimidos 6. Información adicional

Que es citalopram almus

10 mg COMPRIMIDOS Y PARA QUE SE UTILIZA
Como actúa CITALOPRAM ALMUS
CITALOPRAM ALMUS es un Inhibidor Selectivo de la Recaptación de Serotonina (ISRS) y pertenece a un grupo de medicamentos llamados antidepresivos. Estos medicamentos ayudan a normalizar los niveles de serotonina en el cerebro. Las alteraciones en el sistema de serotonina del cerebro son factores importantes en el desarrollo de depresión y otros trastornos relacionados.
Para que se utiliza CITALOPRAM ALMUS
CITALOPRAM ALMUS se utiliza para el tratamiento de la depresión (incluyendo la prevención de la reaparición de los síntomas) y trastornos de pánico.
La depresión se caracteriza por un bajo estado de ánimo/estado de ánimo depresivo, falta de energía, melancolía, sentimientos de baja o nula estima, alteraciones del sueño, ausencia e incapacidad de realizar las tareas diarias. La depresión puede ir también acompañada de pensamientos suicidas. Los pacientes deprimidos pueden, además sufrir de síntomas de ansiedad.
El trastorno de pánico se caracteriza porque los pacientes desarrollan ataques inesperados de pánico o ansiedad intensos cuando se enfrentan a situaciones particulares o debido al miedo de experimentar nuevos ataques. El factor preciso que desarrolla los ataques puede variar de paciente a paciente. Los ataques vuelven a aparecer cuando el paciente se enfrenta de nuevo a la misma situación.

ANTES DE TOMAR CITALOPRAM ALMUS

10 mg COMPRIMIDOS No tome CITALOPRAM ALMUS • Si es alérgico (hipersensible) a citalopram o a cualquier otro de los ingredientes de CITALOPRAM
ALMUS. ,
• Si está tomando simultáneamente inhibidores de la monoamino oxidasa (llamados también IMAOs, por ejemplo selegilina o moclobemida) o los ha tomado en algún momento durante las dos últimas semanas.
Su médico le informará sobre como debe comenzar a tomar citalopram, una vez que haya dejado de tomar IMAOs. (ver “Uso de otros medicamentos”). • Si está tomando simultáneamente pimozida (ver “Uso de otros medicamentos”).
Tenga especial cuidado con CITALOPRAM ALMUS • Uso en niños y adolescentes menores de 18 años:
CITALOPRAM ALMUS no debe normalmente utilizarse en niños ni en adolescentes menores de
18 años. También debe saber que los pacientes menores de 18 años tienen un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideas suicidas y hostilidad (principalmente agresión, comportamiento de oposición y enfado) cuando toman esta clase de medicamentos. Pese a ello, su médico puede prescribir CITALOPRAM ALMUS para pacientes menores de 18 años ya que puede decidir que es beneficioso. Si su médico ha prescrito CITALOPRAM ALMUS para un paciente menor de 18 años y quiere más información sobre este tema, vuelva a consultar a su médico.
Deberá informar a su médico si alguno de los síntomas descritos anteriormente se desarrollan o empeoran cuando un paciente menor de 18 años esté tomando CITALOPRAM ALMUS. Asimismo, no se ha demostrado los efectos de seguridad a largo plazo de CITALOPRAM ALMUS en lo referente a crecimiento, madurez y desarrollo de conocimientos y del comportamiento en este grupo de edad. • Si le están tratando por ataques de pánico puede mostrar aumento de los síntomas de ansiedad cuando comience el tratamiento. Esta reacción normalmente disminuye al cabo de 2 semanas de tratamiento continuado. Su médico le adaptará su dosis (ver sección 3 “Cómo tomar
CITALOPRAM ALMUS”). • Si sufre epilepsia, existe un riesgo potencial de crisis con medicamentos antidepresivos. Se deberá cesar el tratamiento con CITALOPRAM ALMUS si aumentase la frecuencia de las crisis. • Si tiene antecedentes de manía/hipomanía, CITALOPRAM ALMUS deberá utilizarse con precaución y deberá interrumpirse cuando entre en una fase maníaca. • Si padece diabetes, el tratamiento con CITALOPRAM ALMUS puede alterar el control glucémico.
