Tres hábitos vinculados a la belleza que deberías desechar

morderse uñasLos hábitos son todos esos comportamientos que realizamos de manera automática, sin pensar siquiera. Normalmente están vinculados a determinado estímulo, que actúa como desencadenante de la sucesión de acciones. Por ejemplo, cuando vemos la luz roja en un semáforo, esta señal pone en marcha un hábito para detener el coche. De la misma forma, tenemos hábitos de belleza que hemos ido adquiriendo a lo largo de la vida y que jamás nos hemos cuestionado pero que hacemos a menudo. ¿Cuáles son los más perjudiciales?

1. Pellizcarse la cara

Un día te levantas y al mirarte al espejo ves un grano, intentas ignorarlo porque sabes que no debes apretarlo pero antes de que caiga la tarde, la tentación te ha ganado la pelea y terminas apretando el grano. En muchos casos este hábito puede dejarte una fea cicatriz o incluso puede infectarse y provocar complicaciones más serias. Y lo mismo vale para los puntos negros.

Por tanto, si tienes un grano y quieres drenarlo o quieres eliminar un punto negro, primero asegúrate de tener la cara bien limpia y luego, utiliza alguna sustancia astringente que cierre los poros y minimice las posibilidades de infección.

2. Morderse las uñas

Este hábito puede llegar a convertirse en una patología, en cuyo caso se denomina onicofagia. Estas personas sufren una compulsión tan fuerte que incluso llegan a hacerse daño en la piel que se encuentra debajo de las uñas ya que necesitan morderlas para calmar su ansiedad.

Obviamente, este problema no solo causa daños al lecho ungueal sino que también puede provocar insensibilidad en los dedos y dañar el esmalte de los dientes. Si, además, sueles comerte las uñas, estarás más expuesta a todo tipo de problemas estomacales.

3. Dormir con el maquillaje

Se trata de uno de los peores hábitos que podemos poner en práctica porque es la puerta de entrada al envejecimiento prematuro de la piel y la antesala de arrugas, puntos negros y granos. En esas noches en que estás realmente cansada y no tienes fuerzas para seguir una rutina desmaquilladora, utiliza las toallitas desmaquillantes. En poco tiempo podrás remover gran parte de las impurezas y a ti te costará tan solo unos minutos.

Imagen del artículo

Tres hábitos vinculados a la belleza que deberías desechar
  Consejos, Salud y belleza