Baralgina M Comprimidos-gotas

Para qué sirve Baralgina M Comprimidos-gotas , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Gotas:

cada 1 ml contiene: Metamizol Sódico 500 mg. Excipientes: Fosfato de Sodio Dihidrogenado Dihidrato, Fosfato Disódico Dodecahidrato, Sacarina Sódica Dihidrato, Esencia mitad y mitad, Agua c.s.

Comprimidos:

cada comprimido contiene: Metamizol Sódico Monohidrato 500 mg. Excipientes: Polietilenglicol 4000, Estearato de Magnesio c.s.

Contraindicaciones:

Baralgina M no se administrará en caso de alergia a las pirazolonas, (hipersensibilidad a medicamentos que contienen p.ej., metamizol, isopropilaminofenazona, propifenazona, fenazona o fenilbutazona) en determinadas enfermedades metabólicas (porfiria hepática, déficit congénito de glucosa-6-fostato-dehidrogenasa).

Acción Terapéutica:

Beralgina M tiene acción analgésica, antipirética, espasmolítica y antiflogística.

Presentaciones:

Comprimidos:

Envases conteniendo 20 y 200 comprimidos.

Gotas:

Envase conteniendo 10 ml con frasco cuentagotas.

Posología:

Salvo prescripción médica contraria, deben observarse las indicaciones de las siguientes tablas: Ver Tabla Los comprimidos de Baralgina M deben ingerirse sin masticar, siendo adecuado hacerlo con un poco de agua.

Niños:

La dosis en niños se determina según el peso corporal.

Lactantes y niños pequeños:

La dosis en lactantes y niños pequeños se determina según el peso corporal. De no existir una necesidad imperiosa, Baralgina M no deberá prescribirse a los lactantes menores de 3 meses o con un peso inferior a 5 kg. Si la administración es necesaria, no deberá sobrepasarse la dosis única de 1 gota o la dosis diaria de 3 x 1 gota (1 gota contiene 17 mg de Baralgina M).

Efectos colaterales:

Los efectos secundarios más importantes de la Baralgina M radican en las reacciones de hipersensibilidad. Las más importantes son las lesiones de las células hemáticas (agranulocitosis, leucopenia, trombocitopenia) y shock. Ambas reacciones son poco frecuentes, pero amenazan la vida del paciente y pueden presentarse incluso después de una utilización repetida sin complicaciones. La agranulocitosis se manifiesta por fiebre, escalofríos, dolor de garganta, molestias de la deglución, inflamaciones en la región bucal, naso-faríngea, así como genital o anal. Para su curación es decisivo suprimir inmediatamente el tratamiento. Por lo tanto, cuando se presenta un empeoramiento inesperado del estado general, cuando la fiebre no cede o vuelve a presentarse, cuando aparecen trastornos dolorosos de las mucosas, especialmente en la zona bucal, nasal o faríngea, es imprescindible suprimir inmediatamente la toma de Baralgina M y avisar al médico. La trombocitopenia se pone de manifiesto por un aumento de la tendencia a la hemorragia y/o por hemorragias puntiformes en la piel y mucosas. La otra importante reacción de hipersensibilidad es el shock. El shock se pone de manifiesto a través de los siguientes síntomas de alarma: sudor frío, vértigo, obnubilación, náuseas, decoloración de la piel y disnea. Pueden presentarse, además edemas faciales, prurito, sensación opresiva en la región precordial, taquicardia y sensación de frialdad en brazos y piernas (descenso crítico de la presión arterial). Estos síntomas pueden presentarse inmediatamente después de la toma o hasta al cabo de 1 hora. Si se observa uno o varios de estos síntomas debe requerirse asistencia médica inmediata. Hasta que llegue el médico: mantener la cabeza y la parte superior del cuerpo en posición baja, procurando mantener libres las vías respiratorias. En casos aislados, sobre todo cuando existen afecciones renales previas (conocidas mediante la anamnesia), o en caso de sobredosificación, se observaron de forma pasajera trastornos renales con reducción o ausencia de la producción de orina (oliguria, anuria), excreción de albúmina por la orina (proteinuria) e inflamación del tejido renal (nefritis intersticial). Además pueden presentarse también otros efectos no deseados de reacciones de hipersensibilidad como urticaria, en la conjuntiva de los ojos y en las mucosas de la zona rinofaríngea; en casos muy aislados hasta reacciones graves en la piel con formación de ampollas -en partes con amenaza para la vida- acompañadas casi siempre con reacciones en las mucosas (síndrome de Stevens- Johnson o Lyell). Apareciendo este tipo de reacciones en la piel se debe interrumpir la medicación de inmediato y consultar con un médico. En los pacientes predispuestos pueden presentarse ataques de asma.

Contraindicaciones:

Baralgina M no se administrará en caso de alergia a las pirazolonas, (hipersensibilidad a medicamentos que contienen p.ej., metamizol, isopropilaminofenazona, propifenazona, fenazona o fenilbutazona) en determinadas enfermedades metabólicas (porfiria hepática, déficit congénito de glucosa-6-fostato-dehidrogenasa).

Precauciones:

Los pacientes que sufren alteraciones previas del sistema hematopoyético (p. ej., tratamiento con citostáticos), sólo deben utilizar Baralgina M bajo vigilancia médica. Los pacientes que sufren de asma bronquial o infecciones crónicas de las vías respiratorias (especialmente cuando van asociadas a síntomas o manifestaciones del tipo de la fiebre de heno) y los pacientes que presentan reacciones de hipersensibilidad de cualquier tipo frente a antirreumáticos y analgésico, al tomar el medicamento pueden presentar ataques de asma y shock (la así llamada intolerancia a los analgésicos/asma por analgésicos). Antes de utilizar el producto deben consultar al médico. Lo mismo es aplicable a aquellos pacientes que, incluso con pequeñas cantidades de bebidas alcohólicas reaccionan con estornudos, lagrimeo, rubefacción facial intensa y también para aquellos pacientes que presentan Hipersensibilidad (reacciones dérmicas, prurito, urticaria) a otras substancias (p.ej., alimentos, pieles, tintes capilares y conservantes). Baralgina M comprimidos no es adecuada para el tratamiento de niños menores de 15 años. A causa de la posibilidad de un trastorno de la función renal, en lactantes durante los 3 primeros meses de vida o menos de 5 kg de peso corporal Baralgina M sólo debe administrarse cuando la indicación sea imprescindible y bajo control médico; en los lactantes mayores y en los niños pequeños también se recomienda la supervisión médica. Especialmente en los primeros 3 meses y en las últimas 6 semanas del embarazo Baralgina M sólo debe utilizarse por indicación del médico.

Interacciones medicamentosas:

En un tratamiento simultáneo con ciclosporina puede reducirse el nivel de ésta. Por lo tanto, es indispensable efectuar el control correspondiente. Baralgina M y alcohol pueden influenciarse mutuamente en cuanto a sus efectos. Derivados pirazolónicos potencian la acción de anticoagulantes cumarínicos y los efectos de algunos depresores del SN.
  Medicamentos