Tendinitis: ¿Cómo curarla?… Parte 1

Algunas veces es difícil decir que duele más: la punzada constante de la propia tendinitis o el hecho de que usted no pueda hacer todas las actividades que hacía antes de que el dolor se lo impidiera. Los tendones son fibras nervudas de tejido conectivo que adhieren los músculos con los huesos. La tendinitis o inflamación de esos tejidos, es el precio que usted paga por hacer demasiado de lo que pensó que era bueno o por trabajar a un paso muy rápido (en un teclado o en la pista) sin el entrenamiento o precalentamiento adecuados.

Mientras usted jura que tomará las medidas adecuadas la próxima vez, aquí hay algunos consejos para ayudarle a sobrellevar el dolor de hoy o para ponerlo de nuevo en acción.

Ponga hielo en el área: Cuando un tendón se inflama, el frio puede reducir la inflamación. Llene una bolsa con hielo o pruebe una compresa reusable de hielo, una bolsa de chicharos congelados o una bolsa sellada de palomitas de maíz sin reventar congeladas. Póngase una toalla entre usted y el hielo para ayudar a evitar urticaria o una quemada de hielo. Aplique el hielo de diez a cinco minutos, tres o cuatro veces al día hasta que se mejoren los síntomas

Use vasos de papel: Para aplicar hielo por mucho tiempo use vasos de papel. Llénelos con agua fría y póngalos a congelar. Cuando los necesite, rompa el borde y la parte superior del vaso para llegar al hielo. Ponga una toalla húmeda sobre el área afectada y frote el hielo sobre la toalla.

Obtenga ayuda de la aspirina: La aspirina y el ibuprofeno son dos medicamentos de venta sin receta que pueden ayudar a aliviar el dolor pero no reduce la inflamación. También tenga presente que estos medicamentos no van a acelerar el proceso de curación.

Eleve el área: Esto va a ayudar a controlar la hinchazón.

Póngale un vendaje a la tendinitis: Un vendaje de tela enrollado en la rodilla o el tobillo puede ayudar a sostener la articulación y mantener la hinchazón en el mínimo. Sin embargo el vendaje no dará ningún beneficio sino se enrolla en forma adecuada y segura (pero nunca demasiado ceñida). Lea las instrucciones del paquete y consulte a un profesional de la salud.

  Consejos, Salud y belleza