Puede ser necesario ajustar la dosis de insulina y/o hipoglucemiantes orales. • Si desarrolla síntomas desagradables o angustiosos de inquietud, agitación psicomotora y necesidad de moverse, a menudo acompañados de incapacidad de permanecer sentado o estar tranquilo, normalmente asociados con angustia subjetiva (acatisia). Estos síntomas es más probable que ocurran en las primeras semanas de tratamiento. En pacientes que desarrollen estos síntomas, puede ser perjudicial aumentar la dosis y puede hacer que empeoren estos sentimientos. • Si tiene un trastorno hemorrágico. CITALOPRAM ALMUS puede producir sangrados (como sangrado de la piel y mucosas), si utiliza medicamentos que afectan a la coagulación de la sangre
(ver “Uso de otros medicamentos”). • Si tiene úlcera de estómago o ha tenido algún sangrado de estómago o intestino en el pasado. • Si recibe terapia electroconvulsiva, ya que se recomienda precaución porque existe poca experiencia. • Si experimenta el llamado síndrome de la serotonina. Una combinación de síntomas, tales como agitación, temblor, contracciones musculares e hipertermia pueden indicar el desarrollo de esta condición. El tratamiento con CITALOPRAM ALMUS deberá interrumpirse inmediatamente. • Si está tomando preparados de hierbas que contienen Hierba de San Juan (Hypericum perforatum).
El uso conjunto puede aumentar la incidencia de reacciones adversas (ver sección “Uso de otros medicamentos ”) ,
• Si tiene problemas de riñón o de hígado graves. CITALOPRAM ALMUS no debe utilizarse en pacientes con una grave disminución de la función del riñón. En pacientes con problemas graves de hígado, se recomienda reducir la dosis de CITALOPRAM ALMUS. • Si tiene episodios psicóticos con depresión. • Si es especialmente sensible a ciertos trastornos (prolongación del llamado intervalo QT en el ECG) o sospecha que tiene el síndrome congénito de QT prolongado o tiene bajos niveles de potasio o magnesio (hipopotasemia/hipomagnesemia). • Si se interrumpe el tratamiento, ya que pueden aparecer reacciones de retirada (ver “Si deja de tomar CITALOPRAM ALMUS”).
Las reacciones de retirada incluyen: mareos, pinchazos y calambres o entumecimiento, dolor de cabeza, náuseas y ansiedad. La mayoría de las reacciones de retirada son leves y autolimitantes en su naturaleza. Si se interrumpe el tratamiento, se recomienda que la dosis se reduzca gradualmente durante periodos de 1-2 semanas. Pensamiento suicida y empeoramiento de su depresión o trastorno de ansiedad
Si usted tiene trastorno de depresión y/o ansiedad, usted puede tener en ocasiones pensamientos de hacerse daño a sí mismo o suicidarse. Estos pensamientos pueden aumentar cuando empieza el tratamiento con antidepresivos, ya que estos medicamentos tardan un tiempo en hacer efecto, normalmente unas dos semanas, e incluso a veces, más.
Usted puede tener pensamientos como estos con más probabilidad:
– Si usted previamente ha tenido pensamientos de suicidio o hacerse daño a sí mismo. – Si usted es un adulto joven. La información de los ensayos clínicos ha demostrado un aumento del riesgo de comportamiento suicida en los adultos menores de 25 años con enfermedades psiquiátricas que estaban siendo tratados con antidepresivos.
