Una dieta para los cálculos en la vesícula

Una dieta para los cálculos en la vesículaLa formación de cálculos en la vesícula biliar es una enfermedad que afecta a un número considerable de personas incidiendo de forma negativa en su vida cotidiana. Por lo general es una problemática de origen desconocido; sin embargo, en ocasiones se debe a la obesidad o a la ingestión de altas concentraciones de grasas en la dieta diaria.

Es por ello que la implementación de una dieta para los cálculos en la vesícula que ayude a reducir la inflamación de la vesícula biliar aliviando así el dolor frecuente y las complicaciones depurativas que ocasiona la lesión resulta fundamental.

En este sentido, los especialistas consideran que debe evitarse la ingestión de aquellos alimentos que estimulen la contracción de la vesícula. Así, será prudente reducir el consumo de grasas en las comidas, así como los alimentos derivados de cereales integrales, las verduras, el salvado de trigo y semillas de frutas.

También se recomienda eliminar las altas concentraciones de mono y disacáridos que estimulan la secreción de bilis, esto significa que deben ingerirse con estricta moderación todos aquellos alimentos que poseen azúcar. De igual manera, debe reducirse el consumo de los alimentos ricos en cafeína y teobromina como la hierba mate, el té concentrado, el café y las bebidas colas.

También deberá evitarse ingerir alimentos en temperaturas extremas, es decir, comidas y bebidas muy calientes o muy frías. Así mismo debe comerse varias veces al día en pequeñas cantidades evitando las grandes ingestas de comida. Se recomienda además reducir las bebidas carbonatadas, la ingesta de alcohol y de cítricos o sus derivados.

Por el contrario, resulta recomendable ingerir con moderación yemas de huevo, carnes blancas, pechugas de aves y aceites vegetales que nutran al organismo de las cantidades de grasa necesaria para su metabolismo. Además deberá ingerirse los alimentos a temperatura templada y siempre muy bien cocidos, sobre todo si son alimentos de origen vegetal.

  Consejos, Medicina