Tendinitis: ¿Cómo curarla?… Parte 2

Ponga una tablilla: Algunos expertos recomiendan una tablilla en vez de vendajes porque es más rígida y va a mantener el área afectada en una cierta posición.

Considere el entrenamiento cruzado: Ya que la tendinitis a menudo resulta de actividades constantes y repetitivas, usted podría alternar su ejercicio favorito con otros ejercicios. De esa forma, no va a utilizar demasiado solo un grupo de músculos y como consecuencia estar propenso a la tendinitis. Por ejemplo, nadar no impacta tanto las piernas como correr. El entrenamiento cruzado crea también un equilibrio de todos los grupos de músculos lo que le da una mejor condición física en todo el cuerpo.

Fortifique su cuerpo: Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios, como correr o nadar, condicione los músculos de los que va a depender la actividad. Los ejercicios con peso son lo mejor para darle firmeza a grupos específicos de músculos. Por ejemplo, haga ejercicios de enrollar los brazos o las piernas, con pesos libres o en un aparato de ejercicio con pesas.

Precaliéntese antes de calentarse: Para las personas que son activas físicamente, los ejercicios de estiramiento son sinónimos de precalentamiento. Pero esto debe ser algo más que solamente unos cuantos ejercicios de tracción y contracción. Antes de que haga cualquier ejercicio de estiramiento, usted debería hacer por algún momento ejercicios aeróbicos moderados para precalentar el cuerpo, ya que estirar músculos fríos puede llevar a una tendinitis. Entre los ejercicios de precalentamiento para antes del calentamiento se encuentran: Correr sin moverse, saltar con cuerda, andar en la bicicleta estacionaria y caminar.

No se estire hasta el punto de dolor: Algunas personas no se dan cuenta de que no se deben estirar hasta sentir dolor, sino hasta sentir un tirón ligero. Esto se debe hacer en forma suave y lenta, sin movimientos abruptos o fuertes.

Vaya despacio: Si usted está empezando una actividad de ejercicios nueva o si volvió a hacer una actividad vieja después de un ataque de tendinitis, comience con una rutina abreviada que no sea demasiado agotadora. Corra unas cuantas millas, no diez. Ande en bicicleta en terreno plano, no en una pista con lomas. Antes de que empiece, haga algunos ejercicios de alcance de movimiento.

?

  Consejos, Salud y belleza