Si usted tiene pensamientos de suicidarse o hacerse daño a sí mismo, contacte con su médico o acuda al hospital directamente. Puede serle útil si le cuenta a un familiar o amigo cercano que usted es depresivo o tiene un trastorno de ansiedad y le pide que lea este prospecto. Les puede preguntar si creen que su depresión o ansiedad están empeorando o si están preocupados por cambios en su comportamiento.
Uso de otros medicamentos
Es importante destacar que esta información puede aplicarse también para productos utilizados hace algún tiempo o que se vayan a utilizar en algún momento futuro.
Algunos medicamentos pueden producir problemas si usted los toma junto con CITALOPRAM ALMUS.
Entre estos medicamentos se incluyen: • Antidepresivos del tipo llamado inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs), tales como fenelzina, isocarboxazida y tranilcipromina.
No tome citalopram durante los 14 días posteriores a interrumpir un tratamiento con los denominados IMAO irreversibles.
No tome citalopram durante el tiempo especificado tras interrumpir el tratamiento con un IMAO reversible (como moclobemida), tal y como se le indica en el prospecto de información para el usuario del IMAO reversible.
No tome IMAOs durante 7 días tras interrumpir el tratamiento con citalopram.
No utilice citalopram si está tomando más de 10 mg/día del IMAO selegilina. • No tome citalopram si está tomando pimozida (para enfermedades psiquiátricas). • Medicamentos para depresión, como fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, venlafaxina, bupropión, antidepresivos tricíclicos como nortriptilina, desipramina, clomipramina y preparados a base de plantas medicinales que contengan Hierba de San Juan (Hypericum perforatum). ,
• Medicamentos para migraña, como sumatriptán y otros triptanos. • Medicamentos para el dolor, como tramadol. • Medicamentos para el dolor y la inflamación, llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como. ibuprofeno, ketoprofeno y diclofenaco. • Medicamentos para infecciones, como el antibiótico linezolida. • Medicamentos para prevenir la coagulación de la sangre o anticoagulantes como warfarina, ácido acetil salicílico, dipiridamol, ticlopidina. • Para el latido cardiaco irregular, como propafenona, flecainida. • Para insuficiencia cardiaca como metoprolol. • Para úlcera de estómago como omeprazol, lansoprazol, cimetidina. • Para enfermedades psiquiátricas, como litio, risperidona, clorpromazina, tioridazina, clorprotixeno, haloperidol. • Para malaria, como mefloquina. • Otros medicamentos con efectos serotoninérgicos como oxitriptán o triptófano. • Medicamentos que prolonguen el intervalo QT o medicamentos que induzcan descensos de los niveles de potasio/magnesio (medicamentos que inducen hipopotasemia/hipomagnesemia).
Informe a su médico o farmacéutico si está usando o ha usado recientemente otros medicamentos, incluyendo los adquiridos sin receta. Toma de CITALOPRAM ALMUS con alimentos y bebidas
Se le advierte que no tome alcohol durante el tratamiento con CITALOPRAM ALMUS.
CITALOPRAM ALMUS puede tomarse con o sin alimentos.Embarazo y lactancia
Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.
Embarazo
Solo se tiene una experiencia limitada en relación con el uso de CITALOPRAM ALMUS durante el embarazo. No tome CITALOPRAM ALMUS si está embarazada o piensa quedarse embarazada, salvo que su médico lo considere absolutamente necesario. No debe interrumpir de forma brusca su tratamiento con CITALOPRAM ALMUS.
Si está tomando CITALOPRAM ALMUS en los últimos 3 meses de embarazo, informe a su médico ya que su bebé puede tener algunos síntomas cuando nazca. Estos síntomas normalmente comienzan en las primeras 24 horas posteriores a que nazca el bebé. Incluyen el que el bebé no pueda dormir o alimentarse adecuadamente, problemas con la respiración, piel de color azulado o que esté muy caliente o muy frío, se encuentre mal, llore mucho, tenga los músculos agarrotados o blandos, letargia, temblores, nerviosismo o ataques. Si su bebé tiene alguno de estos síntomas cuando nazca, contacte inmediatamente con su médico quien le aconsejará sobre lo que debe hacer.
