Trastornos alimentarios: la anorexia

El anhelo de lucir bien es común a la gran mayoría de las personas que realizan dieta y practican ejercicio con el fin de adelgazar. Si bien querer tener una figura estética no tiene nada de malo, muchas veces esto puede convertirse en una obsesión que derive en trastornos en la forma de alimentarse. Uno de los más comunes es la anorexia.

Se trata de un desorden alimenticio provocado por un deseo extremo de adelgazar muy por debajo de lo que es recomendable para una persona. Esto se debe a que esta persona se ve muy gorda a pesar de que esté flaca. Ha perdido por completo su imagen corporal y se atemoriza de que los demás la vean sin una figura más delgada.

Esto acarrea tanto consecuencias físicas como psicológicas. Una persona con anorexia puede alcanzar con facilidad altos grados de desnutrición y de deshidratación. Otros posibles síntomas son problemas en el aparato digestivo, en los riñones, calambres musculares cada vez más frecuentes neumonía y desequilibrios hormonales (en las mujeres puede verse interrumpida la menstruación).

Pero además, la conducta de una persona con anorexia se ve notablemente alterada. Es normal que estas personas se aislen, pasen por depresión, se muestren irritables y presenten muchos problemas de insomnio. Todo esto siempre acompañado de una autoestima baja que la lleva a no querer comer e incluso a querer eliminar comida, por ejemplo mediante el vómito y los laxantes.

Las publicidades que se ven en la televisión pueden vender una imagen distorsionada de lo que debería ser un cuerpo ideal. Es importante no dejarse llevar por como se vean los demás, sino  que se debe saber que la primera condición ante todo es mantener un peso saludable.

Imagen del artículo

Trastornos alimentarios: la anorexia
  Consejos, Perder peso, Salud y belleza