Tratamiento de la insuficiencia cardiaca: Un chip para controlarla

Tratamiento de la insuficiencia cardiaca: Un chip para controlarlaLa insuficiencia cardiaca es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Cuando alguien presenta este problema, su corazón comienza a bombear la sangre con dificultad y aumenta la presión que debe ser soportada por los ventrículos. Con el paso del tiempo, la persona también debe enfrentarse al problema de la acumulación de líquidos y sangre en otros órganos, por ello el tratamiento de la insuficiencia cardiaca debe realizarse de por vida.

Ahora, con el desarrollo de la tecnología, se ha creado un chip que mide el aumento de la presión intracardiaca mucho antes de que la persona sienta cualquier síntoma. El descubrimiento fue hecho público en la revista The Lancet y se trata de un pequeño dispositivo de menos de 2 centímetros, que provee considerables ventajas a los pacientes con insuficiencia cardiaca.

La investigación, donde se comprobó la eficacia del chip, fue liderada por científicos de la Universidad de Ohio pero contó con el apoyo de 64 centros de salud de los EUA. Además, en la misma participaron un total de 550 personas con insuficiencia cardiaca moderadamente grave a las cuales se les dio un seguimiento durante el periodo de 15 meses. Pasado ese tiempo los investigadores apreciaron una reducción de hasta un 39% la tasa de ingresos hospitalarios.

La implantación del chip se realiza a través de un catéter y presenta una tasa de complicaciones muy baja. Lo más interesante es que permite leer la presión intracardiaca mediante el uso de un lector que se coloca por unos minutos sobre el pecho y envía directamente los datos al cardiólogo. Si se tiene en cuenta que hasta el momento los cardiólogos deben tomar estas medidas usando métodos mucho más invasivos y molestos como la radiografía de tórax o el cateterismo, entonces se podrá comprender la importancia del chip, que no sólo ahorra pruebas molestas sino que además es un factor esencial para la prevención de posibles complicaciones. De hecho, ha sido pensado para aquellas personas que deben ingresar varias veces en el hospital debido a las complicaciones propias de su enfermedad.

El sistema en cuestión se denomina CardioMEMS y es fabricado en Atlanta y aunque aún falta un poco para que sea comercializado en todo el mundo, los resultados investigativos muestran un índice de aceptación muy alto, tanto por los médicos como por los pacientes.

  Consejos, Enfermedades, Medicamentos, Noticias