Lactancia
Citalopram pasa a la leche materna en pequeñas cantidades. Existe un riesgo de que afecte al niño. Si está tomando CITALOPRAM ALMUS, consulte a su médico antes de darle el pecho.
Conducción y uso de máquinas
Citalopram puede afectar a su capacidad para conducir un coche o manejar máquinas.
No conduzca ni maneje herramientas o máquinas hasta que no sepa como le afecta citalopram. Pregunte a su médico o farmacéutico si tiene alguna duda. ,

COMO TOMAR CITALOPRAM ALMUS

10 mg COMPRIMIDOS Siga exactamente las instrucciones de administración de CITALOPRAM ALMUS indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas.
La dosis normal es:
Adultos
Tratamiento de la depresión
La dosis inicial recomendada es de 20 mg por día. Si es necesario, la dosis puede aumentarse a 40 mg al día, dependiendo de la respuesta. La dosis máxima es de 60 mg al día.Tratamiento de trastornos de pánico
A los pacientes que sean tratados para aliviar los síntomas de ataques de pánico probablemente se les prescribirán solo 10 mg al día durante la primera semana, antes de aumentar la dosis a 20-60 mg al día.
Pacientes ancianos (>65 años de edad):
Tratamiento de la depresión:
La dosis recomendada es de 20 mg al día.
Esta dosis puede aumentarse posteriormente según la respuesta individual hasta un máximo de 40 mg al día.
Tratamiento del trastorno de pánico:
La dosis inicial es de 10 mg una vez al día. Después de una semana la dosis puede aumentarse a 20 mg al día. Dependiendo de la respuesta individual de los pacientes puede aumentarse adicionalmente la dosis hasta un máximo de 40 mg al día. Las dosis superiores a 30 mg deberán administrarse solamente tras una evaluación cuidadosa.
Función hepática disminuida
Los pacientes con función hepática leve o moderadamente reducida deberán recibir una dosis inicial de 10 mg al día. La dosis diaria no debe superar los 30 mg.
Se recomienda tener precauciones especiales con la dosis en pacientes con función del hígado gravemente reducida.
Los pacientes con función reducida del hígado deberán controlarse clínicamente.
Función renal reducida
Su médico puede decidir prescribirle una dosis menor que la que se ha descrito anteriormente.
En pacientes con insuficiencia renal grave, no se recomienda utilizar Citalopram ya que no existe información disponible sobre el uso del medicamento en estos pacientes.
Uso en niños y adolescentes menores de 18 años:
CITALOPRAM ALMUS no debe utilizarse para el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años (ver “Tenga especial cuidado con CITALOPRAM ALMUS”).
Uso oral.
CITALOPRAM ALMUS debe tomarse como dosis única, por la mañana o por la noche. Los comprimidos pueden tomarse con o sin alimentos. ,
Los comprimidos deben ingerirse enteros bebiendo agua u otro líquido. Duración del tratamiento:
CITALOPRAM ALMUS no actúa inmediatamente. Puede necesitar 2-4 semanas antes de que empiece a notar los beneficios de estos comprimidos. Este hecho es normal en este tipo de medicamentos.
Para el tratamiento de los trastornos de pánico se pueden necesitar hasta 3 semanas para que se desarrolle el efecto terapéutico completo. Puede ser necesario que continúe el tratamiento durante varios meses.
Siga tomando los comprimidos mientras su médico así se lo recomiende. No deje de tomarlos incluso si comienza a sentirse mejor, a menos que así se lo indique su médico. No cambie en ningún caso la dosis de su medicamento sin comentarlo antes con su médico.
