ANTIARRITMICOS + ANTAGONISTAS 5-HT3

EFECTO PREVISIBLE

La administración conjunta de antiarrítmicos de clase Ia (disopiramida, hidroquinidina, procainamida) o III (amiodarona, sotalol) con fármacos antagonistas de los receptores 5-HT3 podría dar lugar a la aparición de arritmias cardíacas graves, tipo torsade de pointes, potencialmente fatales.

IMPORTANCIA CLÍNICA

Aunque no se han observado casos clínicos de esta interacción, tanto los antiarrítmicos como los antagonistas 5-HT3 son capaces de prolongar el intervalo QT, con el consiguiente riesgo de aparición de una arritmia cardíaca ventricular característica, conocida como torsade de pointes. En el ECG de estos pacientes aparecen unas espigas intermitentes y rápidas, durante las que el corazón no llega a bombear con eficacia. Si bien esta arritmia suele desaparecer por sí sola, en ciertos individuos podrían progresar hacia la fibrilación ventricular y la muerte fulminante. Para algunos autores, es poco probable que aparezcan arritmias tipo torsade de pointes con prolongaciones del intervalo QT inferiores a 500 milisegundos, pero esta cifra no es fija y la aparición de la arritmia depende también de la predisposición del paciente, estando influidas también por trastornos congénitos, cardiopatías y alteraciones metabólicas como la hipopotasemia o la hipomagnesemia. El ondansetrón ha dado lugar en muy raras ocasiones a incrementos ligeros del intervalo QT, mientras que en el tropisetrón, a pesar de que se han registrado, estos no fueron significativos, comparados con placebo. No se han observado prolongaciones del intervalo QT para el granisetrón o el palonosetrón, pero no se pueden descartar. Ante la imprevisibilidad de la aparición de esta interacción, así como ante su importancia y gravedad, se recomienda evitar el empleo simultáneo de dos o más fármacos que sean capaces de prolongar el intervalo QT. Si fuera imprescindible su utilización, se recomienda emplear con extrema precaución, revisando periódicamente la funcionalidad cardíaca y el ECG.

MECANISMO DE INTERACCIÓN

Posible adición de los efectos prolongadores del intervalo QT de ambos fármacos.

EVIDENCIAS CLÍNICAS

1-5. Los laboratorios fabricantes informan de la capacidad de estos fármacos para prolongar el intervalo QT.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ficha técnica, Trangorex (amiodarona, Sanofi-Aventis, 2005). 2. Ficha técnica, Sotapor (sotalol, Bristol-Myers, 1998). 3. Ficha técnica, Yatrox (ondansetrón, Procter & Gamble, 2007). 4. Ficha técnica, Aloxi (palonosetrón, Italfármaco, 2005). 5. Ficha técnica, Navoban (tropisetrón, Novartis Farmacéutica,