Proteger la piel durante la temporada invernal

Proteger la piel durante la temporada invernalCon la temporada invernal es imprescindible proteger la piel de forma particular ya que las bajas temperaturas disminuyen el flujo sanguíneo a la epidermis y esta se deshidrata y estropea con más facilidad.

Afortunadamente, existen pequeños cambios que pueden ayudarte a proteger la piel:

–      Utilizar una crema humectante facial y corporal mucho más espesa. Agregar algunas gotas o crema con vitamina C ya que así se evitan las arrugas.

–      Cambiar el jabón normal por un jabón humectante.

–      Limitar el consumo de alcohol y de bebidas demasiado calientes.

–      Utilizar lápices labiales humectantes que protejan los labios y eviten las incómodas grietas.

–      No olvidar el bronceador solar ya que la nieve también puede provocar quemaduras. De hecho, se conoce que la nieve refleja aproximadamente el 85% de la radiación solar.

–      Beber bastante agua para mantenerse hidratado desde dentro. Se necesitan al menos dos litros de agua al día.

–      No usar el agua demasiado fría ni muy caliente para hacer la ducha ya que esto puede propiciar la rotura de los vasos sanguíneos.

–      No utilizar la calefacción demasiado alta ya que esta extrae la humedad del ambiente. Unos 20 grados sería la temperatura perfecta.

–      Incorpora frutas frescas ya que estas proporcionan las vitaminas que necesitas para mantener la piel tersa y nutrida.

–      Preocuparse por la limpieza de la piel, aún si no se suda, ya que los abrigos impiden que la piel respire adecuadamente y pueden aparecer granos. Por ende, al menos una vez al día debe realizarse la ducha.

–      Mantener un cuidado especial en manos y pies ya que son las zonas más expuestas al frío. En este caso se recomienda usar una crema rica en vitamina A, sobre todo para aplicar en los talones de los pies y evitar las molestas escamas.

Imagen del artículo

Proteger la piel durante la temporada invernal
  Consejos