Virus del Zika: Un nuevo enemigo para la salud

Mosquito zikaEl Zika es una enfermedad provocada por un flavivirus muy parecida al dengue y al chikungunya, que actualmente está ganando terreno en todo el mundo. De hecho, aunque el mayor número de infectados del Zika se encuentra en Brasil, esta enfermedad ya afecta a 24 países de América y se está expandiendo al resto del mundo. Según datos de la OMS, se estima que pueda llegar a contagiar a tres o cuatro millones de personas.

¿Cómo se transmite el Zika?

Básicamente, el Zika se transmite a través de los mosquitos Aedes, como el Aedes Aegypti. Sin embargo, se ha encontrado que la especie de mosquitos arborícoras también puede transmitir el virus. Asimsimo, se han reportado algunos casos de contagio por vía sexual, aunque no suele ser una vía de transmisión habitual.

También se ha descubierto que el virus puede pasar de la placenta hasta el feto y afectar su desarrollo adecuado. De hecho, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades desveló que cuando las madres contraen el virus durante el primer trimestre del embarazo aumenta el riesgo de un aborto y de que los bebés puedan desarrollar microcefalia congénita. El virus también se ha relacionado con un aumento de los casos del síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad neurológica que puede provocar parálisis.

¿Cuáles son los síntomas del contagio con el Zika?

Solo una de cada cuatro personas manifiesta síntomas de la enfermedad, por lo que muchos podrían estar enfermos sin saberlo. El virus tiene un período de incubación entre 3 y 12 días, y durante ese tiempo llega hasta los nódulos linfáticos y se extiende a través del torrente sanguíneo. Los síntomas principales, que pueden durar entre 4 y 7 días, incluyen:

– Dolor de cabeza

– Debilidad

– Fiebre moderada

– Inapetencia

Inflamación de manos y pies

– Dolor muscular y en las articulaciones

– Edema en las piernas

– Vómitos

– Diarreas

– Dolor abdominal

– Conjuntivitis

– Erupción en la piel

Afortunadamente, la mayoría de las personas se recupera del contagio sin mayores complicaciones. De hecho, hasta el momento no se ha reportado ninguna muerte debido al virus y las complicaciones neurológicas y autoinmunes son muy puntuales.

¿Cuál es el tratamiento?

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para el Zika, por lo que el tratamiento de elección está dirigido a aliviar los síntomas. Los médicos recomiendan hacer reposo y recurrir al paracetamol para reducir la fiebre y a los antihistamínicos para controlar el prurito, en caso de erupción.

También se recomienda beber abundante líquido para mantenerse bien hidratado y  es fundamental que, al menos durante la primera semana, la persona enferma se mantenga aislada para reducir el riesgo de contagio.

¿Cómo prevenirlo?

Debido a que la enfermedad se transmite sobre todo a través de la picadura de los mosquitos, las principales medidas de prevención están orientadas a evitar que eso suceda. Se recomienda:

– Colocar mallas antimosquitos en las ventanas y puertas.

– Utilizar mosquiteros, sobre todo por las noches.

– Aplicarse repelente, sobre todo si se va a pasar tiempo al aire libre.

– Usar pantalones y camisas o blusas de mangas largas.

 

Imagen del artículo

Virus del Zika: Un nuevo enemigo para la salud
  Consejos, Enfermedades