Síntomas de retirada al interrumpir el tratamiento
Debe evitar interrumpir bruscamente el tratamiento. Cuando se finalice el tratamiento con citalopram se debe reducir la dosis gradualmente durante un periodo de una o dos semanas con el fin de reducir la posibilidad de que existan reacciones de retirada (ver secciones “Si interrumpe el tratamiento con
CITALOPRAM ALMUS” y “Posibles efectos adversos”)
Si tiene la impresión de que el efecto de citalopram es demasiado potente o demasiado débil, consulte a su médico o farmacéutico.
Si toma más CITALOPRAM ALMUS del que debiera
En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono: 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.
Los síntomas en caso de una sobredosis son:
Soñolencia, una condición casi de inconsciencia con inactividad mental aparente y capacidad reducida para responder a la estimulación (coma, estupor), convulsiones, cambios en el ritmo cardiaco (como prolongación del intervalo QT), náuseas, vómitos, sudoración, coloración azulada de la piel debida a una cantidad inadecuada de oxígeno en la sangre (cianosis) e hiperventilación. Pueden aparecer características del síndrome de serotonina (ver “Posibles efectos adversos”), particularmente con el uso conjunto de otras sustancias.
Si olvidó tomar CITALOPRAM ALMUS
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
Si interrumpe el tratamiento con CITALOPRAM ALMUS
No deje de tomar CITALOPRAM ALMUS a menos que así se lo indique su médico.
Dado que pueden aparecer reacciones de retirada cuando se interrumpe el tratamiento, se aconseja reducir la dosis de forma gradual a intervalos de 1-2 semanas.
Las reacciones de retirada incluyen: mareos, pinchazos y calambres o entumecimiento, dolor de cabeza, náuseas y ansiedad. La mayoría de las reacciones de retirada son leves y autolimitadas en su naturaleza.
Si se interrumpe el tratamiento, se aconseja reducir la dosis de forma gradual en periodos de 1-2 semanas.
Si tiene alguna otra pregunta sobre el uso de este producto, consulte a su médico o farmacéutico.

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Al igual que todos los medicamentos, CITALOPRAM ALMUS puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. ,
Si aparece alguno de los efectos siguientes, deje de tomar CITALOPRAM ALMUS y consulte a su médico inmediatamente o vaya al departamento de urgencias del hospital más cercano:
• Se ha descrito Síndrome de la serotonina en pacientes tratados con este tipo de antidepresivos
(ISRSs). Informe a su médico si padece fiebre alta, temblores, calambres musculares y ansiedad, porque estos síntomas pueden indicar el desarrollo de este trastorno. Deberá interrumpirse inmediatamente el tratamiento con CITALOPRAM ALMUS. • Deberá visitar a su médico inmediatamente si experimenta síntomas como hinchazón de la cara, lengua y/o faringe así como dificultad para tragar o urticaria junto con dificultad para respirar
(angioedema). Los efectos descritos son efectos adversos muy graves. Si los tiene, puede estar sufriendo una reacción alérgica a CITALOPRAM ALMUS. Puede necesitar atención médica urgente u hospitalización. Todos estos efectos adversos muy graves son muy raros.
