Remedios naturales para tratar las ampollas

ampollasTodos hemos sufrido en alguna ocasión las molestas ampollas. Tratarlas no siempre es fácil y pueden convertirse en un serio problema de salud, degenerando en tumores de la piel si no las cuidamos adecuadamente. Las ampollas no son sino vesículas que acumulan líquidos entre la epidermis y la dermis debido al rozamiento, quemaduras, infecciones o el contacto con sustancias urticantes.

Existen dos recomendaciones esenciales para tratar las ampollas:

 1. Mantenerlas limpias y secas.

2. No intentar abrirlas porque una vez que están abiertas el tejido que está debajo puede infectarse con facilidad.

Para tratar las ampollas el aloe vera es un remedio muy eficaz. ¿Cómo? Simplemente dejando caer las gotas del mismo sobre la ampolla y cuidando que el aloe vera sea fresco, si se obtiene de una planta directamente, ya que en muchas ocasiones la refrigeración elimina una buena parte de sus propiedades cicatrizantes.

No obstante, si la ampolla se encuentra infectada se puede utilizar el agracejo. El agracejo es una planta curativa que se ha usado por cientos de años para prevenir las plagas y que en la actualidad se usa por sus propiedades antibióticas, antibacterianas y antifúngicas. Vale aclarar que el agracejo es una hierba muy potente por lo que debe utilizarse en pequeñas dosis.

Otro remedio es la manzanilla, conocida por sus propiedades refrescantes y antiinflamatorias. En este caso se realiza una infusión con la planta y se aplica en la zona afectada con un algodón húmedo.

La última de las recomendaciones para tratar las ampollas es mantenerlas cerradas, sobre todo si se han abierto, para evitar que las bacterias del medio puedan penetrar en la zona dañada. Y también, evitar los roces o no usar por un buen tiempo los zapatos culpables de la lesión ya que el proceso de daño, sanación y daño ulterior es una de las causas del desarrollo de los procesos cancerígenos en la piel.

  Consejos, Salud y belleza