¿Quieres adelgazar? Es mejor el ejercicio físico que la dieta

¿Quieres adelgazar? Es mejor el ejercicio físico que la dietaEn los últimos años perder peso casi se ha convertido en una obsesión por lo que no es extraño que muchas personas echen mano a las dietas más disparatadas. Sin embargo, cada vez son más las evidencias que apunta que si se quiere adelgazar, lo mejor es la actividad física.

Hoy se conoce que el ejercicio físico previene numerosas enfermedades y alarga la esperanza de vida. Con la práctica regular de deporte se previene la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer. Esto se debe a que el ejercicio aumenta la vascularización del tejido miocárdico y potencia la red de capilares del tejido miocárdico. Además, mejora la elasticidad y la vasodilatación de las paredes arteriales.

Los beneficios del deporte no se restringen al cuerpo sino que también ayuda a prevenir problemas de índole psicológica como la depresión, la ansiedad y el estrés, que a menudo son los principales responsables del apetito desmesurado.

En lo que respecta a la pérdida de peso, se debe tener presente que la dieta alimenticia sin el ejercicio físico tiene ciertas limitaciones. De hecho, lo ideal es combinar ambas soluciones o apostar por el deporte. No obstante, vale aclarar que eso no significa que podemos comer en demasía y después quemar calorías, como suelen hacer muchos.

Además, hacer ejercicio no significa tener que ir al gimnasio o tener equipos en casa. Existen muchas maneras para entrenar: se puede correr, hacer ejercicios aeróbicos, jugar al tenis, montar bicicleta, nadar o incluso bailar. Lo importante es que los músculos se muevan y que se quemen calorías.

Eso sí, se debe echar por tierra una creencia errónea: caminar hace bien pero no es un ejercicio en el sentido más estricto del término. Para perder peso y mantenernos tonificados también es importante incluir ejercicios de fuerza, al menos unos 20 minutos al día durante cuatro o cinco días a la semana. De esta forma nuestro organismo realmente podrá quemar las reservas de calorías de los depósitos de grasa y convertirlas en energía.

  Consejos