Son posibles también los siguientes efectos adversos y sus frecuencias aproximadas: Muy frecuentes (afectan a más de 1 de cada 10 pacientes tratados):
• Latido cardiaco irregular, palpitaciones • Dolor de cabeza, temblor, mareos • Visión borrosa • Sensación de malestar (náuseas), sequedad de boca, estreñimiento, diarrea • Aumento de la sudoración • Sensación de debilidad (letargia) • Somnolencia, insomnio, agitación, nerviosismo
Frecuentes (afectan a entre 1 y 10 de cada 100 pacientes tratados):
• Frecuencia cardiaca rápida • Reducción de peso, ganancia de peso • Migraña, pinchazos y calambres o entumecimiento • Anormalidades de la visión • Resfriado, picor o secreción nasal, inflamación de los senos • Indigestión/ardor, vómitos, dolor de estómago, gases, aumento de la saliva • Problemas para orinar (trastornos urinarios), producción excesiva de orina • Erupción, picor • Mareos al levantarse rápidamente, baja presión sanguínea, presión sanguínea elevada • Fatiga, bostezos, alteración del gusto • Incapacidad de alcanzar el orgasmo en las mujeres, dolor en la menstruación, impotencia, falta de eyaculación • Alteraciones del sueño, problemas de concentración, sueños anormales, pérdida de memoria, ansiedad, reducción de la libido, aumento de apetito, pérdida de apetito, ausencia de emoción o entusiasmo, confusión
Poco frecuentes (afectan a entre 1 y 10 de cada 1.000 pacientes tratados):
• Ralentización del ritmo cardiaco • Alteraciones del sistema motor (trastornos extrapiramidales), convulsiones, • Pitido de oídos (tinnitus) • Tos • Sensibilidad a la luz • Dolor muscular • Reacciones alérgicas, debilidad, sensación de malestar general ,
• Aumento de enzimas hepáticas • Estado de optimismo, alegría y bienestar (euforia), aumento de conducta sexual
Raras (afectan a entre 1 y 10 de cada 10.000 pacientes tratados):
• Sangrado (por ejemplo vaginal, gastrointestinal, de la piel o mucosas) • Baja cantidad en los niveles sanguíneos de sodio (hiponatremia), principalmente en ancianos y en una condición llamada síndrome SIHAD (síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética) • Síndrome serotoninérgico • Pensamientos o comportamientos suicidas, incapacidad de estar quieto e inquietud
Muy Raras (afectan a menos de 1 de cada 10.000 pacientes tratados), no conocida (frecuencia no puede estimarse a partir de los datos disponibles):
• Anormalidades del ritmo o de la velocidad de latido cardiaco (arritmia) • Picor, hinchazón (angioedema) de piel o de los tejidos que recubren las cavidades internas del cuerpo (membranas mucosas) • Dolor de articulaciones • Reacción alérgica repentina, grave caracterizada por un descenso acusado en la presión sanguínea, picor en la piel, erupción y dificultades para respirar • Secreción anormal de leche por las mamas (galactorrea) • Alucinaciones, hiperactividad persistente y cambios rápidos del estado de ánimo e ideas, pérdida de contacto con la realidad personal, acompañada de sentimiento de irrealidad y de extrañeza, ataques de pánico
Reacciones de hipersensibilidad:
Shock (descenso potente de la tensión sanguínea, palidez, agitación, pulso débil y rápido, piel fría, disminución de la consciencia) producido por una dilatación potente y brusca de los vasos como resultado de una hipersensibilidad grave a ciertas sustancias (reacciones anafilácticas).
Síntomas de retirada al suspender el tratamiento: Dado que pueden aparecer reacciones de retirada cuando se interrumpe el tratamiento, se aconseja reducir la dosis de forma gradual a intervalos de 1-2 semanas. Las reacciones de retirada incluyen: mareos, pinchazos y calambres o entumecimiento, dolor de cabeza, náuseas y ansiedad. La mayoría de las reacciones de retirada son leves y autolimitadas en su naturaleza. Si se interrumpe el tratamiento, se aconseja reducir la dosis de forma gradual en periodos de 1-2 semanas.
Si considera que alguno de los efectos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

CONSERVACIÓN DE CITALOPRAM ALMUS

10 mg COMPRIMIDOS Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.
No utilice CITALOPRAM ALMUS después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.
Este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación. ,
Definiciones médicas / Glosario
  1. FARINGE, Es la región situada en la zona posterior de la nariz, lengua y laringe. La base del cráneo se encuentra sobre ella y la columna vertebral del cuello por detrás.
  2. PALPITACIONES, Este término significa que la persona percibe el latido de su corazón, lo que ocurre a menudo durante la quietud de la noche.
  3. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  4. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos