Vitamina K: ¿En qué alimentos hallarla?

Vitamina KLa vitamina K es esencial para la coagulación de la sangre pero también se conoce que desempeña un papel esencial en el metabolismo óseo ya que la osteocalcina (una proteína específica del hueso), demanda de la vitamina K para su crecimiento.

Estudios recientes también confirman que la vitamina K, específicamente la vitamina K3, resulta beneficiosa en el tratamiento diversos tumores, mientras que otras investigaciones muestran un aumento de los casos de leucemia en aquellas personas que se han inyectado la vitamina K.

En estado natural la vitamina K se encuentra como filoquinonas, sustancias que están presentes en diferentes alimentos como las verduras de hoja verde oscura. Otros de los alimentos que contienen vitamina K son:

– Espinacas

Brócoli

– Col de Bruselas

– Lechuga

– Aguacate

– Cereales

– Aceites vegetales como el de soya

– El aceite de oliva y el perejil contiene cantidades considerables de vitamina K

En menor cantidad también puede hallarse en alimentos de origen animal como el corazón de pollo (720 mgr), el hígado de bacalao (100 mgr), el queso (50 mgr) y el huevo (45 mgr).

Pero… ¿cuál es la dosis diaria recomendada de vitamina K? Los especialistas en nutrición afirman que un hombre adulto debe ingerir un aproximado de 120 microgramos de vitamina K al día. Aunque para ser más específicos, se debe consumir exactamente 1 microgramo por kilo de peso. Debemos tener en cuenta que sólo dos cucharadas de perejil nos brindarían el 153% más de esta dosis, por lo que realmente suplir la necesidad de vitamina K no es difícil.

La deficiencia de la vitamina K como consecuencia de la deficiencia nutricional es poco usual y normalmente se debe a alteraciones en la absorción intestinal o a la ingesta de fármacos durante tiempo prolongado (como los antibióticos) que impiden su incorporación al organismo. Cuando tenemos deficiencia de vitamina K podemos sufrir el riesgo de hemorragias, arterioesclerosis, calcificación de los cartílagos y problemas en el desarrollo óseo.

  Consejos, Salud y belleza