Remedios naturales para combatir la alergia de primavera

Remedios naturales para combatir la alergia de primaveraCon la llegada de la primavera muchas personas también sufren lo que conocemos como “alergia de primavera”. Se calcula que solamente en Estados Unidos hay más de 35 millones de personas que padecen este problema, causado principalmente por el polen que emiten las plantas durante esta estación del año.

Los síntomas de la alergia de primavera suelen variar de persona a persona pero los más comunes son la rinitis y la fiebre. Obviamente, existen diferentes medicamentos que ayudan a combatir este problema y que se pueden comprar en la farmacia sin presentar una prescripción médica pero a veces estos fármacos reportan efectos secundarios bastante molestos, como la pérdida del apetito, el dolor de cabeza y la somnolencia. Por eso, lo más inteligente sería apostar por los remedios naturales.

De hecho, la misma naturaleza nos ofrece un abanico de alimentos y plantas que nos permiten combatir la alergia de primavera y que están exentos de efectos adversos. Uno de estos es el ajo, una especie que se encuentra en todas las cocinas. Algunos estudios han demostrado que la quercetina contenida en el ajo y en la cebolla posee el mismo efecto antihistamínico que ofrecen algunas medicinas.

Otra especia a tener en consideración para combatir la alergia de primavera es la pimienta de cayena puesto que también contiene quercetina. Además, tiene propiedades anti inflamatorias que ayudan a aliviar la irritación nasal y de las vías respiratorias.

Entre las hierbas que nos dan una mano para combatir la alergia de primavera encontramos el tomillo, la manzanilla y la baya de saúco. El tomillo ejerce una acción anti microbiana y expectorante mientras que la manzanilla es relajante y la baya de saúco, gracias a su contenido de antioxidantes y fitonutrientes, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Finalmente, si estos remedios no te convencen, te damos otro aún más sabroso: la sopa de caldo de pollo. Hace algunos años los científicos consideraban que se trataba simplemente de un placebo pero ahora se ha descubierto que realmente ayuda a combatir los síntomas de la alergia de primavera y el resfriado común.