Tras el entrenamiento, tómate 15 minutos de relajación

En medio de  tantos compromisos y obligaciones, es común ver que la gente termina la última serie del último ejercicio de su rutina, esboza una especia de estiramiento en 15 o 20 segundos y sale disparada del gimnasio o parque donde se está ejercitando.

Sin dudas, la falta de tiempo es uno de los mayores problemas que tienen las personas que quieren practicar actividad física. Sin embargo, es muy positivo tomarse algunos minutos más luego de entrenar para que el cuerpo y la mente no continúen acelerados y puedas recuperarte mejor.

He aquí nuestra propuesta: busca un lugar tranquilo y sin distracciones. Siéntate en una silla cómoda y confortable o acuéstate en una colchoneta y apaga tu teléfono. Entonces, comienza a pensar en cada parte de tu cuerpo, desde abajo hacia arriba. Ténsala durante algunos segundos y luego relájala. Empieza con los pies, pasa por las pantorrillas, los muslos, los glúteos, abdominales, espinales, dorsales, pectorales, brazos… Por supuesto, prioriza aquellas zonas que hayas ejercitado con mayor intensidad.

Luego realiza algunos movimientos circulares con la cabeza acercando el mentón al cuerpo. Gira en ambos sentidos y luego tensa y relaja la boca y la frente.

Sólo debes pensar en sentir la relajación de cada músculo y en recordar cosas que te den tranquilidad y paz. Debes salir de esos minutos sin apuros y con el ritmo más lento.

Sin dudas, esto te ayudará a una mejor recuperación física y mental. Y a su vez más ganas de volver a ejercitarte al próximo día.

Imagen del artículo

Tras el entrenamiento, tómate 15 minutos de relajación
  Consejos, Ejercicio físico