Técnicas para sobrellevar las várices… Parte 4

  • Póngase pantalones de spandex: Al igual que las pantimedias que se compran en los almacenes, esta clase de pantalones elásticos aplican presión en las piernas.
  • Considere el efecto del estrógeno: Generalmente se cree que la hormona tiene un efecto dañino sobre el colágeno y el tejido conectivo de las venas. Y aunque las píldoras anticonceptivas no tienen una correlación directa con las várices, pueden tener un efecto indirecto. Las píldoras anticonceptivas pueden llevar al desarrollo de embolismos o coágulos en la sangre los que pueden interferir con el flujo sanguíneo.
  • Eleve las piernas: Elevar las piernas es beneficioso, pero elevarlas sobre el corazón es aun mejor. Al hacer eso, usted está trabajando con la fuerza de la gravedad para ayudar a que la sangre salga de los tobillos y viaje de regreso al corazón. Esta es la manera más antigua y más exitosa para aliviar el malestar y facilitar el drenaje y para reducir la hinchazón. Acuéstese en el sofá y ponga los pies en el respaldar. Si puede, eleve las piernas por diez minutos de cada hora.
  • Haga flexiones con los pies: Hacer flexiones puede ayudar porque esto hace que los músculos se contraigan lo que a su vez ayuda a forzar hacia afuera la sangre de las venas. Cuando eleva las piernas, trate estos tres ejercicios para mantener el bombeo de la sangre desde los pies en su viaje de regreso al corazón.

Bombee los tobillos: Flexione sus pies hacia arriba y hacia abajo como lo hace cuando presiona un pedal de piano o el pedal del automóvil.

Círculos con los tobillos: Haga rotar los pies en la dirección de las manecillas de reloj y en contra de la dirección de las manecillas del reloj.

Deslizamientos con el talón: Con las rodillas dobladas, deslice los talones hacia adelante y hacia atrás.

  Consejos, Salud y belleza