Profesiones estresantes que podrían causar infartos

Profesiones estresantes que podrían causar infartosPrácticamente cada profesión tiene su propia dosis de estrés. Sin embargo, si tuviésemos que colocarlas en una escala, existen profesiones estresantes que podrían provocarnos severos daños a nuestra salud. De hecho, son múltiples los estudios realizados alrededor de todo el mundo que han demostrado que aquellas profesiones que demandan la toma de decisiones de gran responsabilidad están particularmente vinculadas con los infartos.

El estrés es un factor de índole psicológica que aumenta los niveles de tensión arterial y de azúcar en sangre. A esto se le suma que las personas estresadas normalmente llevan un estilo de vida poco saludable (casi siempre se forma el hábito de fumar, no se practica ejercicio físico, no se controla el peso corporal y se recurre a una dieta compuesta por alimentos hiper calóricos pero poco nutritivos). Esta mezcla de factores hacen que el estrés sea una verdadera bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento, causando lo mismo un infarto cardiovascular que cerebrovascular.

Ahora un estudio realizado por investigadores de la Universidad McMaster en Canadá involucró a más de 25.000 personas provenientes de 52 países con el objetivo de analizar la relación entre el estrés crónico y el infarto cardiaco. Así, se pudo apreciar que los políticos suelen ser las personas que más riesgo poseen de desarrollar una enfermedad cardiaca, sobre todo cuando están en época de elecciones. Específicamente, se habla del doble de riesgo de las personas “normales”.

Por supuesto, también existen otras profesiones de riesgo como los directores de recursos humanos de las empresas, los directivos que tienen altos cargos, los ejecutivos, los cirujanos, los bomberos y los médicos de urgencias.

Por supuesto, esto no significa que el estrés por sí solo desencadene el infarto ya que debe existir una predisposición de base. Si la persona tiene una profesión estresante pero realiza actividad física, mantiene una dieta equilibrada y es capaz de relajarse cuando sale del trabajo; las probabilidades de sufrir un infarto son mínimas.

  Consejos, Estudios